22 de Junio, 19:14 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

ideas de inversión

La rentabilidad de las sicavs se aleja del ruido mediático

Renta variable española y europea han sido las apuestas de las sicavs españolas para lograr rentabilidades récord durante el ejercicio 2017. Los gestores esperan un comentario a su favor para poder recuperar inversiones y crecer en número.

El 90 por ciento de las sicavs han acabado el ejercicio 2017 con resultados positivos. De ellas, Revenga Inversiones, gestionada por Mirabaud, se ha hecho con el primer puesto del podium al obtener una rentabilidad del 38,60 por ciento. Le siguen Ace Global, de Urquijo, con un 27,12 por ciento, y Vifag 2002, gestionada por BBVA, con un 25,45 por ciento, según datos de Morningstar. En términos globales, las diez mejores sicavs han terminado con unos resultados más brillantes que el Ibex 35, que acabó el año con una revalorización del 7,4 por ciento, a pesar de que este ejercicio bursátil ha sido el mejor desde 2013. Estos vehículos se han anotado revalorizaciones que han ido desde el 20 por ciento hasta el 39 por ciento.

No obstante, a pesar de sus buenos resultados, tanto la creación de nuevas sicavs como la entrada de capital en las ya existentes sigue en stand by como consecuencia del ruido político que se creó en torno a ellas en la campaña electoral de 2015. En dichas elecciones, se puso el foco fiscal sobre estos productos. Algunos partidos estaban a favor de eliminar su régimen fiscal mientras que otros querían acabar con la utilización de testaferros. Sea como sea, la futura reforma ha quedado en el limbo, pero también ha provocado que los inversores hayan dejado estos productos de lado, centrándose en los fondos de inversión. 

El volumen de activos gestionados se situó en 37.457 millones de euros, según datos de la consultora VDOS, tras registrar un incremento de 1.259 millones de euros, un 4,17 por ciento más. Esta firma ha indicado que «este aumento viene motivado por el rendimiento positivo de las carteras por valor de 1.500 millones, si bien se ha visto ligeramente lastrado por reembolsos netos de 241 millones». Paula Mercado, directora de análisis de VDOS, reconoce que «la incertidumbre política ha pasado factura a la confianza de los inversores en estos productos». Y señala que en algunos casos se han transformado en fondos y otros han optado por la creación de estos vehículos en Luxemburgo.

Francisco Gómez-Trenor, director general de Mirabaud & Cie en España, cree, especialmente ante los datos de rentabilidades obtenidos, que la sicav «sigue siendo un vehículo que suscita interés entre los inversores». Aunque insiste en la necesidad dejar de lado el debate que ha surgido sobre ellas: «Sería muy deseable que se estabilizase y continuase la inversión en ellas, especialmente porque las sicavs son vehículos que invierten fundamentalmente en valores españoles». De no hacerlo, Gómez-Trenor teme que «los volúmenes de inversión en sicav se podrían trasladar hacia otros países de la Unión Europea» y perderíamos esa importante inversión.

En cambio, Sabadell Urquijo Gestión cree que a pesar de lo que aconteció en 2015, «la situación se ha normalizado y el sector no se ve afectado por la situación»; mientras que Jacobo Blanquer, consejero delegado de Tressis, opina lo contrario: «Cada vez creemos que hay menos interés en este tipo de productos y más en fondos de inversión donde también se puede hacer una buena cartera diversificada».

En qué invierten las sicavs

Renta variable, renta variable y más renta variable. Los expertos señalan que para lograr estas rentabilidades la cartera de la sicav tiene un mayor peso en bolsa y dentro de bolsa en bolsa española y europea por tres motivos. Primero, la situación macroeconómica. La recuperación de la economía española, en particular, y la de la eurozona, en general, ya está consolidada. Recordemos que España cerró 2017 con un crecimiento del 3,1 por ciento, mientras que la zona euro lo hizo a un ritmo del 2,5 por ciento, su mejor dato en una década. En segundo lugar, los resultados empresariales, que se están comportando al alza y, en tercer lugar, unos tipos de interés bajos y que irán subiendo paulatinamente, pero no antes de 2019. 

Paula Mercado expone la razón por las que este año ha sido un excelente ejercicio en cuanto a beneficios: «Tienen una política de inversión bastante flexible, pudiendo invertir en renta variable como en renta fija en el porcentaje que les resulte más conveniente en cada momento del mercado».

