Vocento 15 años 23 de Octubre, 17:22 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Entrevista a Pablo Gil, trader y colaborador de XTB

"El Ibex no ha tocado techo, probablemente llegue en verano a 11.700-12.000"

Cuando Pablo Gil decidió especializarse en análisis técnico a principios de los 90, no había Internet, ni tiempo real y los discos duros de los ordenadores eran de risa. Pero en Chicago, al lado de cada trader, había una pantalla con gráficos y era necesario enterarse de qué era eso. Así que aceptó el reto de dirigir el departamento de Análisis Técnico del Banco de Santander durante 20 años. Hoy es uno de los mayores expertos del país y se dedica a la formación de traders sin despertar falsas expectativas. «Hay que formarse, esto es una carrera de largo plazo, la idea de que te vas a forrar es mentira», asegura.

Lleva más de 25 años en los mercados. ¿Cómo empezó y por qué decidió optar por especializarse en análisis técnico?

Empecé cuando estaba estudiando empresariales y surgió la oportunidad de hacer prácticas en Banco de Santander. Entre en el mercado monetario y veía cómo se hacían transacciones de miles de millones. Cuando acabé, pedí que contaran conmigo si había vacantes y me llamaron seis meses más tarde, cuando estaba haciendo cuarto de carrera y empecé a trabajar simultaneando los estudios. Cuando estaba haciendo divisas, hubo un grupo de gente que fue a Chicago y cuando volvieron empezaron a hablar de análisis técnico. Decían que al lado de cada trader había pantallas con gráficos, y había que enterarse de qué era eso. Y propusieron crear un departamento al que fui encantado. Estamos hablando de 1990 no había ni Internet ni software en tiempo real, ni siquiera discos duros en los ordenadores.

¿En qué consiste su colaboración con XTB? ¿Cómo ayuda a los traders?

Cuando vendemos nuestro fondo de inversión a BBVA en 2013, dejo la actividad porque tengo un contrato que no me permite competir, y me pongo a ver qué hay en Internet. Y descubro el 'trading' por cuenta propia. Hice muchos cursos y descubrí que mucho de lo que se cuenta no es real, se vende con una falta ética tremenda, que te vas a forrar, que puedes multiplicar tus ahorros por dos todos los años...eso es totalmente mentira. Decidí lanzar la web aprenderaoperar.com, gratuita, en la que daba cobertura de mercado y técnicas de análisis. A raíz de ahí, se me acercaron algunos brókers y XTB fue el que me permitió dar este mensaje de que hay que formarse, que esto es una carrera de largo plazo. Fui diseñando seminarios formativos, pensados para gente que no sabía nada, los que tuviesen un poco de idea o quienes ya llevasen unos años pero no obtuviesen los resultados que pretendían. Lo enfocamos en conocimientos puramente técnicos, otra parte de gestión monetaria y luego un parte emocional, intentando trasmitir al cliente que lo que les pasa no les sucede a ellos solos sino a todo el mundo. Normalizar la situación de tener una mala racha o perder dinero es muy importante para que la gente no pierda confianza. Esto es la semilla de 'Método trading', una escuela de inversión que dirijo.

¿Usted impartió clases en el master financiero del CEU? ¿Llegaban preparados sus alumnos? ¿Falta formación para el trader a nivel universitario?

Ha cambiado mucho; en la época en la que daba clases, en la década de los 90, el conocimiento que había de esto era muy pequeño, y la gente no estaba preparada porque no había medios para estudiar análisis técnico, toda la bibliografía era de autores anglosajones y no estaba traducida.

¿Cuál es su rutina en un día de trading normal? ¿Qué gráficos mira? ¿Qué mercados prefiere?

Cuando llevas 26 años analizando el mercado, puedes refrescar lo que está pasando en muy poco tiempo. Mientras me tomo el café, miro rápidamente los índices americanos, la volatilidad y tengo el gráfico mentalmente en la cabeza, con lo que me limito a actualizar lo último que ha ocurrido. El recorrido por el mercado lo tengo dividido en renta variable americana, europea y emergente; miro esas tres carpetas donde hay nueve o diez gráficos en cada una, y luego voy a divisas, miro el Dólar index y el Euro index, para ir luego viendo los distintos pares; me hago una idea de si la libra está especialmente fuerte o el dólar australiano particularmente débil. Luego ya busco pares por si me pueden interesar, y miro materias primas como oro, plata o petróleo. También otros activos menos habituales pero que me gustan mucho, como los de agricultura o metales industriales, además de mirar los bonos. Y con eso sacas una foto de lo que está pasando. A partir de ahí, dedico dos horas al día a leer informes de bancos o brókers, además de noticias.

