Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

análisis técnico

EEUU con nuevos máximos históricos y Europa otra vez rezagada

Seguimos con la misma tónica de muchas semanas del pasado ejercicio, las bolsas americanas liderando y Europa sin poder seguir el ritmo. ¿Qué ocurrirá cuando en EE.UU. pierdan fuelle o necesiten tomarse un respiro? Los niveles de las plazas europeas siguen sin confirmar en algunos casos los cambios de escenario que son necesarios para no complicar el panorama técnico en caso de un freno al otro lado del Atlántico, y decimos freno que no corrección. Por ahora, no hay patrones técnicos que nos marquen formaciones de techo en las plazas americanas, como mucho, alguna divergencia, pero los indicadores de amplitud sieguen dando apoyo a los avances. En los de sentimiento ya están algo más dudosos con temores por el recorrido cubierto y con valoraciones ajustadas en la temporada de presentación de resultados que continúa. A destacar en este caso la fortaleza de los sectores vinculados a la tecnología y el recorrido que acumulan ya en positivo.

El dólar ha vuelto a apreciare algo, pero se mantiene en la zona alta del rango del año, en tanto que las materias primas han recuperado el tono el crudo y el oro. Y las plazas emergentes también siguen aportando valor a los inversores en este tipo de mercados con más riesgo. Los tipos de interés sin grandes cambios siguiendo atentamente los pasos de la inflación y las declaraciones que vayan a emanando desde los bancos centrales al respecto para vislumbrar posibles cambios en la política monetaria, que por el momento de sólo se prevén en EE.UU. y en un proceso de normalización sano que también puede contarse como un apoyo a la renta variable.

El dólar acabó la semana en las proximidades de los 1,0650 y acercándose a este punto de pivote que son los 1,0600 y que nos marca por ahora el sesgo dentro del rango del movimiento anual entre los mínimos de los 1.0350 de las primeras sesiones del año con los máximos de hace una semana por encima de forma testimonial de los 1,0800. Aunque ayer perdiera de forma testimonial en los mínimos de la sesión la zona de los 1,0600 se mantiene como zona de pivote ahora de soporte tras la apertura de hoy. Cierres por debajo de los 1,0600 no colocan con sesgo negativo, apreciación del dólar y con opciones de buscar el siguiente soporte en la zona delos 1,0500, de los mínimos de pasado ejercicio y después la zona de mínimos anual sobre los 1,0350 que abre la búsqueda de la paridad.

Por encima de los 1,0600 tiene el sesgo positivo y puede buscar la zona de resistencia de los 1,0800. Por encima de este nivel los 1,0900 marcan la formación de un patrón de suelo si no ha perforado de forma previa otra vez el nivel de los 1,0500 que dejaría el objetivo teórico del rebote buscando los niveles de los 1,1300 ya de nuevo dentro del rango mayor de pasados ejercicios y en su zona alta.

El SP500 cerraba la semana con máximos históricos y la ha comenzado igual consolidando la ruptura sobre los 3.300 puntos y dentro del rango objetivo del avance de la ruptura que los situábamos entre los 2.330-2.350 puntos. Ha conseguido e siguiente objetivo y seguimos sin tener patrones de vuelta a la vista. Las alertas están en unos niveles de VIX en mínimos, volatilidad bajísima que suele ser precursora de correcciones importantes, pero por el momento sin factor desencadenante y con la temporada de resultados bien toca seguir con las posiciones.

Si consigue superar los 2.350 puntos la siguiente referencia de avance antes de tomarse un descanso puede situarse entre los 2.380-2.400 puntos completando el objetivo del rango lateral de consolidación de los últimos ejercicios al haber alcanzado tras su ruptura la misma amplitud. No seguiría manteniendo dentro del escenario actual de avances a medio plazo.

Los soportes ahora se ajustan al alza, el primero débil sobre los 2.3000 puntos como zona de resistencia previa superada. El más significativo de corto plazo entre los 2.270-2.250 con la posible extensión hasta los mínimos del rango en los 2.235 puntos. Pruebas a estos niveles mantiene las opciones de seguir con un nuevo impulso la progresión. Cierres semanales por debajo de esta zona dejan abierta la prueba de los 2.200-2.190 puntos. Por debajo entramos de nuevo en la zona de rango, pero manteniendo el sesgo positivo contando con el apoyo de la media móvil de 200 sesiones y la base del actual canal de avance. Perdiendo los 2.130 puntos y atacando los 2.100 el sesgo cambia a negativo y nos devuelve la lateral de los últimos ejercicios buscando la siguiente referencia en los 2.000 puntos. Comenzaría entonces a incrementarse la probabilidad para buscar un escenario de corrección que, por el momento, está desactivado. La pérdida de los 1.950 puntos ahondaría en la situación y para confirmarlo tocaría perder los 1.800 puntos.

Las opciones por el momento con la prudencia debida siguen estando del lado de los avances.

El Ibex35 sigue con la asignatura pendiente de los 9.550 puntos que nos marcan la entrada en el escenario lateral. El sesgo sigue positivo puesto que estamos en la parte alta del rango atacando la resistencia, pero hay que superarla de forma consistente y con intención para darle validez. Las zonas de soporte de eta zona de rango también aguanta los ataques que se producen de las mismas, especialmente cuando el sector protagonista es el bancario. La semana pasada se atacaron en intradiario los 9.300 puntos, pero en cierres aguantaron la referencia de los 9.250 puntos. Ante esta situación no tenemos cambios en las referencias técnicas que venimos manejando en las últimas semanas.

En tanto el Ibex no se sitúe por encima de los 9.550 puntos el riesgo de volver a escenario correctivos no puede quedar descartado. Otro fallo en superar este nivel pondrá a prueba la zona de los 9.250-9.000 puntos. Y cierres por debajo de los 8.800 puntos abren el ataque a los 8.500 puntos y activan la ruptura de la serie de mínimos y máximos relativos ascendentes que se mantiene desde los mínimos del pasado ejercicio. Por de debajo de este nivel los 8.000 puntos a tiro como última defensa de los mínimos del pasado año sobre los 7.650 puntos que marca la extensión del escenario correctivo con un objetivo en la zona de los 6.500 puntos. Por ahora este escenario tiene las mínimas probabilidades asignadas, pero sin superar los 9.550 puntos no es posible descartarlo.

Si se logra definitivamente superar este nivel la siguiente zona de objetivos, que a priori sería rápida de alcanzar la tenemos situada entre los 9.800-10.000 puntos. Después una posible extensión hasta la zona de los 10.250 puntos ya puede costar más y nos dejaría próximos a los 10.550 puntos. Este es el nivel en donde el sesgo positivo dentro del rango lateral se confirmaría y abre las opciones de buscar la zona superior del mismo. Este nivel está situado entre los 11.600-12.000 puntos para recuperar los altos de 2015. Con otra zona de resistencia previa importante sobre los 11.000-11.250 puntos. Aún tiene bajas probabilidades asignadas para este escenario y sólo comenzará a incrementarse cuando supere los 10.000 puntos de forma consistente y con intención.

publicidad
publicidad