23 de Julio, 08:00 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

análisis técnico

Por qué ayer vendí todos mis Bitcoins

Los árboles se empeñan en subir hasta el cielo pero siempre mueren antes de conseguirlo. Y lo que estamos viendo con la cotización del Bitcoin parece ser que es la fase de pánico comprador que precede a la corrección. Y no estoy hablando de las correcciones a las que nos tiene acostumbrados del 30 por ciento para luego girarse y acabar marcando un nuevo máximo histórico, sino a la corrección que pinchará la burbuja en la que se han convertido todas las criptomonedas.

Pero como a uno siempre le pica la curiosidad, por aquello de saber cómo de fácil era comprar Bitcoins allá por el mes de abril, decidí hacer la prueba con una cantidad de dinero lo suficientemente baja como para que no cabrease mucho si la perdiese. Al fin y al cabo había subido muchísimo y tras alcanzar los 1.000 dólares no podía hacer otra cosa que pegársela. Así que una vez saltados todos mis prejuicios al respecto de para lo que realmente sirve el Bitcoin, que sea dicho de paso lo veo como un instrumento usado exclusivamente para esconderse tras su opacidad y canalizar de esa manera operaciones ilícitas de todo tipo y realizar evasión fiscal, me tiré a la piscina y me hice con unos Bitcoins al precio de 1.123 dólares. Lo que ha pasado desde entonces, ya es de dominio público:

Esta tabla de precios recoge el tiempo que ha tardado en conquistar los múltiplos de 1.000 dólares desde su comienzo. Ante todos y cada uno de estos hitos, todos los medios de prensa han corrido a publicarlo en sus portadas y el efecto llamada que se produce es brutal y ante la cara de tonto que a uno se le queda por no participar de esta bacanal del dinero en la que finalmente el inversor acaba sucumbiendo y comprando Bitcoins haciendo de esa manera cada vez más grande la demanda de esta criptomoneda.

De hecho, en algunos "markets" incluso llegó a rozar ayer los 20.000 dólares ante la brutal demanda que hay.

¿Hasta aquí hemos llegado?

Este último hecho junto con el hecho de que este domingo a las 23 horas peninsulares en el CBOT se estrene el futuro del Bitcoin, donde los grandes hedge funds tendrán la posibilidad de ponerse cortos en esta criptomoneda, me ha hecho vender la totalidad de mis Bitcoins en la sesión de ayer. Quizás debería haberme dejado unos pocos para seguir el mercado con mayor emoción y por lo que pueda pasar. Tengo claro que el Bitcoin ha llegado para quedarse, pero no tengo claro que lo vaya a hacer a estos precios. Pero al fin y al cabo esto era un juego que me ha salido bien, me he divertido y me ha tocado el premio. Ahora que juegue otro.

publicidad
publicidad