Vocento 15 años 17 de Octubre, 20:23 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

análisis técnico

Los nuevos máximos en EEUU no aupan a las plazas europeas

Parece que de nuevo han tomado el relevo de los avances las bolsas americanas y el respiro o la consolidación se queda otra vez del lado europeo. Técnicamente los tres índices más representativos, el Dow Jones, el SP500 y el Nasdaq con los cierres del viernes se quedan en máximos históricos y en condición de subida libre. De nuevo sin patrones de techo a la vista y reduciendo divergencias, con los indicadores de sentimiento y amplitud acordes con la situación. En Europa se sigue consolidando, cierto que, en zonas de máximos anuales o proximidades de resistencias importantes, pero rezagados por ahora en las últimas sesiones de los movimientos americanos. Pesa el resultado de las elecciones en el Reino Unido donde las últimas encuestas han estrechado los amplios márgenes de partida con los que contaba Teresa May, convocante de las mismas para tener un mayor refuerzo en la negociación del "Brexit". Tras estos resultados se vera de nuevo cómo va llevarse a cabo esta negociación, en la que, de momento, por imagen, el resto de países la afronta sin fisuras y de forma contundente. Italia también puede ser un nuevo foco de atención política con la aprobación de cambios en su sistema electoral y la anticpación de nuevas elecciones en septiembre como último periplo tras las elecciones germanas.

De entrada, abrimos la semana con festivos en varias bolsas, con Alemania la más importante de ellas sin referencia y con una nueva tensión geopolítica en oriente medio por las medias de bloqueo de varios países, como Arabia Saudí, EAU o Egipto contra Qatar por el conflicto del Yemen y la financiación de terrorismo islámico.Atención si ello produce también mayor volatilidad en el precio de crudo. Y esta semana tenemos en la agenda a Draghi a ver si modifica o no su discurso por la buena evolución hasta el momento de la economía de la eurozona.

En España con el Popular como principal foco de atención que sigue muy castigado y con debate de qué candidato puede salir finalmente en su compra para evitar un rescate.

El dólar cerró la semana consolidando la superación de los 1,1200 y con opciones de confirmar un patrón de continuación si acaba superando los 1,1300 que la van a llevar ya a la zona de objetivo del patrón de vuelta entre los 1,1350-1,1400. En este caso se sitúa ya dentro de la zona de altos del rango lateral de los últimos ejercicios que están en la frontera de los 1,1500-1,1600 y cuya superación daría como objetivos a medio plazo proyectables en la zona de los 1,2000.

Lo soportes se siguen situando de forma ascendente y certifican el descarte por situación técnica del escenario viable a principios de ejercicio de la apreciación a la paridad. Ahora la primera confluencia de soporte está en los 1,1100. Testearlo una segunda vez sin perderlo supone reforzar el nivel y buscar en el siguiente impulso definitivamente los 1,1400 si ahora no logra superar los 1,1300. Si perdiera los 1,1100 otro rango de soporte confluyente más importante es el situado entre los 1,0850-1,1000. Es el nivel clave a no ceder para no situarse de nuevo centro del patrón de vuelta peo el sesgo seguiría siendo positivo en tanto no cediera los 1,0750. Sería perder la directriz inicial de avances desde los mínimos de enero que han sido crecientes hasta la fecha. Se podría buscar el 1,0600 y desde ahí atacar los 1,0500 que podrían volver a poner en juego la opción de la paridad si cediera en un nuevo intento. Pero por ahora está descartada esta opción con mínimas probabilidades.

El Dow Jones cerró la semana con un nuevo máximo histórico y situándose de forma testimonial por encima de los 21.200 puntos. Busca la confirmación definitiva de los 21.000 puntos tras tres meses de consolidación en un rango lateral de algo más de 500 puntos que nos deja como siguiente objetivo teórico la zona de los 21.500-21.600 puntos para conseguir la ruptura ortodoxa afianzada dentro del escenario actual de avances a medio plazo y tener la proyección hasta los 22.000 puntos.

La imprevisibilidad de Trump sigue como foco principal de inquietud, pero por el momento el desempeño tanto de empresas como de los datos coyunturales macroeconómicos se está tomando de forma positiva. La FED en este mes se está descontando con muy alta probabilidad una nueva subida de tipos, pero el dólar no lo acusa o ya lo tiene descontado.

Si falla en la confirmación de la ruptura, para la que debe superar los 21.300 puntos, ahora los 21.000 puntos se quedan como soporte débil, al ser una resistencia recién superada. Perder este nivel devuelve al índice dentro del lateral de consolidación y con la siguiente zona de soporte en su base en el rango comprendido entre los 20.500-20.380 puntos. Después las zonas de los 20.000-19.700 en la que va a confluir la media móvil de 200 sesiones que sigue con una marcada pendiente positiva y la directriz acelerada.

Perder este nivel sí que nos daría opción a entrar en el lateral de salida del escenario anterior por debajo de los 19.000 puntos. El sesgo del escenario seguiría en positivo en tanto no cedan los 18.000 puntos. El escenario correctivo está descartado con la situación técnica actual.

El Ibex sigue atascado sobre los 11.000 puntos que ejercen como primera resistencia antes de los máximos anuales. El Popular marcó la semana pasada y sigue en esta con protagonismo con sus caídas que lastran al sector y al selectivo. Los rangos son los mismos que los de la semana pasada pues se ha movido entre ellos y por tanto no tenemos cambios en las referencias técnicas significativas. El aspecto sigue siendo positivo dentro del proceso de consolidación y puede acabar definiendo un patrón triangular que actúe como tal una vez resuelva la indefinición existente.

Para romperlo al alza deberá superar de entrada los 11.000 puntos y confirmar cierres semanales por encima de los 11.250 puntos. Con ello buscaría el siguiente rango objetivo en la zona de los 11.550-11.650 puntos que nos llevan a los altos de 2015. Y desde ahí a atacar los 12.000 puntos para entrar en un escenario de avances a medio plazo que presentaría como objetivo teórico el nivel de los 14.000 puntos, Las cifras macroeconómicas se siguen descontando buenas y ello puede dar soporte a esta proyección. Las incertidumbres políticas que se vienen son las que lastran por ahora la situación más optimista.
Los soportes se mantienen con la ventana dejada tras el resultado de la primera vuelta de las elecciones galas, entre los 10.600-10.350 puntos. Esta confluyendo con la proyección de la directriz acelerada de avance desde los mínimos del pasado diciembre. Perder este nivel nos deja a los 10.000 puntos como siguiente zona de soporte antes del nivel clave de los 9.550 puntos que sigue reforzándose con la confluencia y proyección de la directriz original de avance desde los mínimos del pasado ejercicio y la media móvil de 200 sesiones.

Perder los 9.200 puntos activaría alertas ya que volvemos a quedar dentro del patrón de vuelta que ha permitido este escenario actual pero aún se mantendría el sesgo positivo, en tanto no cedieran los 8.500 puntos. A partir de aquí sí que se podrán tener problemas porque se abre la opción al escenario correctivo que en el momento técnico actual está descartado. Pero por debajo de los 8.000 puntos y atacando los mínimos de 2016 en los 7.650 puntos se activaría.

publicidad
publicidad
publicidad