Vocento 15 años 18 de Diciembre, 09:39 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

análisis técnico

Ibex: A superar los 10.800 para salir del lateral

El cierre semanal maquillaba la semana en donde de nuevo el protagonismo se lo llevó el dólar con su depreciación frente al euro que llegó a superar en los máximos los 1,1900. Los resultados empresariales y las lecturas de actas y discursos de los banqueros centrales siguen por ahora dando apoyo a la renta variable, pero manteniendo el mismo componente de semanas anteriores de más respaldo en EE.UU. que en Europa. Y ello puede tener a ver esta depreciación del dólar, ya que los avances al final en Europa se dieron cunado el dólar recuperó algo de terreno y se situaba por debajo de los 1,1800. 

Los datos de empleo americanos acabaron apoyando también en el cierre. En EE.UU. El Dow cerró la semana con nuevos máximos históricos que no fueron correspondidos por el SP500 y por el Nasdaq que sigue teniendo un comportamiento algo más débil al no haber recuperado la consolidación de los 6.400 puntos tras haber marcado nuevos máximos históricos hace escasas sesiones por encima de este nivel. Y en Europa los cierres fueron a buscar las bandas altas de los laterales estrechos que se tienen que superar de forma consistente para tener algún movimiento más direccional que pueda validar un rebote y convertirse en un nuevo impulso. Seguimos con plena estacionalidad estival, donde los volúmenes pueden escasear y la volatilidad hacerse mucho más notoria para cualquier tipo de movimiento.

Técnicamente seguimos sin patrones de giro ni de techo, o con soportes y resistencias definidos y el sesgo de las tendencias de fondo sigue positivo. Los datos de inflación moderados tanto por las materias primas, y los tipos de interés se mantienen en los mismos niveles que no incentivan al ahorrador como alternativa.

El dólar siguió como protagonista durante la semana pasada y seguramente lo va ser en la actual. Superó el objetivo de proyección de los techos de su canal actula al situarse por encima de los 1,1900 pero no ha podido mantener por ahora de forma consistente esta dilatación y ha vuelto situarse dentro del mismo canal la acabar la semana por debajo de los 1,1800.

Esta zona de los 1,1800 se convierte en la primera resistencia a corto plazo para ya después apuntar de nuevo a los 1,1900 y al siguiente objetivo en los 1,2000. Es normal que una zona de resistencia vigente por más de dos ejercicios no se fácilmente traspasable al primer intento y no es de extrañar que con la subida acumulada necesite apoyarse en zonas de soporte para validarlas y seguir con el impulso si procede para atacar de nuevo este nivel.

Este primer nivel de soporte estaría en la zona de los 1,1620-1,1600. Cualquier rebote por encima de este nivel permite pesar en el nuevo ataque a la zona de resistencia. Si retrocediera hasta los 1,1525-1,1500 ya pondría en duda su actual pendiente de avance ya que se atacaría la base del canal acelerado actual. Y podría volver a quedar dentro del gran lateral si se viera confirmada una pérdida de la zona de los 1,1400. Pero seguiría con el sesgo positivo dentro del mismo. Para cambiarlo debería ceder la zona de los 1,1200 y no sería hasta atacar la zona de los 1,0900 que podría cambiar el signo para poder atacar de nuevo la banda baja del lateral que partía como escenario más probable al inicio de ejercicio y que en la situación actual está descartada. La búsqueda de la paridad queda como la anécdota del año.

Euro/dólar

El Dow Jones cerró la semana con un nuevo máximo histórico y por encima de los 22.000 puntos. Los resultados de Apple en la semana y para acabar el dato del empleo han provocado de nuevo una racha de 9 sesiones consecutivas al alza en el índice. Nuevos objetivos de proyecciones alcanzados y ahora de nuevo se queda en condición de subida libre con las siguientes proyecciones de techos de canal anteriores que apuntan hasta los 23.000 puntos. Las valoraciones se ponen en juego y el avance desde que saliera del lateral de los 18.500 puntos ya ha cumplido las proyecciones técnicas teóricas, pero seguimos sin tener un patrón de techo o de giro que acabe con el escenario de avances actual.

La zona de los 21.800 puntos se queda como primer nivel de soporte débil, después ya algo más fuerte por la confluencia de distintas proyecciones la zona de los 21.500 puntos también es un nivel de posible testeo para consolidación de los avances sin que se ponga en riesgo la actual pendiente de avances. Por debajo los 21.250-21.000 puntos son la siguiente referencia que marcaría la opción de buscar una consolidación más lateral del avance para pasar ya después al nivel de los 20.400-20.250 puntos en donde los mínimos relevantes anteriores confluyen con la media móvil de 200 sesiones y marcaría su pérdida la entrada en el escenario lateral que seguiría con el sesgo positivo en tanto no perdiera los 19.000 puntos. Cierres semanales por debajo de este nivel nos colocan en situación técnica que puede permitir el cambio de escenario a correctivo que por el momento está descartado con los parámetros técnicos actuales. Pero a partir de este nivel se volvería a activar y se vería confirmado con la pérdida de los 18.000-17.500 puntos.

Sorpresas inesperadas y no contempladas son las que nos llevan a este escenario, pero las perdidas sucesivas de niveles de soportes anteriores nos deberían advertir y limitar el potencial daño de seguir con las inversiones hasta el cambio de escenario.

Dow Jones

El Ibex35 logró finalizar la semana con avances y en la zona de latos del rango al aproximarse a los 10.700 puntos no sin antes haber visitado en los mínimos de la sesión anterior la zona de soporte y haber atacado casi los 10.400 puntos. La reacción al dato del empleo y el comportamiento de Wall Street propiciaba estos cierres junto con la apreciación del dólar.

Se inicia la semana con la necesidad de superar los 10.800 puntos para dar valides a cualquier salida del rango y tener opciones de buscar un rebote que vaya más allá de los niveles alcanzados en las últimas semanas en la que la cota de los 10.750 puntos ha sido la resistencia. Si además pasara de los 10.900 puntos el rebote podría tornarse en impulso y buscar ya los altos del año superando los 11.000 puntos. Cierres semanales por encima de los 11.250 puntos permitirían entrar en una nueva etapa de avance dentro del lateral con sesgo positivo actual y buscar los máximos de 2015 sobre los 11.800-12.000 puntos que marcan la entrada a una nueva fase de escenario de avance. Pero esta es por ahora la lectura más positiva y debería producirse simultáneamente con le resto de índices y cuando menos no desentonar lo que puedan estar realizado los americanos, que ya llevan una buena ventaja.

Si falla en la superación de nuevo del techo del rango estrecho, los 10.400 puntos siguen como zona de soporte para cavar cerrando el hueco dejado tras la primera vuelta de las elecciones galas. Después la zona de los 10.150-10.000 puntos que comienza a contar con el apoyo de la media móvil de 200 sesiones y es el nivel a no perder para cambiar el sesgo positivo actual y mantener el objetivo de atacar los máximos de 2015. Por debajo de los 10.000 puntos se puede atacar la zona clave de los 9.500-9.250 puntos que nos marcó el patrón de cambio de escenario y volver a él, activaría las opciones por ahora descartadas de entrar en un escenario correctivo.
Defendería previamente esta situación los niveles de los 8.500 puntos y los 8.000 puntos. La entrada en el escenario correctivo se activa con la pérdida de los mínimos de 2016 de los 7.650 puntos.

Ibex 35

publicidad
publicidad
publicidad