22 de Noviembre, 03:00 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

José Luis Herrera, Analista y responsable del servicio de Atención al Cliente de CMC Markets España

"La sencillez en la operativa nos puede dar buenas oportunidades"

Empezó con las OPVs de los años 90 y de ahí a la Universidad, los másters, la autoformación y las mesas de operaciones. Pero siempre bolsa, mucha bolsa. Las cosas han cambiado mucho desde entonces, pero la esencia sigue siendo la misma. Sencillez operativa y mucho control emocional mezclado con una excelente gestión monetaria. Esta es la fórmula que propone José Luis Herrera para afrontar el día a día de los mercados. Aquí no hace falta encomendarse al azar. Más que corazonadas, una buena operación es más por «el sentido común y la intuición que da la experiencia», apunta.

¿Qué cualidades debe tener un buen trader?

Lo principal es que tenga control emocional, no pensar en términos de dinero, sino en gestionar su cuenta de forma adecuada. Tiene que tener también disciplina, el trader no necesariamente nace sino que se puede hacer mediante la formación. Además, y esto es muy importante, tiene que estar preparado para poder cambiar de opinión. Muchas veces tienes una visión del mercado, pero si las circunstancias cambian tienes que ser capaz de adaptarte. Nos ocurre con frecuencia, vemos una situación en la que las variables nos dicen que hay posibilidad de compra, y luego ser resulta ser un falso escape o una falsa ruptura. Hay que ser capaz de interpretar muy bien esos posibles giros de mercado.

¿Qué rutina consideras más adecuada para el día a día?

Habría que diferenciar entre mi rutina de trabajo y la operativa. Lo primero que hago es atender los correos de los clientes, sus dudas y consultas, porque para nosotros es lo principal. A nivel de operativa, la rutina para un trader debe pasar por comenzar el día sin réditos mentales, sin dejarte llevar por sensaciones de euforia o revancha del día anterior. Luego, por supuesto, hay que evaluar las noticias y los datos de la jornada, y para eso tenemos un calendario muy útil en nuestra plataforma. Ya puestos en la operativa, me gusta estudiar los gráficos de más a menos, porque es muy importante tener una visión global aunque estés operando en plazo pequeño. Por eso, empiezo por velas mensuales o semanales, y desde ahí, como el mercado es fractal, vamos disminuyendo para ver posibles niveles de apoyo. Además, es muy importante la gestión monetaria, no me cansaré de decirlo, lo que pasa por formular mis estrategias del día en función del volumen y la posición.

¿Qué es la gestión monetaria?

Puede abarcar muchos puntos, pero podría ser algo tan sencillo como no utilizar un determinado tamaño de posición. Es decir, tener una posible ganancia delimitada y un 'stop loss' en función de esa ganancia. Por ejemplo, se habla muchas veces de que la operación no debe superar el 2 o 3 por ciento de tu cuenta. Esto es gestión monetaria y te permite afrontar una racha de pérdidas, igual que una de ganancias, sin que afecte a tu cuenta.

¿Qué errores suele cometer el trader inexperto?

El primer error es el querer materializar ganancias rápidamente y dejar correr las pérdidas, cuando lo correcto es justo al revés. Una pérdida hay que cortarla rápido y la ganancia hay que gestionarla, dejarla correr, porque al final me va a permitir tener un trading con un retorno positivo. El segundo error consiste en ponerse presión, en querer ganar dinero rápidamente. El trading, si nos vamos a dedicar a ello, hay que tomarlo como un trabajo pero habrá días en que no encuentre oportunidades. Otro error que suelen cometer es no marcarse puntos de entrada y de salida, la ecuación riesgo-beneficio, que es muy difícil de gestionar. Y luego deben intentar controlar el sobre apalancamiento, este es un error que con el tiempo se puede controlar, de ahí la importancia de la formación.

En el trading profesional...¿sirven las corazonadas o siempre está todo muy estudiado? 

