20 de Septiembre, 11:14 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

BOLSA FRÁNCFORT (Comentario)

La suavización de la postura arancelaria de EEUU lleva a Fráncfort al alza

Agencia EFE

Las esperanzas de que no se concrete finalmente la decisión de EEUU de imponer aranceles a las importaciones de acero y aluminio llevaron hoy al alza a la bolsa de Fráncfort, cuyo índice Dax 30 cerró con una subida del 0,90 por ciento, hasta los 12.355,57 puntos.

El índice MDax, que agrupa a los valores medios, ganó un 0,83 por ciento hasta los 26.049,05 puntos, mientras que el tecnológico TecDax escaló un 2,43 por ciento hasta las 2.658,38 unidades.

Desde la caída a principios de semana a su peor nivel desde hace más de un año, el Dax se ha recuperado ya casi un 4 y medio por ciento.

Cerca de 100 congresistas del partido republicano expresaron en una carta al presidente de EEUU, Donal Trump, su oposición a la imposición de aranceles.

Además, el propio Trump suavizó hoy su postura al asegurar que mostrará "gran flexibilidad" con aquellos que "son amigos de verdad", después de que se abriese la puerta a exenciones para diversos países.

"Tenemos que proteger y construir nuestras industrias de acero y aluminio al mismo tiempo que mostramos gran flexibilidad y cooperación con aquellos que son amigos de verdad y nos tratan de manera justa tanto en comercio como en defensa", dijo Trump en su cuenta de Twitter.

Por el contrario, la decisión del BCE de eliminar la referencia a su compromiso de aumentar las compras de deuda si la situación económica empeora no influyó apenas en el mercado, que considera que una normalización de la política monetaria queda todavía lejos, según los analistas.

Entre los ganadores del Dax, destacó el consorcio gasístico Linde, que subió un 3,5 por ciento tras anunciar una mejora de sus beneficios gracias a la reforma fiscal estadounidense.

En el MDax, los títulos de la constructora Hochtief subieron más de un 7 por ciento debido a las informaciones sobre un posible acuerdo entre su matriz, la española ACS, y la italiana Atlantia para la compra de la concesionaria Abertis.