23 de Noviembre, 02:12 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

trader profesional

Víctor Gómez Valenzuela: "El que opera por necesidad, pierde por obligación"

I. Kantartzis

En esta serie de entrevistas hablamos con traders profesionales sobre su psicología y cómo les influye en su operativa. Nos hablan de sus emociones durante las rachas de ganancias y pérdidas. Uno de los principales criterios para elegir a las personas que aquí entrevistamos es su experiencia, cuantos más años de trading mejor. Hablamos hoy con Víctor Gómez Valenzuela.

Pregunta: ¿En qué momento se decidió por una carrera como inversor y se dedicó totalmente a los mercados? 

Gómez: Me acerqué a los mercados financieros de una manera casual como creo que llegan las cosas más interesantes a la vida de cada uno, cuestión distinta es si uno está preparado y receptivo para afrontarlas. No cabe duda que en mi caso si lo estaba y fue cuando se produjo el cambio. 

En aquel momento, estaba inmerso en la empresa familiar pero la idea de trabajar muchas horas a cambio de un buen salario no me convencía. Siempre he considerado que en la vida hay cosas más importantes que el dinero. Hipotecar tu tiempo por dinero no es una buena ecuación. 

Hago mía una frase de John Lennon e invito a reflexionar sobre ella" la vida es aquello que sucede mientras planeamos el futuro". Supongo que este tipo de reflexiones e imaginarme a mí mismo con veinte o treinta años más, desgastado y alienado entre cuatro paredes fue el revulsivo necesario como para que tomara las riendas de mi propia existencia. Corría el año 2011 cuando empecé a formarme a conciencia y después de varios meses en simulado, abrí cuenta en real.

Los comienzos no fueron nada fáciles porque tuve un error de cálculo. A pesar de mi exquisita preparación y dedicación, olvide analizarme a mí mismo y claro, a las primeras de cambio, el mercado me puso en mi sitio, volviendo al punto de partida. Dolorido y bastante magullado, me recompuse como pude e intenté de nuevo ganarle el pulso al mercado.  Durante algún tiempo compaginaba mi labor empresarial con los mercados financieros y es en el 2014, con resultados mucho más que aceptables, cuando decido dedicarme por completo al trading.

Pregunta: ¿Cuál es su historial profesional y educativo? 

Gómez: Mi mundo ha girado siempre en torno a la empresa. Cuando uno nace en el seno de una familia dedicada a los negocios, de alguna manera eso queda impregnado en el ADN. Mis habilidades empresariales destacaron mucho antes de formarme de una manera profesional. Estudie Ciencias Empresariales y completé mis estudios con un Máster en Dirección Estratégica de Empresas, cuyo proyecto final, enfocado en las empresas familiares, me hubiera llevado a Colombia a formar a jóvenes promesas, de no ser porque el trading se cruzó en mi camino.
Confieso que fue amor a primera vista. Desde cualquier parte del mundo, un equipo informático aceptable y una buena conexión a internet, sin olvidar los conocimientos necesarios, conseguiría la tan ansiada independencia financiera.

Pregunta: ¿Cuál es el principal error que cometen los principiantes respecto a los profesionales? 

Gómez: Acercarse a los mercados buscando ingresos elevados rápidamente. Normalmente motivados porque su trabajo no les agrada o porque no lo tienen y necesitan una fuente de ingresos. Llegar a ser trader profesional requiere de una fase previa de formación y entrenamiento. El que opera por necesidad, pierde por obligación.

Pregunta:  ¿Cómo gestiona su cartera? 

Gómez: Suelo trabajar con futuros y CFDs. Normalmente en el mercado de futuros del DAX que es en el que estoy más especializado. Puedo operar otros mercados pero prefiero que sean siempre los mismos. No es necesario estudiar muchos mercados para ganarse la vida con esta actividad. La diferencia entre operar con futuros o CFDs depende del tamaño de la cuenta con la que se trabaje y de lo agresivo que sea mi comportamiento con el mercado. No realizo operaciones complicadas, ni de cobertura. Me baso en la simplicidad operativa, que no significa que sea sencillo.

¿Cuál es su rutina típica de trading? 

Gómez: Suelo operar la apertura europea y la americana. Dedicándole una hora y media al mercado en cada ocasión. Horario que coincide con la formación que imparto. A veces puedo permanecer más tiempo en el mercado, aunque no es lo habitual.

Pregunta: ¿Qué superó, o a qué renunció, para tener éxito? ¿Pagó algún precio?

Gómez: ¿Superar? A mí mismo. Todos nos acercamos con una idea muy equivocada de como funciona el trading y de como debemos afrontarlo. Superar esos paradigmas es muy difícil.  Debemos comprender que el mercado es el mismo para todos. Que se comporta igual en todas las pantallas y lo que tenemos que trabajar es justo lo que hay frente a la misma.

Siempre comento a los alumnos que en lugar de dos pantallas para operar es mejor quitar una y poner un espejo para que nos fijemos en nosotros y casi siempre veremos que es lo que está fallando realmente. Se debe simplificar al máximo la complejidad de la operativa para poner toda nuestra atención en nuestro comportamiento frente al mercado.  No tengo la sensación de haber renunciado a nada. Las personas importantes que estaban a mi lado en el punto de partida, continúan a mi lado y yo creo que ahí radica gran parte de mi éxito.

Pregunta: ¿Cómo encuentra las oportunidades de trading?

Gómez: Estudio la distribución y la acumulación que realizan las instituciones en el mercado y que generan desequilibrios entre la oferta y la demanda. Una vez que se producen los desequilibrios opero siempre a favor de la fuerza que más presiona entrando en las zonas que resultan más difíciles de superar por el precio en mi contra.

Pregunta: Una vez que tiene una posición, ¿cuáles son los factores que tiene en cuenta para aumentar o reducir el tamaño de la posición?

Gómez: Solo aumento mi posición si el mercado continúa dándome la razón de una manera contundente y no suele ser una práctica habitual en mí. Nunca reduzco mi posición. Al hacer scalping las decisiones muchas veces las hago en segundos por lo que no me planteo aumentar o reducir mis posiciones. Considero que operar ya es suficiente complejo como para hacer malabares. O de momento no soy tan bueno.

Lea el resto de la entrevista en la revista TRADERS

publicidad
publicidad