La experiencia es un grado, y en el trading también. El hecho de haber estado años y años delante de pantallas viendo cómo reaccionan los mercados ante un dato o una situación de euforia o pesimismo es algo que influye. Es esa intuición que puedes tener ante el mercado, esa memoria financiera producto de haber estado viendo el mercado durante años. Eso al final te da una intuición que muchas veces no eres capaz de explicar, pero por la que sabes que el mercado, con un alto grado de probabilidad, va a hacer un movimiento. Más que corazonadas, muchas veces es el sentido común y la intuición que te dé la experiencia.

¿Cómo busca oportunidades?

Aquí habría que distinguir el horizonte temporal, en función de si es una operación intradía, a corto o a medio plazo. A mi me gustan los CFDs sobre acciones para operar a medio plazo, y hay activos en los que me gusta operar más a corto plazo, con determinados pares de Forex, por ejemplo. Una vez seleccionado todo esto, me baso en la sencillez, que nos puede dar oportunidades. Algo como canalizar un movimiento, o ser capaces de encontrar una situación de sobrecompra o sobreventa de un MACD apoyado en el precio (doble suelo, soporte o resistencia) nos puede dar señales con cierto grado de efectividad igual que nos las darían sistemas más complejos. Enlazando todo esto, lo que hago es, en función de estos parámetros, encontrar alguno de los muchos activos disponibles que se adecúen. Con los CFDs hay más de 10.000 instrumentos. Herramientas como nuestro radar de figuras simplifica esto. Puedo hacer una selección de determinadas figuras en ciertos instrumentos que me permita identificar si, por ejemplo, se está produciendo alguna ruptura.

¿Pero no porque el radar te ofrezca una señal implica que haya que abrir una posición?

Por supuesto. Que quede bien claro que el trading es un cúmulo de posibilidades, no es una ciencia exacta. Una herramienta que haya sido parametrizada, tampoco va a ser una ciencia exacta. Hay que obrar con adecuados controles de riesgo y gestión de la posición. Esta herramienta me permite monitorizar muchos activos sin tener que hacer el trabajo individualmente. Por ejemplo, lo mismo no era consciente de que se estaba produciendo una figura en el franco suizo contra el yen. El radar me alerta, yo estudio la figura y decido si operar o no hacerlo.

¿Cómo se aprovecha bien una cuenta demo?

Las demos son muy importantes. La prioridad es aprender a usar la plataforma, conocer las diferentes tipologías de órdenes, hacer distintas pruebas con el riesgo operativo limitado a cero. También para probar una adecuada gestión monetaria. Hay quien piensa que la demo no tiene el componente emocional que te da el dinero real. Por eso, nuestras cuentas reales tienen algo muy importante, la flexibilidad de la posición. El cliente puede utilizar cualquier tamaño de posición que se adapte a su perfil de riesgo. Eso me permite probar mis estrategias con poco dinero, con prudencia. También, teniendo una cuenta en real puedes seguir operando con la cuenta demo.

¿Qué libros de trading recomienda?

Hay muchos y muy buenos. Yo citaría tres. El primero es como la biblia del trading, 'Análisis técnico de los mercados', de John Murphy. Hay otro que es 'El fabuloso mundo del dinero y la bolsa', de André Kostolany. Y por último, ya que hablamos de la importancia de la psicología y el control mental, señalaría el libro 'Inteligencia emocional', de Daniel Goreman. Esta obra ayuda a conocernos y aprender a controlar nuestras emociones.

¿Hay alguna herramienta (RSI, MACD, Elliott...) que te guste en particular?

La sencillez, bien aplicada, es útil y puede dar bastantes oportunidades. Esto puede pasar por ver velas o patrones de velas que nos den figuras de vuelta. Por ejemplo, me gusta mucho aplicar un martillo o una estrella fugaz del Forex, veo que este tipo de patrones se suelen cumplir con bastante facilidad. Me gusta también ver una situación de sobrecompra/sobreventa del MACD apoyando al precio.

publicidad
publicidad