19 de Noviembre, 13:48 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Estratega de IG

Daniel Pingarrón: "Vamos a tener una corrección"

Lleva nueve años en IG y es responsable del departamento de Estrategia de este bróker británico, uno de los gigantes mundiales, pero a Daniel Pingarrón le picó el gusanillo del mercado mucho antes. «En la universidad siempre tuve mucha curiosidad por las bolsas y procuraba leer mucho e informarme», apunta. Colaborador habitual en distintos medios de comunicación, entre ellos INVERSIÓN & Finanzas.com, conoce bien los mercados y no espera nada nuevo para el arranque del año. «En las próximas semanas vamos a tener una corrección», afirma.

Las bolsas no han empezado mal el año. ¿A qué se debe?

Tenemos muchos peligros. Hemos empezado el año en unos niveles de sobrevaloración, y el comienzo ha sido alcista, sobre todo para las bolsas europeas, donde subimos casi un 2 por ciento en lo que llevamos de año, y en Wall Street algo menos. Lo que explica todo esto que ha sucedido son las elecciones en Estados Unidos, con las que los mercados entran en una euforia alcista bastante extraña, cometiendo bastantes incoherencias. La primera es obvia, porque Wall Street se había significado totalmente con Hillary Clinton y en la medida en que las encuestas la daban ganadora reaccionaba al alza. Pero tras la victoria de Trump, empieza un rally alcista que lleva a subir a doble dígito hasta día de hoy y acumular la mayor sobrecompra en gráfico diario para el Dow Jones desde 2007. Además, sucede el referéndum italiano y sale el 'no', la opción que temía el mercado, y las bolsas lo vuelven a celebrar; el BCE prolonga el 'QE' y eso vuelve a merecer el aplauso del sector bancario, curiosamente uno de los más afectados por una política monetaria ultra laxa; y finalmente la FED sube los tipos de interés y Yellen se muestra más dura de lo que cabría esperar, lo que tampoco causa la menor preocupación en los mercados. Y a todo esto, el yuan chino sigue desplomándose. Es decir, se han producido una serie de hechos en los últimos dos meses que debían haber llamado a la prudencia y no han sido atendidos por los inversores.

¿Hay una cierta exuberancia irracional?

Sí. Estos niveles son demasiado elevados para todo lo que tenemos encima de la mesa y pienso que en las próximas semanas vamos a tener una corrección, no se si más o menos profunda, pero no me parecen que estos sean unos niveles interesantes para comprar pensando en el medio plazo. 

¿Podrá el Dow Jones con los 20.000 puntos?

Son una prueba muy dura. Posiblemente esta misma semana los pruebe, los toque e incluso en cotización intradía los pueda superar pero es muy difícil que en un primer intento se supere esta cota con facilidad. En el caso de Europa, si Wall Street se toma un alto, Europa lo va a sufrir más. Si cae un 2 o un 3 por ciento, probablemente las bolsas europeas corregirán el doble.

¿Y si las medidas de Trump decepcionan?

Todo el rally post Trump se debe a que los inversores han descontado todas las partes positivas, como por ejemplo, bajadas de impuestos, aumento del gasto y la inversión o la aceleración del crecimiento. Pero no han descontado las partes negativas, que las hay, como las tensiones crecientes con China. De hecho, Trump aumenta el riesgo país de Estados Unidos, y las bolsas no lo han descontado. Además, se ha dado el rally con una fuerte subida del dólar, y eso es malo para las empresas. Durante los dos últimos meses, se han ido acumulando muchas cuestiones negativas que han sido obviadas por los inversores pero en un momento que está próximo van a empezar a pesar en el ánimo de los inversores.

¿Qué esperas para el euro/dólar este año?

