Vocento 15 años 16 de Diciembre, 11:55 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Resultados en Europa: por qué esta vez no decepcionarán

Emmanuel Kragen

La buena temporada de beneficios ha elevado el optimismo con las compañías europeas. ¿Es una señal de cambio de tendencia? O, como cada año, ¿volverán las decepciones? ¿De qué sectores han llegado las sorpresas buenas?

«La buena temporada de beneficios ha elevado el optimismo con las compañías europeas. ¿Es una señal de cambio de tendencia? O, como cada año, ¿volverán las decepciones? ¿De qué sectores han llegado las sorpresas buenas?»

- Emmanuel Kragen, gestor de Cross Asset de La Financière de l'Echiquier

El momentum de los beneficios por acción (EPS, por sus siglas en inglés) en la eurozona es sólido, pero lógico. En nuestra opinión, es una señal de que la tendencia está cambiando. Las expectativas probablemente son un poco exageradas, pero los beneficios deberían terminar el año en positivo. Las principales razones son la recuperación económica, el repunte de la inflación y el incremento de las recompras de acciones.

La actividad de la eurozona es robusta. Los indicadores adelantados apuntan un crecimiento del PIB de entre el 2 y el 2,5 por ciento en términos reales, más elevado que los niveles de los últimos años. Es cierto que la actividad debería desacelerarse, pero en general el crecimiento del PIB debería acelerarse en 2017. Además, este crecimiento parece estable y equilibrado. El consumo privado se ha recuperado con el apoyo de la caída del desempleo. La inversión de los hogares está mejorando. Las exportaciones también al beneficiarse de la mayor demanda desde el extranjero y de la debilidad del euro. Por tanto, tras años de decepción, la inversión empresarial debería tomar la batuta.

Mientras, el repunte de la inflación ayudará a impulsar los ingresos y el poder de fijación de precios de las compañías. Por el momento, la inflación en Europa está siendo impulsada por el petróleo, pero la base debería ampliarse debido al trasvase de efectos. Como resultado, el crecimiento del PIB nominal debería acercarse al 3,5 por ciento este año, la tasa más elevada desde 2011. El crecimiento de los EPS también puede verse ayudado por la recompra de acciones. Las emisiones de bonos corporativos están aumentando. Además, las firmas están utilizando el crédito barato para impulsar los precios de sus acciones a través de los dividendos y la recompra de acciones.

Las últimas encuestas del Banco Central Europeo (BCE) muestran que los préstamos concedidos para realizar operaciones de M&A y reestructuración se están acelerando. No es ninguna sorpresa: vimos la misma evolución en EE.UU. después del QE2 y en Japón.

En este contexto, el momentum de los EPS ha mejorado. La temporada de resultados del cuarto trimestre fue buena en Europa, mostrando un crecimiento de los beneficios positivo respecto al año anterior. Además, la mayoría de las compañías han batido las estimaciones. Y, a excepción de la energía, diez de once sectores, registraron un crecimiento positivo.

Con estas buenas cifras, las revisiones de los EPS para 2017 están en territorio positivo. La diferencia entre las revisiones de EPS positivas y negativas del MSCI Eurozone es de más del 10 por ciento: hay más revisiones alcistas que bajistas. En EE.UU., la tendencia es la contraria. Algunos inversores ven esta tendencia con escepticismo y creen que las expectativas serán revisadas a la baja y acabarán el año más bajas de lo que se esperaba. Este es el patrón visto cada año desde 2010.

Es cierto que las previsiones para 2017 y 2018 parecen demasiado altas (alrededor del 14 por ciento y 10 por ciento, respectivamente para el MSCI Europe, según el Institutional Brokers' Estimate System (I/B/E/S)), pero es engañoso. La mayor parte del crecimiento esperado proviene de tres sectores en los que la base de comparación es baja: energía (con un aumento del 72 por ciento), financieros (12 por ciento) y materiales (30 por ciento). ¡La contribución de estos sectores al crecimiento del MSCI Europe EPS para 2017 es del 62 por ciento! Las estimaciones para otros sectores son más moderadas, desde el 13 por ciento para el consumo discrecional hasta el 8 por ciento del industrial, el 9 por ciento para las TI y menos del 5 por ciento para las telecomunicaciones y las utilities. Son cifras razonables. Por lo tanto, salvo una pronunciada desaceleración del PIB, existe una buena probabilidad de que los EPS registren un buen crecimiento este año, en torno al 10 por ciento.

Este esperado aumento de los EPS es bienvenido en los mercados de renta variable dado que las valoraciones son algo exigentes, aunque en menor medida que EE.UU. El P/E de la eurozona para los próximos 12 meses es de alrededor del 15 por ciento de media a 10 años (21 por ciento en EE.UU.). El aumento de los EPS también será el único motor para los mercados de renta variable este año.

publicidad
publicidad
publicidad