Vocento 15 años 19 de Noviembre, 01:58 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

metales preciosos

El oro de inversión marca la tendencia

Los últimos datos del Consejo Mundial del Oro (Gold World Council) señalan a Alemania como a uno de los países en cabeza de la demanda de oro de inversión. En la última década, a partir del comienzo de la crisis financiera, la demanda de oro como refugio del valor del dinero se ha multiplicado. 

Lo más llamativo es que el récord de adquisición de oro por parte de los ahorradores alemanes se haya producido en 2016, hasta superar los seis mil millones de euros transferidos en las casi 200 toneladas de metal adquiridas. 

Los datos delatan un cambio de mentalidad en el estilo de conservación de los ahorros, así como en el medio a través del que se acumula el oro. De las dos fórmulas habituales para acceder al llamado «oro de inversión», los alemanes han restado espacio al oro físico en lingotes y monedas, de los que hablaré en el artículo de la próxima semana, para cederlo a los depósitos en fondos cotizados -ETF, del inglés Exchange TradedFunds- y fondos tradicionales que invierten en oro.

Fondos y ETF. No es oro todo lo que reluce

No todos los fondos de inversión y ETF que invierten sobre el valor del oro compran el metal. Hay fondos en los que el vínculo con el oro es a través de empresas mineras lo que, si bien el rendimiento de éstas muestran una alta correlación con la tendencia del precio del oro, no deja de ser otro fondo de renta variable sectorial más; pero no es oro.
Incluso entre algunos de los fondos que hacen una gestión pasiva de réplica de la cotización del oro, el metal brilla por su ausencia. No es estrictamente necesario tener oro para replicar su valor. La imitación se puede lograr a través de instrumentos derivados, como los certificados o futuros, que en la mayoría de los casos ni siquiera suponen el desembolso del valor de lo adquirido sino el depósito de una garantía. No estaría demasiado mal ideado este sistema si no fuese porque la cantidad de oro que se negocia en el mercado de derivados, excede notablemente el oro extraído a lo largo de la historia de la humanidad. Vamos, que en caso de adversidad, no cuente usted con la plena seguridad de que va a conseguir que le cambien sus papeles por oro.

Sin embargo hay un grupo de fondos y ETF que compran y custodian el oro en estado físico. Señalados con apellidos como «gold-backed» o «Allocatedgold», la actividad de estos fondos ha estado íntimamente ligada a la evolución del precio del oro frente al dólar desde su aparición y desarrollo en el año 2003. Las ventas netas entre los años 2012 a 2015 coincidieron con los años de los fuertes descensos del precio del oro, así como las fuertes compras del último año y medio, con el resto de actores en situación casi neutra, han facilitado la superación de la tendencia bajista y el inicio de una etapa de alzas.

Tenga cuidado en el momento de escoger un ETF o fondo para traspasar parte de su dinero al oro. Pregunte y elija uno que tenga el patrimonio en forma de oro físico y evite los de los papeles. Recuerde que son los primeros los que van a marcar la tendencia y los que tendrán valor si se para la música y no hay oro para todos.

publicidad
publicidad
publicidad