Todos los analistas coinciden en que este año veremos la paridad, o incluso por debajo. Yo creo que va a llegar la paridad pero a lo mejor lo hace de una forma más lenta de lo que muchos esperan. Entre 1,0350 y 1,0500 hay un soporte muy fuerte. La paridad no es un nivel de equilibrio para el euro/dólar, es una situación extraordinaria, motivada porque la FED y el BCE atraviesan momentos de política monetaria distintos y porque de repente se han descontado un montón de expectativas sobre el crecimiento y la vuelta de la inflación a EEUU, mientras que en Europa parece que vamos a tener 'QE' un año más. Lo que si es cierto es que el euro tiene una fortaleza estructural que muchas veces se nos escapa. Y al euro/dólar, por debajo de 1,05, le cuesta bastante depreciarse. Se llegará a la paridad, pero por debajo, yo no veo mucho recorrido.

¿Puede acelerar el BCE las subidas de tipos de interés?

No es imposible que esto suceda. La oposición alemana a los estímulos monetarios es cada vez mayor, pero en cualquier estimación el BCE puede hacer cambios, terminar antes las compras o prolongarlas. Hacer previsiones a tanto tiempo vista sobre cualquier banco central no suele funcionar. Tal día como hoy hace un año, el vicepresidente de la FED, Fisher, decía que los tipos podrían subir hasta seis veces, y al final hubo un incremento. En teoría, si esta noticia pasase, sería beneficiosa para el sector bancario europeo y para el Ibex, que es el índice más bancarizado de Europa.

¿Cómo ves a los bancos? 

Un argumento muy claro de por qué son atractivos es que han bajado muchísimo y cotizan baratos en términos de muchas métricas fundamentales. Ahora bien, los peligros son muchos. A nivel local, en España tenemos las cláusulas suelo y la subida del Impuesto de Sociedades; y a nivel europeo, la política monetaria sigue siendo muy laxa, unas exigencias de capital crecientes, una regulación que va a impactar en la rentabilidad de los bancos, los problemas de la banca italiana o la pérdida de mercado frente a las 'fintech'. Con estas amenazas, no sé si los bancos son una buena oportunidad para este año. Quizás es un poco pronto para apostar para el sector bancario.

¿Y el petróleo?

Puede estar ya cerca de un punto de equilibrio y va a cotizar la mayor parte del año en un rango previsible de entre los 50 y los 60 dólares. Pero no veo fuerzas para ir más allá. Si sube más de 60 dólares, va a atraer más inversión al 'fracking' lo que va a suponer más oferta potencial a medio plazo. Además, si estamos de acuerdo con que el dólar se va a apreciar, contendrá los precios.

¿Cómo empezaste en los mercados?

Ya en la universidad siempre tuve mucha curiosidad por las bolsas y procuraba leer mucho e informarme. Al incorporarme a IG entré en ventas y junté la parte teórica con la práctica, y a partir de ahí me fui formando como analista.

En aquellos años, el CFD era un producto muy nuevo ¿Costó mucho explicarlo a los clientes? 

Habían llegado a España un año antes. Hoy en día es más popular pero sigue siendo un producto bastante desconocido. Desde nuestro punto de vista, sigue estando en una fase de crecimiento casi inicial. Ha tenido un gran éxito, es el producto definitivo para el inversor con un perfil más dinámico, al que le gustan los mercados, casi semi profesional.

¿Cuál es el CFD preferido por vuestros clientes españoles? 

Con mucha diferencia, el Dax alemán. Tiene unas condiciones muy competitivas y un sesgo alcista mucho más marcado que el Ibex. También es mucho más estable y equilibrado. Es la estrella, hasta el punto de que ofrecemos un CDF estándar, un mini y un micro. Este último cotiza cada punto del Dax a un euro. Por ejemplo, un 1 por ciento de movimiento del Dax supondría un beneficio o pérdida de 160 euros. Y para que el Dax en un día se mueva un 1 por ciento, mucho tiene que pasar. Además, el Ibex 35 es un mercado muy popular en España.

¿Es posible la formación audodidacta en el trading?

Sí, perfectamente. Hay miles de cursos y educadores pero la bolsa no tiene un solo camino para llegar al éxito. En muchos casos, más importante que la teoría es la experiencia propia del trader.

publicidad
publicidad