Vocento 15 años 18 de Diciembre, 21:30 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Análisis técnico

Toca corrección en el Ibex, ¿es grave?

Los cierres semanales por encima de los 10.550 puntos abrirían la continuidad de los avances hasta la siguiente zona de objetivo situada entre los 10.800-11.000 puntos.

Semanas cortas en Europa en el que el signo de consolidación es la constante acorde con lo que sucede en las plazas americanas. Por ahora, esa consolidación en Eurpa es menor que en Estados Unidos tanto en profundidad de precios como en tiempo. También las zonas y el momento siguen siendo distintos. Así, en Estados Unidos se han visto nuevos máximos históricos y en Europa aún están pendientes y sólo estamos dentro de un cambio de escenario a medio plazo.

En las plazas americanas sigue pesando la imposibilidad de Trump de llevar a cabo su reforma en el ámbito de la salud, aunque puede tener algo más de opciones con su reforma fiscal. Pero todo también bajo las decisiones de la FED, que sigue apostando por la subida de tipos y veremos si le dejan las cifras macroeconómicas coyunturales que siguen con algunas dudas. Las tensiones geopolíticas previsibles se han colocado ya al más alto nivel pero, por el momento, no hay una factura visible en las bolsas.

En Europa, los datos de macroeconómicos apoyan la evolución al alza de las bolsas, pero el recorrido se antoja corto sin el mismo apoyo direccional en los índices americanos.

Las consolidaciones tras los avances son sanas y se están realizando tras haber encontrado zonas de resistencia en las que podía esperarse esta mayor dificultad. Por el momento, no es posible marcar patrones que nos muestren la aparición de techos de mercado. Las divergencias se han ido corrigiendo y los indicadores de sentimiento y de amplitud tampoco nos están lanzando alertas. Así que, por ahora, técnicamente la situación se mantiene en situación de esperar y ver a la espera de la temporada de resultados empresariales que ha comenzado ya y que puede seguir dando pistas puntuales de la fortaleza de las bolsas.

El dólar sigue aún la parte baja del rango aguantando soportes sin perderlos con la mirada en las decisiones de la FED como respaldo a sus posibles apreciaciones y las políticas de Trump que no abogan por una divisa fuerte.

La semana viene estará marcada por la primera vuelta de las elecciones francesas, que tendrá lugar el próximo domingo y vista la fiabilidad de las encuestas en los anteriores procesos electorales puede haber reducciones de riesgo que sigan apoyando la consolidación.

El dólar se ha mantenido sobre la directriz de mínimos crecientes de este ejercicio y que, por ahora, se proyecta por encima de los 1,0600. Con posibilidad de validar un nuevo impulso sobre la misma si acaba superando la zona del 1,0700. El objetivo de nuevo sobre los 1,0850-1,0900 para buscar una confirmación de patrón de suelo que le permita mayores avances y activar el objetivo de la figura buscando la zona de los 1,1350-1,1400.
Si no logra superar los 1,0700 de forma consistente otra vez ataque a la zona de los 1,0600-1,0580 para buscar la zona clave de los 1,0500 que provocaría dudas en el patrón y con posible siguiente objetivo a los mínimos del ejercicio en l zona de los 1,0350- Este nivel es que abre la posibilidad de atacar la paridad o marcarse una nueva estructura de giro de doble suelo.

Inicio de semana con rebote en la zona de soporte en Dow Jones que sigue en zona/fase de consolidación. Se aguantan los mínimos del mes pasado y a ver qué ocurre con la semana viendo la debilidad que por el momento se instala en Europa a la espera de la primera vuelta de las elecciones galas. Por encima de los 20.500 puntos hay opciones de volver a probar la directriz de corrección para intentar una ruptura de la misma tras no haber seguido con la proyección de mínimo. Pero si no pasa de los 20.650 puntos de forma consistente y con intención para confirmar esta opción del impulso le sigue esperando entonces el objetivo de corrección en la canalización de soporte sobre los 20.250 puntos.

La ruptura la laza del canal por encima de los 20.750 puntos debería llevarle a atacar de nuevo la zona de los 21.000 puntos y los máximos históricos con permiso de la zona de los 20.950 puntos. Desde ahí de nuevo en situación de subida libre para buscar los 21.500-22.000 puntos como siguientes objetivos.

Por debajo de los 20.250 puntos un ataque a los 20.000-19.700 puntos ese l nivel de soporte a no perder par no cuestionar las opciones de mantenerse dentro del escenario de avances a medio plazo. Esta zona de consolidación previa es importante y es la que tuvo lugar entre diciembre y enero en la que luego se cimento el rápido avances de ahí la importancia de que pueda mantenerse. Por debajo de esto niveles podría cuestionarse el nuevo soporte en los 19.000 puntos y acabar entrando de nuevo en el escenario lateral abandona por debajo de los 18.500 puntos con el sesgo negativo. El ataque a la zona de los 17.000 puntos es la que abre el cambio de escenario a correctivo, pero por el momento tiene las mínimas probabilidades asignadas y sólo comenzarían a incrementarse con la pérdida semanal de los 19.250 puntos.

Veremos la respuesta a los resultados empresariales.

El Ibex 35 vuelve a la carga con correcciones tras haber logrado aguantar el cierre semanal previo por encima de los 10.250 puntos. La mirada puesta en Europa en las elecciones galas parce obviar los avances de la sesión previa en EE.UU. Queda patente la fortaleza de la zona de resistencia de los 10.550 puntos que no se ha podido superar en el primer intento y que exige de esta consolidación para poder cambiar el sesgo definitivamente dentro del escenario lateral. Los cierres semanales por encima de los 10.550 puntos abrirían la continuidad de los avances hasta la siguiente zona de objetivo situada entre los 10.800-11.000 puntos. Y ya de ahí después al zona de altos del rango lateral entre los 11.600-12.000 puntos para entrar en un avance a medio plazo que por el momento tiene bajas las probabilidades asignadas, pero que comenzarían a activarse con los cierres semanales consistente por encima de los 10.550 puntos.

Pero por el momento sigue el ataque a la zona de los 10.250 puntos que, con la extensión hasta los 10.200 puntos son el primer soporte de referencia a mantener. Dejaría expuesta la zona delos 10.000-9.900 puntos que marcarían las opciones de retestear la salida de la zona de los 9.550 puntos que es la zona de soporte a no perder para no buscar la invalidación del cambio de escenario y el patrón de vuelta. Ello sucedería perdiendo lo 9.250-9.000 puntos ya que se perdería la media móvil de 200 sesiones y la directriz formada desde los mínimos del pasado ejercicio y que marca la canalización del avance actual. Los 8-500 puntos marcan el sesgo negativo dentro de la entrada a la formación de vuelta y la búsqueda de los mínimos del año pasado sobre los 7.650 puntos la entrada de nuevo en el escenario correctivo que por ahora tiene las mínimas probabilidades asignadas. Sólo la pérdida de los 9.000 puntos en cierre semanal comenzaría a aumentarlas.

publicidad
publicidad
publicidad