19 de Octubre, 00:41 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

análisis

Enagás: ¿Tiene sentido asociar la inversión en renta variable con perfiles de alto riesgo?

Enagás es un sustituto casi perfecto para cualquier inversor-ahorrador que eche de menos los "plazos fijos", siempre que tenga una mentalización adecuada.

Benjamin Graham, diferenciaba entre inversión y especulación y definía una operación de inversión como "aquella que, después de realizar un análisis exhaustivo, promete la seguridad del principal y un adecuado rendimiento."

Cuando invertimos, desembolsamos una cantidad en el presente y esperamos recuperar en el futuro,la cantidad invertida más un rendimiento adecuado. La inversión siempre es a futuro y en consecuencia siempre va asociada el riesgo.

A los inversores se nos encasilla en determinados perfiles de riesgo de forma que, un perfil de riesgo bajo o moderado, se caracteriza por tener un porcentaje elevado de sus inversiones en renta fija y un perfil de riesgo alto o agresivo, se caracteriza por tener un mayor peso de las inversiones en renta variable. Esta clasificación da por supuesto que la renta fija es sinónimo de bajo riesgo y la renta variable de alto riesgo.

La inversión en renta fija puede provocar confusión debido a su propio nombre. No es una especie de plazo fijo, con un tipo de interés y un vencimiento pactado. El término "fija" únicamente significa que el deudor pagará al tenedor del título, un tipo de interés conocido y fijado en la emisión, pero no garantiza que el inversor cobrará ese mismo tipo de interés nominal sobre el capital que ha invertido, porque el precio pagado por el título, no es el mismo que el nominal de la emisión y está sometido a los vaivenes del mercado. Un inversor particular no invierte en renta fija acudiendo a la emisión inicial, compra en el mercado a precios distintos del que se emitió y en consecuencia el rendimiento es distinto.

Con la renta fija en tipos negativos, lo único que garantizan estos títulos es que el inversor que mantenga los títulos hasta vencimiento perderá dinero y en el caso de que venda a mercado, si los tipos vigentes en ese momento están por encima de los que había cuando compró, también perderá dinero. Es lógico pensar que los tipos subirán en algún momento, pues no tienen sentido unos tipos negativos, en los que el deudor cobra, en vez de pagar intereses por su deuda. En algún momento, las perdidas por las inversiones en renta fija serán explosivas y no es algo que pueda suceder, es algo que sucederá, la duda es cuando.

La inversión en renta variable, es menos arriesgada que la inversión en renta fija, siempre que lo hagamos en determinadas empresas y tengamos en cuenta que los precios en bolsa van a fluctuar pero, una empresa que siempre gana dinero, salvo que se compre a precios desorbitados, a largo plazo siempre será una buena inversión.

Enagás es una empresa sólida, segura y rentable.

Enagás es la propietaria de la red de transporte de gas en España. El gas, procedente de los países productores, se transporta en buques metaneros en estado líquido hasta las plantas de regasificación en las que se somete a un proceso físico, para luego ser inyectado en estado gaseoso en los gasoductos de Enagás y a través de ellos es transportado por toda España. Enagás es propietaria de unos 11.000Km de gasoductos y es el gestor técnico del sistema que garantiza la continuidad y seguridad del suministro de gas a toda España. 

Es una actividad estratégica para el estado por lo que trabaja con precios regulados, de forma que, el crecimiento de sus ingresos nunca será extraordinario, pero en cambio,un crecimiento moderado siempre estará garantizado. De la misma forma que su beneficio siempre será positivo, por el propio interés del estado en garantizar el suministro de gas al país.

Enagás trabaja con resultados de explotación por encima del 50% sobre ventas y un beneficio neto sobre ventas del 35-40%, son cifras que muy pocas empresas consiguen. La rentabilidad del capital propio (ROE) es del 17-20% y paga en dividendos el 70-75% de sus resultados.

