23 de Noviembre, 02:21 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

aprovechando las caídas

Bolsas: ¿Cuándo comprar?

Finanzas.com

Las bolsas mundiales han entrado en modo defensivo y aunque el rebote de hoy permite dar aire al mercado todavía puede ser pronto para lanzar las campanas al vuelo y optar abiertamente por las compras. Los cazadores de gangas deben moverse con precaución porque los bajistas podrían no haber dicho la última palabra. 

Desde máximos, los principales indicadores estadounidenses han encajado una caída que ronda el 10%, es decir, están en situación de corrección técnica, mientras que los precios de los bonos (que han sido el detonante de todo el movimiento) siguen a la baja y no dan síntomas de estabilización. "Una desafortunada coincidencia de factores es responsable de las caídas de las bolsas y del regreso repentino del miedo al mercado", dicen hoy los analistas de Bankinter. Entre los factores causantes de esta situación estos expertos destacan: 

1.- Repunte de la volatilidad (VIX) desde niveles muy reducidos (8%/11%) que forzó el cierre de posiciones cortas convulsionando al resto de activos. 

2.- Más preocupación por la inflación tras publicarse los días 1 y 2 unos salarios americanos algo elevados. 

3.- El retraso en el acuerdo para elevar el techo de gasto en EE.UU. Un mayor gasto que equivaldrá a más déficit, el cual deberá financiarse emitiendo más deuda en los próximos años... lo que al final presionará las TIRes de los bonos americanos al alza, tal vez contagiando a los europeos. Eso es lo que el mercado descontó bruscamente.

4.- El silencio de la Fed. Y no podría haber sido de otra forma porque todo esto sucede justo en el momento del relevo de Yellen por Powell, quien aún no tiene de suficiente capacidad de influencia como para reconducir el mercado con declaraciones. Si a los factores anteriores añadimos unas bolsas excesivamente alegres y rápidas desde diciembre del año pasado, en combinación con unos bonos que no querían corregir aunque era inevitable que lo hicieran, ya tenemos la explicación para este ajuste.

¿Qué situación tenemos?

Las bolsas han caído aproximadamente un 10% desde sus máximos anteriores y "los bonos han encajado un ajuste que merecían", dicen en Bankinter. Sin embargo, los activos refugio no solo no se han apreciado de manera alarmante, sino que en algunos casos han retrocedido (el oro se ha abaratado). "Esto es un buen síntoma", añaden. Pero lo más importante es que nada en el fondo ha cambiado: la macro sigue siendo igual de buena o mejor (la CE acaba de revisar al alza estimaciones y la Producción Industrial en España +6,1%, a pesar de la política interna, por ejemplo), los resultados empresariales continúan mejorando a doble dígito simple (BPA 4T'17 del S&P500 +14,2% vs +11% esperado) y la liquidez sigue siendo inmensa, presionando al alza los precios de los activos.

¿Qué podemos esperar?

Este golpe se ha producido en un momento especialmente vulnerable para el mercado al coincidir con la transición al frente de la Fed. Analizándolo fríamente, los bancos centrales deben estar encantados con este retroceso de las bolsas después de haber contemplado cómo subían de forma casi imparable sin ser capaces de hacer nada para moderarlo. Pero estarán encantados sólo mientras la situación no se les vaya de las manos porque en ese caso no podrán retirar estímulos al ritmo previsto. Por eso lo más lógico es que actúen para reconducir la situación antes de que eso suceda. 

Las declaraciones parecen la herramienta más probable. No hará falta nada más que eso y un poco de paciencia y sangre fría. Para empezar, lo sucedido estos días hace menos probable que el BCE vaya más rápido con su estrategia de salida. Y puede que la Fed también. Si nada importante de fondo ha cambiado, entonces esto es una oportunidad para posicionarse. ¿Cuándo hacerlo exactamente? 

Según opinan los analistas de Bankinter, no hay que posicionarse inmediatamente porque el mercado debe terminar de "limpiarse" y estabilizarse. Eso ocurrirá esta semana, así que probablemente en algún momento de las próximas 48 horas llegue la oportunidad, pero conviene esperar a conocer la inflación americana del miércoles porque la fiabilidad de la estabilización dependerá de ella: si retrocede hasta +1,9% desde +2,1% como se espera, no habrá problema; pero si continuase por encima de +2% la situación podría complicarse. 

Por último, "ni siquiera en el mejor desenlace debemos esperar unas bolsas tan alegres como antes, sino más prudentes y progresivas después de este aviso", apuntan. Y "debemos acostumbrarnos a una volatilidad superior, porque ha regresado". Así, vaticinan que "tendremos un 2018 difícil, de idas y venidas, por esta causa". 

publicidad
publicidad