Vocento 15 años 18 de Noviembre, 01:33 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Cierra en los 8.469,3 puntos

El crudo a 28 dólares deja al Ibex-35 sin los 8.500

El selectivo español ha cerrado con una caída del 0,87% una jornada de vaivenes en la Bolsa La prima de riesgo de España repunta testimonialmente a los 127,8 puntos y el diferencial con el bono alemán al 1,751%

La montaña rusa en la que ha estado montado el Ibex-35 desde los primeros movimientos de la sesión no ha tenido un buen final. El selectivo español ha perdido -en el último suspiro- la cota de los 8.500 que luchaba por retener en los últimos cambios. El índice nacional ha cerrado finalmente en los 8.469,3 puntos, con una caída del 0,87%, por lo que pierde soportes importantes a la baja. 

El crudo ha sido la principal referencia para los inversores. Hoy ha entrado en juego el levantamiento de las sanciones a Irán, lo que supone un nuevo actor en la materia prima. Así, el barril de Brent ha llegado a caer a los 27,67 dólares esta madrugada, es decir, su mínimo en 12 años, aunque ha rebotado desde ese nivel y se mueve en los 28,73 al cierre de las Bolsas europeas.

El más alcista de la sesión ha sido ArcelorMittal, que ha subido un 3,62%, seguido de Ferrovial (+1,45%). Merlin, Gamesa, Aena y Red Eléctrica también han conseguido cerrar con ganancias.

Sacyr ha sido el más castigado, con una caída del 6,18%. Técnicas Reunidas y FCC se han dejado ambas más de un 5%, seguido del Sabadell, que ha perdido más de un 4%. Ha sido, en general, una sesión mala para la banca. Bankinter y el Popular han perdido más del 2%; BBVA, un 1,54% y el Santander, un 1,25%. Solo destaca positivamente en el sector el 0,78% que ha ganado CaixaBank, impulsado por una fuerte recomendación de compra por parte de Morgan Stanley. 

Las demás Bolsas europeas han notado el castigo por la incertidumbre en las materias primas. El Dax alemán (-0,23%) ha tirado de la sesión, aunque finalmente ha sucumbido a las pérdidas. El FTSE londinense ha perdido un 0,37%, mientras que el Eurostoxx y el Cac francés se han dejado más del 0,50%. El peor parado ha sido el FTSE MIB italiano, que ha caído más de un 2,60% en la sesión.

Ha sido una sesión de fuertes cambios en el rumbo de las Bolsas, con los movimientos del crudo dictando las direcciones. Sin referencias en Wall Street, hoy cerrado por el festivo de Martin Luther King, el mercado ha permanecido muy volátil pese a las buenas noticias que han llegado desde China. En concreto, el Banco Popular de China (BPCh, central) anunció hoy que volverá a aplicar un coeficiente de reserva en yuanes para las instituciones financieras extranjeras a partir del 25 de enero. Según un comunicado en su web oficial, el coeficiente de reserva era cero desde diciembre de 2014, pero tras un año de preparativos las firmas "ya están en condiciones" de entrar en la política de reserva de depósitos, de forma similar a sus homólogas chinas.

Lo que queda de la semana tampoco se avecina más fácil. Además de la reunión del Banco Central Europeo prevista para este jueves, hay dos frentes abiertos para los inversores que no tienen rápida solución. Por una parte, China, aunque sus Bolsas comienzan a dar señales de estabilización. Mañana será una prueba de fuego ya que conoceremos el dato de PIB del cuarto trimestre de 2015. El consenso del mercado espera un crecimiento del 6,9%, pero algunos analistas, como los de Barclays, que esperan un 6,6%, son más cautos.

Por otra, el crudo. Irán ha anunciado este lunes un aumento de 500.000 barriles diarios (bd) de su producción de petróleo, posibilitado por el levantamiento de las sanciones internacionales en su contra. Con un nuevo jugador en el ya presionado mercado de las materias primas, no sería descartable un barril de Brent a 20 dólares si no hay mayores medidas por parte de la OPEP y la demanda sigue debilitándose. "La caída por debajo de la frontera psicológica de los 30 dólares está haciendo mucho daño al mercado en términos de confianza", afirman desde Bankinter. 

De momento aconsejan mantener posiciones. "Salvo que estemos entrando de nuevo en otra recesión, vender ahora sería un error", defienden en su informe semanal. "El riesgo de que estemos entrando en una nueva crisis de economía y/o mercado es bajo, por lo que creemos que a finales de enero habrá terminado el proceso de ajuste y el año irá de menos a más".

publicidad
publicidad
publicidad