Pero por esta preferencia en bolsa hace que estos vehículos de inversión sean para inversores con una elevada tolerancia al riesgo, como es el caso de Revenga Inversiones, cuya clasificación de riesgo es del siete en una escala que va del uno al siete, según el baremo de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Más moderada es ACE Global con una clasificación del 5. Mercado destaca que entre las mayores posiciones en cartera de la primera, Revenga Inversiones Sicav, «encontramos compañías tecnológicas como Stockholm It Ventures, especializada en tecnología blockchain y en la producción de criptodivisas, pero también en bancos como BBVA, constructoras como Ferrovial y ACS y eléctricas, como Iberdrola o Red Eléctrica, o Inditex».

Munda Valor Investments, la sicav de Tressis, ha acabado el año con una rentabilidad cercana al 25 por ciento. Blanquer explica que invertir en compañías de pequeña y mediana capitalización europeas ha sido clave para lograr este beneficio, especialmente porque el mercado «no reconoce el valor oculto» que tienen, explica Blanquer. Es decir, el perfil de riesgo se centra en inversiones de renta variable europea. Además, comenta Blanquer, el año pasado fue especialmente bueno beneficiándose de los resultados de las elecciones francesa y alemana, que favorecieron la mejora macroeconómica: «Estos valores van muy ligados al crecimiento y suelen tener un mejor comportamiento en entornos de crecimientos del PIB», explica. En palabras del consejero delegado de Tressis, Munda Valor Investments ofrece una inversión alternativa en renta variable frente a los índices: «No obstante, la selección de los valores se hace tras un estudio minucioso donde encontremos recorrido», reitera.

Pero no todas las sicavs tienen una alta exposición al riesgo, las hay más moderadas como es el caso de Torrenova, la sicav de Banca March, que tiene una clasificación de tres. De hecho, tal y como expone March Asset Management, «su objetivo primordial es la de preservar el capital invertido en cualquier condición del mercado, junto con la creación de valor dentro de un entorno de riesgos controlados». De esta manera, Torrenova se diferencia de otros vehículos del mismo tipo porque la inversión se focaliza en renta fija, con una proporción del 80 por ciento, y en renta variable, con tan solo el 20 por ciento, y un objetivo de batir la inflación de la eurozona con una volatilidad inferior al 6 por ciento. Para lograrlo, March Asset Managment destaca la labor que hacen sus gestores: Juan Berberana y Juan Carlos Acitores.

Mercado comenta que otra de las sicavs más rentables como Mejorana Inversiones, de Urquijo, apuesta por valores españoles como «Miquel i Costas, Barón de Ley, Cie Automotive, Ence Energía y Celulosa SA, mientras que ACE Global, también de Urquijo, incluye porcentajes de fondos como Magallanes European Equity, Valentum o JP Morgan Funds Emerging Markets».

Previsiones para 2018

De cara a 2018, los expertos confían en prorrogar los buenos resultados obtenidos en 2017. En primer lugar, como recuerda Sabadell Urquijo Gestión, porque desde el verano del año pasado «la situación se ha normalizado en cuanto a los posibles cambios fiscales». Y, en segundo lugar, porque 2018 se presenta como un año con mucha volatilidad por lo que el empleo de las sicavs como vehículos de inversión «permitirá obtener una rentabilidad adecuada al nivel de riesgo asumido».

Así, Sabadell Urquijo Gestión asegura, de cara a 2018, que la inversión en sicavs permitirá al cliente «recibir asesoramiento personalizado y un mayor seguimiento personalizado de sus inversiones por parte de la sociedad gestora, unido a la fiscalidad que tienen las instituciones de inversión colectiva».

Por su parte, para March Asset Management, y a pesar de que 2018 se presenta muy volátil, no esperan grandes cambios en su política de inversión: «No alteraremos nuestro carácter conservador y su objetivo de preservación de capital» en lo que se refiere a Torrenova. Por esta razón, su objetivo de inversión sigue siendo el mismo que ha regido desde el momento de su constitución, preservar capital buscando batir la inflación en la eurozona en un 2 por ciento con baja volatilidad.

Para 2018, Blanquer anuncia que los objetivos de Munda Valor Investments será la «de continuar superando los índices de renta variable internacionales, al igual que lo hemos logrado en los últimos años», aunque también lanza un mensaje para que la inversión en sicavs vuelva «porque en definitiva el accionista de una sicav tributa igual que el partícipe de cualquier fondo de inversión». Por su parte, Mercado cree que para este 2018 no se verán rentabilidades similares «por la corrección que, aunque brusca, era necesaria». Aún así, los fundamentales, continúa diciendo Mercado, siguen apuntando un crecimiento económico continuado y saludable y unos resultados empresariales también positivos, perola vuelta a la normalidad en la política monetaria de la Reserva Federal supondrá un freno a las subidas tan notables.

publicidad
publicidad