Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

informe de perspectivas

Bankinter cree que el Ibex llegará el año que viene a los 9.740 puntos

Finanzas.com

Los analistas de Bankinter consideran que el principal indicador de la bolsa española, el Ibex 35, alcanzará el año que viene el nivel de los 9.740 puntos, lo que supone un potencial alcista del 12,1% desde los niveles actuales de cotización. Esta valoración justifica a su vez su nota de 'comprar' el índice de referencia en España, con un escenario central de impacto "moderado" del 'Brexit'. 

Igualmente, aplican para el año que viene un incremento de los 'beneficios por acción esperados' del 20,3%, valoración que implica un ratio Precio/beneficio (PER) implícito para la bolsa española de 14,9 veces. Pese a la materialización de riesgos a priori significativos, especialmente el Brexit, "las bolsas han conseguido enderezar su rumbo", añaden en Bankinter. Todo ello en base a un ciclo económico que lejos de empeorar "parece consolidar su recuperación", apuntan los expertos en su informe de estrategia trimestral 4T 2016

En este escenario, los analistas del banco piensan que "el flujo de capitales irá gradualmente revirtiendo hacia bolsas ante la falta de alternativas de inversión rentables, la abundante liquidez generada por los bancos centrales y la mejora estimada para los beneficios empresariales". 

Recuperación de la economía española

La recuperación de la economía española continúa a buen ritmo, superando "obstáculos" como la incertidumbre política y el 'Brexit', pero la ausencia de Gobierno "terminará erosionando el crecimiento" más allá de 2016, según advierten los analistas de Bankinter.

Los expertos también avanzan que sobre el crecimiento de la economía española podrán pesar, además, los efectos negativos de la posible salida de Reino Unido de la Unión Europea y las exigencias de Bruselas. Pero antes de que eso ocurra, los analistas se centran en los datos actuales, que muestran que el PIB volvió a expandirse un 0,8% en el segundo trimestre del año, por cuarto trimestre consecutivo, de modo que la variación interanual solo se frenó del 3,4% al 3,2%.

"La esperada ralentización de la actividad no se está produciendo por el momento", señalan, al tiempo que indican que aprecian "ciertos síntomas de agotamiento" en partidas como la inversión y la construcción, pero matizan que son "muy suaves y poco definidos".

Por ello, revisan al alza las estimaciones de crecimiento para este año y para 2017 y auguran que el PIB podrá expandirse hasta el 3,2%, frente al 2,8% estimado inicialmente, y un 2,7% en 2017, frente a la previsión del 2,5% anterior.

Por otra parte, creen que con la economía creciendo por encima del 3% el ritmo de creación de empleo debería mantenerse en una tasa similar. "En la medida en que el consumo y la inversión mantengan el buen tono, la creación de empleo debería continuar", insisten.

Así, calculan que el incremento en el número de afiliados a la Seguridad Social rondaría el medio millón y que la tasa de paro acabará el año en el 19,1%, frente al 19,6% anterior. La cifra podría pasar del 17,9% al 17,5% estimado para 2017.

Los expertos ponen de manifiesto que la inflación seguirá condicionada por la evolución del petróleo, al tiempo que mantienen sus previsiones para el IPC del 0,3% a finales de año y del 1% en diciembre de 2017.

Variables con peor evolución

Sin embargo, advierten de que no todas las variables macro evolucionan tan bien y citan expresamente el déficit fiscal, que sigue siendo elevado. Además, afirman que la dinámica de ingresos y gastos "es bastante negativa", ya que los recursos solo aumentan un 0,8%, mientras que los empleos suben un 1,8% interanual.

"Con esta evolución de ingresos y gastos se deduce que la política fiscal está siendo expansiva este año, pero tendrá que cambiar el próximo, tal y como refleja la nueva senda de reducción del déficit", resaltan.

Finalmente, hacen mención a la evolución del crédito, que no está siendo "tan fuerte" como en trimestres anteriores. De hecho, subrayan que las nuevas operaciones de crédito se están frenando, sobre todo en el caso de empresas, debido al ligero freno que se ha producido en la inversión empresarial y a la tendencia de desintermediación financiera. Por ello creen que el crecimiento del stock de crédito se retrasará hasta 2018.

publicidad
publicidad