Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

FlashBoys

FlashBoys: Si tiene cualquier contacto con el mercado, esto le afecta

Finanzas.com

Ya en su quiosco por 5,99 euros con la revista INVERSIÓN&finanzas. 'Flash Boys', el bestseller de obligada lectura

Si usted compra acciones en el Ibex-35 o si opera en cualquier bolsa; si tiene un fondo de inversión, una cuenta de ahorro, un plan de pensiones, un seguro de vida o un depósito, 'Flash Boys', el bestseller estadounidense de Michael Lewis, es de obligada lectura. Y lo podrá conseguir desde hoy mismo en su quiosco de la mano del especial de verano de la revista INVERSIÓN&finanzas.com (número 1.026) por solo 5,99 euros en total. No se lo puede perder.

'Flash Boys' muestra una parte de Wall Street que generalmente ha hecho negocios en la sombra. Un viaje que llevará a todo aquel que lo desee a una historia increíble pero cierta sobre los mercados, una historia de hipocresía, de secretismo y de eterna investigación del ser humano con el fin de obtener una ventaja en un mundo incierto. Y esto puede cambiar.

Qué podrá encontrar

La historia de «Flash Boys» arranca en el verano de 2009. El FBI detiene a Sergey Aleynikov, un extrabajador de Goldman Sachs acusado de robar el código fuente de su antigua empresa. De caer en malas manos, el código hurtado por este programador de operaciones comerciales de alta frecuencia podría usarse para manipular los mercados. ¿Significaba esto que las manos de Goldman Sachs son las buenas? Si Goldman puede manipular los mercados, ¿pueden hacerlo otros también? Y a todo esto, ¿qué son las operaciones comerciales de alta frecuencia?

Son las preguntas que se hizo Michael Lewis, autor de otros bestseller como «Moneyball» o «La Gran Apuesta». Buscar las respuestas le llevaría al rascacielos One Liberty Plaza de Nueva York. Allí conocería a un grupo de personas procedentes de grandes bancos, importantes bolsas financieras y firmas especializadas en operaciones de alta frecuencia. Y al frente, Brad Katsuyama. Muchos han renunciado a sus sueldos millonarios para declarar la guerra a Wall Street. Denuncian que unos pocos manipulan el mercado para beneficio propio. Son los 'flash boys'.

Puede que el lector se está preguntando por qué le debe importar la cruzada de unos pocos locos contra los gigantes de Wall Street. Si opera directamente en la bolsa, la diferencia de precio puede ser de unos meros céntimos. «Tiene razón. Se sentiría diferente si fuera un fondo de inversión y se diera cuenta de que la caída del valor de una acción lo están causando los traders de alta frecuencia que se anticipan a su orden y eso le está costando millones, hasta un tercio de sus activos», cuenta el autor. «Puede que sean solo céntimos, no es mucho. Pero su preocupación debería ser: ¿Quiero invertir en un mercado expuesto a los 'flash crashes'? ¿Quiero respaldar o mirar hacia otro lado a un mayor riesgo de inestabilidad causado por este sistema amañado?».

publicidad
publicidad
publicidad