18 de Noviembre, 21:55 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

técnicas de trading

Cómo usar el indicador ADX para mejorar el seguimiento de tendencias

El seguimiento de tendencias es una de las operativas de trading más frecuentes. Compramos largos en valores que demuestran una clara tendencia alcista y vendemos a corto cuando la tendencia es bajista. Ahora bien, si queremos operar en bolsa siguiendo tendencias necesitamos encontrar movimientos que nos den el suficiente margen para poder realizar operaciones rentables. Para conseguirlo es necesario filtrar, y el indicador ADX es una herramienta que puede ayudarnos en esto.

El ADX- Average Directional Index es un filtro de tendencia estándar. Cuando lo añadimos a nuestro gráfico, nos indica cuándo seguir o dejar pasar las señales de un sistema de trading tendencial. Pero no sólo eso, también podemos utilizar el indicador ADX como filtro para seleccionar en qué valores y mercados podremos operar con mejores probabilidades. Antes de lanzarnos con el tema de filtros y ejemplos prácticos, es importante remarcar un par de cosas sobre este indicador técnico.

¿Qué es el ADX - Average Directional Index?

El ADX es un indicador de análisis técnico creado por J. Welles Wilder y está basado en las expansiones/contracciones en los rangos de precios. La idea de Welles Wilder al diseñar este indicador era evaluar la fuerza del movimiento direccional de las materias primas en gráficos diarios y utilizando una escala de 0 a 100. En el cálculo del ADX intervienen varios subindicadores y alisados que permiten depurar y separar el ruido del mercado de la verdadera tendencia de los precios. Así, se llega a obtener su principal información: El ADX es un indicador que nos muestra la fuerza que tiene el movimiento de precios. Veamos mejor un ejemplo en el gráfico 1, donde podemos ver la evolución de precios del Ibex 35 hasta enero de 2018, debajo tenemos graficado el ADX con el ADXR y en el panel inferior el ADX con los subindicadores direccionales DI+ y DI-. 

Gráfico 1. Ibex 35

Lo primero a remarcar es que cuando la línea del ADX sube, no implica que exista tendencia alcista. El aumento del ADX sólo está indicando que la tendencia está tomando fuerza y esta tendencia puede ser alcista o bajista. Si analizamos el ejemplo del primer gráfico, podemos ver que cuando el precio entra en una tendencia, el ADX sube por encima del nivel preestablecido (en este caso 20). La dirección de la tendencia- alcista o bajista- está señalizada por los subindicadores direccionales +DI y -DI (en verde y rojo en el panel inferior). Es un movimiento direccional alcista si +DI es mayor a -DI y bajista en el caso inverso. Cuanta más tendencia tenga el movimiento, mayor será la diferencia entre +DI y -DI. A la inversa, si la diferencia es muy pequeña esto nos indica que no hay una dirección clara en el movimiento (no podemos decir claramente que estamos en tendencia alcista ni bajista). En este sentido, podemos tomar el ADX como un conjunto de subindicadores. Un subindicador indica si el movimiento es alcista, otro si es bajista, otro la fuerza del movimiento y otro la diferencia que existe entre alcista y bajista.

Cómo utilizar el adx como filtro

Tal y como mencionábamos al comienzo del artículo, el ADX es un indicador muy útil para operar una estrategia de trading basada en el seguimiento de tendencias. Si volvemos a analizar el gráfico del ejemplo anterior podemos ver que los cruces del ADX con el ADXR muestran la aceleración o desaceleración de la tendencia. A mayor distancia entre el ADX y ADXR mayor fuerza (alcista o bajista) demuestran los precios. Además, el nivel del ADX y del ADXR es muy importante. Consideramos que no hay fuerza en el movimiento cuando tenemos cruces continuos sumados a un nivel muy bajo en el indicador. ¿Cuál sería este nivel límite? Según nos aconseja Welles Wilder, no se debe utilizar un sistema seguidor de tendencias cuando el nivel del ADXR sea inferior a 20. De esta manera, podremos bloquear cualquier señal de entrada -largos o cortos- de un sistema de trading tendencial hasta no tener el ok del indicador.

Otra forma de utilizar los niveles del ADX es utilizar el ADXR como una condición en un screener (buscador de acciones). En este caso buscaremos y filtraremos únicamente aquellos valores que tengan tendencias suficientemente fuertes y que valga la pena seguir. Recordemos que, tal y como mencionábamos anteriormente, los valores del ADX están limitados entre 0 y 100. Esto nos permite utilizarlo para comparar la fuerza entre valores de distinto precio.

Ahora bien, cada indicador técnico tiene su utilidad. A pesar de que el ADX nos indica cuándo una tendencia está perdiendo fuerza, no es recomendable utilizar este indicador para señalizar el cierre de las operaciones. ¿Por qué? Porque, aunque la tendencia sea más débil, aun así, puede ser muy aprovechable. Podemos ver un ejemplo muy ilustrativo en el gráfico 2, de Tesla, que muestra que la subida de precios se desarrolla en dos etapas. 

Gráfico 2. Tesla

Durante la primera etapa el ADX nos avisa de la fuerte tendencia, cruzando por encima del nivel de 20 con los subindicadores direccionales mostrando un fuerte movimiento alcista. ¿Qué ocurre después? Pues que el indicador cruza a la baja el ADXR y comienza a descender, aunque la tendencia de precios a largo plazo siga siendo alcista. ¿Por qué ocurre esto? Porque simplemente los rangos ya no suben a los mismos niveles que antes. El ADX se dispara por subidas diarias del 10 por ciento y 15 por ciento por ejemplo, pero cuando las subidas son «tan sólo del 1 por ciento diario» el ADX comienza a bajar. Esta claro que se trata de una subida menos fuerte, pero si únicamente nos guiáramos por el ADX hubiéramos salido antes de tiempo y perdido aún mucha subida durante varios meses. 

Por este motivo, siempre es importante recordar que los indicadores técnicos son herramientas que nos ayudan a trabajar en nuestra operativa de trading. Cada uno tiene una función específica y es por eso que es conveniente conocerlos, saber cómo podemos ajustarlos a nuestras estrategias, conocer con qué otros indicadores podemos combinarlos y así lograr interpretar mejor sus señales.

publicidad
publicidad