Por las características de su negocio tiene una elevada deuda con la que financia el 60% de sus activos. El 80% de la misma es a tipo fijo, por lo que una posible subida de tipos no le va a afectar significativamente y paga por ella un coste razonable del 2,8%. La mayor parte de sus vencimientos son a partir de 2021. La deuda de Enagás no es un problema.

El beneficio por acción ha crecido de forma sostenida en estos últimos diez años de crisis un 5,5% al año. Hace diez años tenía un beneficio por acción de 1€, en 2016 obtuvo 1,75€ y en 2017 es probable que consiga los 2€/Acc. En 2017 ha aumentado su participación en la peruana GNL Quintero y la consolida por integración global, esto provoca que, mientras anteriormente crecía en resultados un 1-2% anual, este año 2017, crece en esa misma línea en cuanto al crecimiento orgánico, pero la incorporación de la empresa peruana, provocará un crecimiento del orden del 15-20% en el BPA. Solo es un escalón que, como suele ocurrir en las empresas de bajo crecimiento, cuando compran otra empresa suben de nivel ese año, para luego volver a estabilizarse en el nuevo nivel.

Los dividendos, también han crecido en los últimos diez años,mientras en 2007 pagaba 0,47€/Acc, en 2016 pagó 1,34€/Acc y en 2017, una vez se complete el pago que realizará el próximo 21/12 ascenderá a 1,42€ brutos por acción.

La cotización en bolsa, tuvo bajadas fuertes en 2008-2009 en que pasó de 24,5€/Acc a 10,7€/Acc y luego subió. Más tarde volvió a bajar en 2010 y 2012, de la misma forma en que lo hizo la bolsa en general. Pero este tipo de empresas, sabemos que siempre se van a recuperar. Si vemos que en 2007 estaba a 24,5€/Acc y ahora está a 25€/Acc podemos pensar que han tenido que pasar diez años para quedarnos igual que estábamos entonces, pero nada que ver con la realidad, durante este tiempo Enagás ha pagado 11,5€ en dividendos que supone un 47% de rendimiento consolidado y cobrado en efectivo que anualizado es un 3,9% que no es mucho, pero si lo compramos con lo que remuneran los plazos fijos es muchísimo y si tenemos en cuenta que el Ibex sin dividendos en ese mismo tiempo ha perdido un -3,8% anualizado, la rentabilidad obtenida por Enagás es muy buena. Otro tema es si tenía sentido haber pagado en aquellos años un PER 25 para comprar a 24,5€/Acc una empresa que crece lo que crece la economía, por mucho que le mercado estuviera pagando PER elevados. Un inversor racional, nunca hubiera comprado a aquellos precios.

Dadas las características de Enagás, es razonable pensar que en el futuro próximo, continuará igual que hasta ahora, los precios en bolsa subirán y bajarán, pero los resultados crecerán de forma sostenida un 1-2% cada año y los dividendos lo harán de la misma forma que los resultados.

Comprada a los precios actuales a 25€/Acc(PER 12,5) la rentabilidad por resultados es del 8,4% desde el momento inicial y por dividendos del 5,7%. Como cada año aumentan, se trata de cobrar un dividendo del 5,7% de forma continuada y protegido de la inflación. 

Con el valor ya creado, más el que aporte la retención del 25-30% del resultado en la empresa, la cotización estará apoyada para subir. La rentabilidad, tal vez será insuficiente para un inversor exigente, pero más que suficiente y segura para un inversor-ahorrador. Siempre que tengamos en cuenta las variaciones normales de la bolsa, Enagás es un buen sustituto de los plazos fijos, solo que mejor remunerado y con un crecimiento constante. ¿Qué más se puede pedir a una inversión conservadora?

Pero esto es mi sincera opinión, no es una recomendación.Cada inversor debe hacer su propia diligencia y tomar sus propias decisiones de inversión.

publicidad
publicidad