¿Este método profesional vale para un particular?

Yo siempre les digo a los traders que no vayan a por la primera operación que vean. Tienes que sacar una opinión, por ejemplo, el dólar está fuerte, o no, se puede dar la vuelta...Y luego tienes que ir viendo pares para ir sacando una idea. El punto en el que implementes la operación es un arte, tanto el activo que escoges como el momento. Suelo recomendar no jugar todo en una. Por ejemplo, si vas al dólar, pon dos o tres estrategias; o si vas a comprar bolsa, en lugar de comprar diez micro lotes del ibex, quizás de merece la pena comprar tres micro lotes y algo de bolsa americana o mirar algo en emergente, porque esa es la diversificación. Hago mucho hincapié en que el mercado venga a ti, no hay que perseguirlo. Tú tienes tus niveles dónde estás cómodo, pon tus órdenes y espera que el mercado llegue.

¿Se puede vivir del trading?

Eso es cómo preguntar si mi hijo puede ganarse la vida como tenista. Si todo el mundo puede vivir del trading, evidentemente, la respuesta es no. Hay gente que se le da especialmente bien, porque tiene facilidad para controlar sentimientos y emociones. Estas personas, con estudio, pueden encauzarse hacia el trading. Pero hay gente que es muy nerviosa y tiende a ser extremista, lo mismo están eufóricos que deprimidos y con esa mentalidad es muy difícil triunfar. La respuesta generalista es que no todo el mundo puede vivir del trading, pero hay gente que si puede hacerlo. 

¿Lo que sí se puede es rentabilizar mejor los ahorros?

Este es un enfoque muy bueno. Si tienes en cuenta que todo el mundo, tarde o temprano, acaba contratando un plan de pensiones o un fondo de inversión, en lugar de delegar la gestión completamente, tú puedes tomar decisiones de cuándo quieres estar sobreponderado en renta variable o en bonos. Y esa opinión la puedes generar tú, no tienes por qué dejar que sea un asesor el que la haga. Puedes decidir, por ejemplo, ir a algún activo más refugio y cuando lleguen las grandes correcciones, tener la valentía de volver a entrar en bolsa. Esa decisión reporta en retorno en el medio y largo plazo brutal. La cultura financiera que te aporta el acercarte al trading es muy grande, porque entiendes cómo funciona el mercado y eso te deja en una posición ganadora.

En análisis técnico, ¿cuáles son tus indicadores preferidos, Fibonacci, RSI, medias móviles...?

Fibonacci lo uso muchísimo. El concepto de que el mercado se mueve en zigzag es una realidad, y esto lo puedes monitorizar de alguna manera en base a ciertos ratios de corrección, que son los de Fibonacci. Pero siempre digo que ninguna herramienta es infalible, lo que vale es el conjunto, que hace que la fiabilidad de tu predicción sea mayor. Utilizo por eso líneas de tendencia, soportes y resistencias, que son conceptos muy básicos, además de una batería de osciladores como el RSI, MACD, o el oscilador de Chande, que me permiten detectar el riesgo antes de que se produzca la posible corrección. Una vez lo tengo situado, miro dónde me gustaría situarme para que, si se produce el evento, me ofrezca una oportunidad de entrada. También me gusta mucho como concepto las distancias del precio a una media móvil, el concepto de extensiones. Hay veces que el mercado se pasa, por arriba o por abajo. Este tipo de medidas ponen de relieve en qué otras ocasiones han ocurrido este tipo de eventos y hasta dónde se ha extendido ese exceso antes de revertir e históricamente suele dar información muy relevante. 

¿Cómo ves operar solo con precio y volumen?

Un analista que lleve mucho tiempo no necesita tener los indicadores debajo del gráfico para saber lo que está pasando. Es algo que se intuye. Para ver una divergencia de un RSI sin que haya ese RSI, basta con mirar la estructura del gráfico. Yo prefiero pasarme de no poner nada que pasarme poniendo demasiado. Hay gente que pone tantas cosas y al final deja de ver el gráfico, que en el fondo es lo más importante. 

