Vocento 15 años 18 de Octubre, 05:58 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

análisis técnico

EEUU en máximos, Europa apunta mejores y el Ibex sufre por Cataluña

El cierre semanal nos dejaba a varios índices americanos marcando nuevos máximos históricos, y a las plazas europeas con gasas de validar impulsos y ay en algunos índices como el alemán Dax apuntando también la opción de nuevos máximos históricos. Sólo el Ibex tras la deriva de los acontecimientos en Cataluña no lograba situarse en condiciones de validar el impulso. Y tras lo acontecido los argumentos han indo a peor y por ahora en la apertura semanal se vuelve a atacar la media móvil diaria de 200 sesiones en una muestra de fragilidad derivada de la situación. Las imágenes vividas generan incertidumbre y el problema sigue sin resolverse y además es de difícil solución para tener una posición que no sea perdedora para ambas partes con todo lo que ello conlleva. Técnicamente ver el inicio de semana con el resto de índice en Europa al alza y la corrección el Ibex, aunque por ahora no pierda niveles relevantes es preocupante. El apoyo a estos últimos movimientos globales sigue basado en las cifras macroeconómicas coyunturales y también en un nuevo fortalecimiento del dólar que sigue haciendo valer su resistencia de los 1,2000. Bolsas emergentes siguen aportando también valor a los inversores en tanto que las materias primas puede volver a ver reducidos sus precios si el dólar logra mantener su fortaleza.

Los tipos de interés a largo plazo presentan moderados avances y las primas de riesgo no han sufrido alteraciones significativas, levemente en el caso español por ahora un alza de 8 puntos, además cabe notar que no subieron el rating a la deuda española por los riesgos de la situación en Cataluña, aunque mantuvieron su Outlook como positivo.

De forma global técnicamente seguimos sin patrones de vuelta en las bolsas y en zonas de máximos históricos en EE.UU. por ahora la tendencia de fondo es la positiva y a pesar de que puedan quedar unas semanas para el efecto sorpresa de una noticia negativa y que pueda darse, después ya pasaremos a fase estacional más favorable para la renta variable.

El dólar cerró la semana levemente por encima de los 1,1800 aunque había perdido en los mínimos semanales claramente este nivel acercándose a los 1,1725. Este es el nivel ahora que puede poner a prueba para seguir con su apreciación. Pero en tanto no pierda la zona de los 1,1600 no vuelve a quedar dentro del rango lateral de los últimos ejercicios y por tanto mantiene las opciones de consolidar la ruptura y en un siguiente impulso si poder asaltar la zona de los 1,2000 que abre el camino a la zona de siguiente objetivo sobre los 1,2400-1,2600.

Por el contrario, si los 1,1600 no aguantan como soporte y se queda dentro del rango de nuevo tiene el primer soporte dentro del mismos en la zona de los 1,1400 y puede entonces mantener el sesgo positivo dentro del mismo y la posibilidad entonces de volver a intentar un nuevo escape. Por debajo de los 1,1200 ya se queda dentro del lateral y por debajo de los 1,1000 con el sesgo en negativo volvería a tener opciones la opción de buscar la banda baja del rango lateral en los 1,0500. Por ahora esta opción está completamente descartada y sólo comenzaría incrementarse su probabilidad de ocurrencia a partir de una pérdida con intención y consistente del nivel de los 1,1400.

El SP500 acababa la semana con un nuevo máximo histórico en la zona de los 2.520 puntos abriendo las opciones de buscar el siguiente objetivo con el que mantener la ortodoxia del avance con una proyección en la zona de los 2.540-2.550 puntos. Sigue respetando la cadena de mínimos y máximos relativos ascendentes respetando proporcionalidad en los mismos, dejando zonas de soportes relevantes intermedios que pueden ir actuando como tales en caso de corrección. Seguimos sin tener patrones de techo que se estén en formación y por tanto técnicamente, salvo sorpresa no hay motivo para esperar un cambio de sesgo a medio plazo. Si se supera la referencia de proyección fijada entre los 2.540-2.550 puntos el próximo avance ya sería buscando los 2.600 puntos.

Los 2.500 puntos se convierten en la primera referencia de soporte débil con un rango hasta los 2.480 puntos que ya sería más consistente para frena cualquier consolidación dentro de la actual situación de avances. Hay soportes intermedios poco relevantes hasta antes de los 2.420-2.400 puntos que es la zona a no perder para no truncar el sesgo del avance actual. Perder estos niveles supondría poner fin a la serie ortodoxa de mínimos y máximos crecientes y abrir la opción a una entrada a un escenario más lateral. Esta zona ya cuenta con el apoyo de la media móvil diaria de 200 sesiones y no ha sido probada desde el retroceso del índice en noviembre de 2016. Situarse por debajo confirmaría este escenario lateral que mantendría el sesgo positivo en tanto no se situara por debajo de los 2.240 puntos. Por debajo otra zona de soporte relevante entre los 2.100-2.080 puntos antes de atacar los 2.000 puntos que serían los que abrirían la puerta a un escenario correctivo que en la situación técnica actual está descartado y sólo con cierres semanales por debajo de los 2.250 puntos comenzaría de nuevo a incrementar sus probabilidades de contemplarse.

El Ibex35 acabó la semana con un nuevo intento de situarse por encima de los 10.400 puntos fallido, pero habiendo conseguido salvar un nuevo mínimo semanal por debajo de los 10.200 puntos y con un nuevo ataque a la media móvil diaria de 200 sesiones que también se salvaba. Y tras los sucesos en Cataluña se iniciaba la semana con un hueco bajista que conseguía cerrarse con un intento de recuperar los 10.300 puntos, pero también con mayores correcciones que llegarona situarse al selectivo por debajo de los 10.200 puntos, pero finalmente al cierre se quedaba igual que la apertura salvado otra vez la media móvil de 200 sesiones. Elpatrón de ajado es de indefinición y tocará esperar a ver el cierre semanal y a los acontecimientos que pueden darse durante la misma semana para ver el impacto que puede acabar teniendo en el índice, que se ha comportado de forma contraria al resto deíndices tanto europeos como americanos. Señal de debilidad por ahora que se ha visto propiciada por las caídas de los dos principales bancos con sede en Cataluña: Caixabank y Sabadell que han extendido el contagio al sector y de ahí que índice realmente no pueda salir bien parado.

Técnicamente seguimos sin sorpresas pues no se ha perdido ningún nivel clave, el primer sigue estando en los 10.200 puntos, pero con la extensión hasta la base del canal actual de corrección en la zona de los 10.000 puntos. Situarse por debajo de esta zona atacando los 9.800 puntos abre la opción a atacar el rango calve que nos mantiene en el escenario lateral y que corresponde a los 9.550-9.250 puntos. Esta fue la resistencia a superar para cambiar de escenario. Por debajo quedan los 8.500 puntos y los 8.000 puntos para defender e ataque a los mínimos de 2016 que nos marcar la entrada en un escenario correctivo, que por ahora aún está descartado.

Por el lado de las resistencias la clave está primero en los 10.400 puntos y después superar al alza la directrizbajista del techo del canal de consolidación sobre los 10.550 puntos pasar a buscar el siguiente objetivo entre los 10.800-11.000 puntos para tener opción de atacar los máximos anuales y en un nuevo impulso poder atacar los máximos de 2015 sobre los 11.650-12.000 puntos. Que podría darse si se alinean con el resto de índices y coincidiendo con la estacionalidad de final de año la más favorable para la renta variable.

publicidad
publicidad
publicidad