Vocento 15 años 22 de Octubre, 03:06 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

convulsión en el forex

Batacazo de la libra: Esto es solo el principio

El hundimiento de la libra esterlina, la peor divisa del Forex en lo que llevamos de año, ha disparado todas las alarmas, pero la mala noticia para el Reino Unido es que al movimiento bajista todavía le queda mucho terreno por delante. El 'flash crash' que se produjo el viernes en la jornada asiática es solo un episodio más que ha puesto los nervios a flor de piel a los operadores, pero la realidad y los fundamentales son implacables. Vamos directos a un 'hard Brexit', una salida dura de la UE con negociaciones a cara de perro y cuyas implicaciones de medio palzo para la economía británica son muy negativas. 

"A corto plazo, la caída de la libra es un impulso para los exportadores del Reino Unido, y por supuesto para la Bolsa", dice Leon Cornelissen, economista jefe de Robeco. "Pero en el medio plazo no podemos ser optimistas sobre el crecimiento económico en el Reino Unido. Una libra más débil tendrá efectos inflacionistas, y las empresas no compensarán a los trabajadores con aumentos salariales, ya que se escudarán en la incertidumbre de la situación", apunta. 

Como consecuencia los ingresos familiares sufrirán y las previsiones del PIB bajarán. Esta incertidumbre obstaculizará la inversión extranjera y nacional en el Reino Unido; las empresas tendrán una actitud de "esperar y ver" antes de comprometerse a nada. La perspectiva a largo plazo depende del escenario Brexit que se despliegue, pero un "hard Brexit" apunta hacia fuertes pérdidas en el PIB para los próximos años.

En estas condiciones, los operadores son muy excepticos. "No hay mucho potencial alcista en la libra", asegura Ryan Myerberg, gestor de fondos de Janus Capital en Londres. "Obviamente, los movimientos extremos como el del viernes son muy sorprendentes, pero además hay el contexto de un país con enormes problemas políticos y una gran incertidumbre sobre lo que va a pasar con el Brexit y la relación con la Unión Europea", puntualiza este experto. 

En este sentido, Jorge Labarta, experto en divisas y autor del libro 'Así me hice trader', apunta que "la depreciación la están sufriendo los importadores británicos, así como los pensionistas que viven en Europa con salario británico". Respecto a la caída del viernes, ve varias causas. Tal vez pudo ser "una activación de stops de fondos institucionales", grandes institiciones que intereses económicos en una depreciación de la libra e incluso puede deberse a una acción institucional tratando de hacer tangible el peligro que va a suponer para los británicos la salida de la U.E", observa Labarta. 

"La libra todavía está en proceso de buscar un nuevo equilibrio tras el flash crash del viernes, que ha reforzado el sentimiento negativo hace la moneda, impulsando las preocupaciones por el llamado hard Brexit", dice Lee Hardman, estratega de divisas del banco japonés Mitsubishi UFJ. "Llevará tiempo después de esta desestabilización ver acción en el precio", apunta. 

La cuestión es que las últimas declaraciones de los líderes políticos apuntan hacia un divorcio poco amistoso entre la UE y Reino Unido. A la intención de controlar los flujos migratorios, Europa ha respondido con que no habrá condiciones especiales para quien quiera abandonar el bloque común. 

En este contexto, cualquiera sabe en qué puede derivar la escalada de declaraciones, y cómo puede reaccionar la moneda británica, tanto al alza como a la baja. "La libra está en caída libre y nadie quiere tocarla en estos momentos", apunta Aurelija Augulyte, estratega de Nordea. Esta experta prevé que la libra llegará a un suelo de 1,2 dólares (actualmente está en 1,24 dólares) para rebotar más tarde hasta 1,27 dólares. 

Tampoco se puede decir que comprar libras ahora especulando con un rebote que quién sabe cómo y en qué condiciones se producirá sea la mejor de las ideas. Con los tipos próximos a cero, los traders no obtienen beneficios de la compra de libras, y si a eso se suma un déficit exterior galopante, las presiones para la moneda británica son insufribles. Myerberg también cree que de aquí a fin de año la libra ser irá hasta 1,20 dólares, pero con potencial para caer todavía más abajo.

publicidad
publicidad
publicidad