¿Cómo vivió el atentado de las Torres Gemelas?

Fue uno de los momentos más duros de mi vida como trader. Teníamos un fondo que hacía operativa relativa (market neutral) y tenía posiciones vendidas en Estados Unidos y compradas en Europa. Al cerrarse Wall Street durante semana y pico, tenía una cartera donde las posiciones que cotizaban en abierto se hundían y las vendidas no variaban de precio, con lo que asumíamos una pérdida brutal. Había que explicarle al cliente que estábamos perdiendo un montón de dinero porque faltaba un activo que no se podía vender. Al final, aguantamos, en aquella época nos pilló más jóvenes, con muchas ganas. Es de lo más complicado que me ha pasado en cuanto a gestión. 

Las malas rachas siempre llegan, ¿cómo enfrentarse a ellas?

Yo soy fan de Rafa Nadal. Cuando un partido no le sale bien, no hace barbaridades, se va al fondo y corre, lucha, alarga los puntos al máximo. En una mala racha, el objetivo es empezar a acertar, nada más, no a ganar dinero. En el momento en que empieces a acertar, tendrás confianza y será cuando pongas la carne en el asador. De momento, reduce el importe de tus estrategias, trabaja con tamaños muy pequeños, que no te vayan a generar un trauma si sale la operación mal. Y en cuanto hagas tres o cuatro operaciones positivas, poco a poco el cuerpo te va a pedir incrementar y cuando te quieras dar cuenta habrás salido de la racha mala. 

¿Qué le parece la actual eclosión de cursos?

Creo que hay de todo. Hay quien nunca se ha ganado la vida haciendo esto y se dedica a enseñarlo. Siempre digo, prefiero que me enseñe un Carlos Moyá a jugar al tenis, si tengo la opción, que no alguien que no sé quien es en el mundo del tenis. Pero hay cosas que hay que experimentar uno mismo para poder contarlas bien a los demás. Hay gente que es buena y explica bien, lo mismo gente que vende humo, no saben e intentan sacar dinero con esta actividad. 

¿Le sorprende que a Josep Borrell le haya engañado un bróker?

Aquí se cumple el refrán de 'en casa del herrero cuchillo de palo'. Hay muchas veces que, no por conocer mucho los problemas que puedan surgir en esta industria, te sabes proteger correctamente. El primer filtro es estar con brókers regulados por la CNMV. Hay ciertos pasos muy sencillos para protegerte de un potencial fraude. Y cuando empiezas a aplicar estos filtros, el conjunto de ofertas se reduce sustancialmente. En lugar de preocuparte tanto por la comisión, que es una cosa que obsesiona mucho a los clientes, es más importante que te devuelvan tu dinero cuando lo quieras. 

¿Qué libros le han gustado especialmente?

Aprendí con los clásicos, con John Murphy y J. Pring, con su libro 'Análisis técnico explicado', pero luego me gustó mucho un libro de Ralph Vince que se llama 'Portfolio Management Formulas', que explica lo que hay detrás de la probabilidad de éxito en todas las mesas de azar y luego lo lleva al trading. He leído a Elder para aprender la psicología a la que se enfrenta un trader. Leo cosas pero tampoco me obsesiona en especial. 

¿Cómo ve al Ibex 35?

Cuando el Ibex 35 rompió los máximos de 2016 fue una señal muy positiva. Desde entonces hemos ido viendo escenarios que se han ido cumpliendo al alza uno tras otro. Tengo la sensación de que el Ibex todavía no ha alcanzado el techo de este año, y probablemente lleguemos en verano a los 11.700-12.000 puntos. Pero a partir de aquí, veo dificilísimo seguir avanzando. Con lo cual, mi consejo es que de aquí hasta verano, se aproveche para comprar con este objetivo en mente. Una vez llegados ahí, probablemente merezca la pena reducir drásticamente el riesgo en la renta variable en general y también en España, en previsión de mayores correcciones de las que hemos visto en los últimos meses. Las elecciones francesas han sido importantes, que el proyecto europeo siga adelante es fundamental para el bienestar de las bolsas.

publicidad
publicidad
publicidad