Vocento 15 años 18 de Noviembre, 16:34 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Elecciones en Estados Unidos

Trump: ¿Qué pasará en la bolsa más allá de la conmoción inicial?

Finanzas.com

Toca mirar tanto al corto como al medio plazo y valorar los diferentes escenarios

La más dividida campaña presidencial estadounidense ha terminado con el inesperado establecimiento del populista Donald Trump en la Casa Blanca como 45 º presidente de Estados Unidos. Además los republicanos han obtenido sendas mayorías en el Congreso y Senado, también por sorpresa. En ese sentido, ahora toca mirar tanto al corto como al medio plazo y valorar los diferentes escenarios. Éstas son las consideraciones de Luca Paolini, estratega jefe de Pictet AM, tras haber realizado este ejercicio.

Victoria de Trump: más allá de la conmoción inicial

Los mercados, que habían descartado en gran medida las posibilidades del republicano Trump, han reaccionado inicialmente más o menos en consonancia con lo que podía ocurrir: bajada de las acciones mundiales y del dólar, entre otras cosas porque el nuevo presidente ha dado señales contradictorias de política económica y financiera. Ahora los mercados esperan ver quien ocupa los puestos clave del gabinete.

Tal vez la mayor amenaza es para el crecimiento mundial, dadas las propuestas de aumentar los aranceles al comercio internacional, 45% a las importaciones chinas, en un momento en que el comercio parece experimentar un declive estructural. Su denuncia de que China es un manipulador de su moneda puede invitar a la venganza de la segunda mayor economía mundial.

La mayoría republicana en el Congreso y Senado puede poner fin a la parálisis política 

Por otra parte la mayoría republicana en el Congreso y Senado puede poner fin a la parálisis política que ha asolado EEUU los últimos años. Los planes de Trump de reducir el tipo del impuesto de sociedades del 35 al 15% y aumentar gasto en infraestructura en no menos de 500.000 millones de dólares, resultan positivos para la economía de EEUU y el partido republicano es ahora más propenso a aprobarlo.

También es estimulante que Trump tenga planes para incentivar que las multinacionales repatrien beneficios acumulados en el extranjero y simplificar el código tributario para reducir el tipo máximo del impuesto de la renta de las personas físicas.

Ahora bien, la combinación de reducciones fiscales y aumento de gasto público ampliará el déficit público de EEUU los próximos años con importante influencia en la inflación y rentabilidad a vencimiento de los bonos. De acuerdo con las proyecciones de la Reserva Federal el déficit presupuestario anual promedió puede aumentar hasta alrededor del 6,1% sobre PIB los próximos diez años, frente a 3,1% actual. Además la inflación puede aumentar en el mercado laboral, donde las propuestas de Trump de limitar la inmigración probablemente conlleve aceleración de los salarios. 

La política monetaria puede tener que ajustarse a un ritmo más rápido 

En consecuencia la política monetaria puede tener que ajustarse a ritmo más rápido de lo que la Reserva Federal prevé. Aunque el banco central puede retrasar su próxima alza de tipos de interés hasta 2017 el ajuste puede ser mayor a largo plazo y con ello el aumento de la rentabilidad a vencimiento de los bonos. Sin embargo la crítica de Trump a la política monetaria ultra laxa de la Reserva Federal, incluyendo la demanda de que el banco central sea auditado, puede socavar la independencia de la institución. Mientras Trump ha pedido la dimisión de la presidenta de la Reserva Federal Janet Yellen, cuyo mandato vence en 2018.

El caso es que con aumento de inflación y mayor déficit presupuestario se puede poner fin a la fortaleza del dólar, que ya consideramos 20% sobrevalorado.

Industriales y salud pueden destacar

En conjunto la incertidumbre crea un entorno más desafiante para acciones y bonos, que siguen caros en términos históricos. Hay que tener en cuenta que actualmente los mercados mundiales están atrapados entre la mejora macroeconómica y el drenaje de estímulo de los bancos centrales. Hasta ahora el deterioro de liquidez se ha dado en el dólar de EEUU -con reinicio de repos (contratos de cesión y recompra a muy corto plazo con respaldo en deuda pública), inversos de la Reserva Federal y liquidación de reservas de los bancos centrales de mercados emergentes-. Lo positivo es que los bancos centrales pueden tener que intervenir una vez más con estímulos adicionales si las condiciones del mercado se hacen más volátiles.

Los obvios ganadores de las propuestas de Trump son las acciones industriales y de construcción. Además las compañías de salud, que se han estado comportando por temores a que una administración Clinton redujera los precios de referencia de los medicamentos- pueden vivir un rally prolongado. Defensa y energía pueden también salir beneficiados, si bien los precios del petróleo pueden mantenerse limitados por un aumento de su oferta si las restricciones a la perforación se eliminan. Además el sector financiero puede experimentar un rally sostenido si, como ha sugerido Trump, se revierten algunas de las regulaciones a los bancos originadas con la crisis de 2008.

Efecto negativo en los mercados de bonos.

Además la administración Trump probablemente tenga efecto negativo en los mercados de bonos. La deuda de mercados emergentes es particularmente vulnerable, especialmente las denominaciones en dólares. Sin embargo la deuda de exportadores de materias primas puede comportarse bien en caso de rally en los precios éstas ante un mayor gasto en infraestructuras de EEUU. 

Los riesgos políticos continuarán en 2017

Los riesgos políticos continuarán en 2017 con los mercados a la expectativa de ver si el movimiento anti-sistema sigue tomando fuerza en Europa. Así que, en un clima político cambiante, los activos de más riesgo permanecerán bajo presión. El referéndum constitucional italiano en diciembre puede proporcionar la siguiente evidencia.

publicidad
publicidad
publicidad