16 de Octubre, 16:48 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

ideas de inversión

Inversiones de impacto: ¿Qué son y cómo nos pueden beneficiar?

Luis Hernández Guijarro

En los últimos años, la inversión de impacto ha ganado la atención de los responsables políticos y los inversores. El concepto apareció por primera vez en el Foro Económico de la Reunión Anual de junio de 2013 en Davos (Suiza). El Reino Unido acogió el Foro de Inversión de Impacto G8 Social, primer evento de utilizar la plataforma del G8 para discutir la inversión social. La inversión de impacto es un término acuñado en 2007 en la Cumbre convocada por la Fundación Rockefeller en los EE.UU. Desde entonces, el término ha ganado aceptación en ambos lados del Atlántico. Cada vez más, el término es sinónimo de "inversiones sociales". La inversión de impacto se puede clasificar en dos categorías:

La primera: la integración social, ya sea sobre el acceso a una vivienda asequible, la salud, finanzas, educación, cuidado personal o la empleabilidad. (Microfinanzas, sociedades cooperativas).

La segunda: proyectos relacionados con la sostenibilidad en el ámbito de la producción y el acceso a, por ejemplo, la energía renovable, la comida, el agua, la agricultura sostenible. Esta categoría está muy centrada en el desarrollo de los mercados. 

La Inversión de Impacto en Europa ha crecido un 131,6% entre 2011 y 2013. En 2014 la cartera inversión de impacto era 50.000 millones de dólares a nivel mundial y se espera que crezca en 400.000 millones de dólares en los próximos cinco años, según una encuesta de GIIN y JP Morgan. La inversión de impacto se ha presentado como la próxima fase de la Inversión Socialmente Responsable SRI (SRI 2.0) por algunos comentaristas de mercado. La inversión de impacto es un término general que trasciende varias clases de activo (por ejemplo, la renta fija, la renta variable) y es otra forma distinta a canalizar financiación a las organizaciones sociales o empresas que buscan hacer frente a retos sociales a través de los mecanismos del mercado. La financiación alternativa para estas empresas vendría de la filantropía y de dinero público (En España, en enero de 2015, el Instituto de Crédito Oficial, emitió el primer Bono de Impacto Social. El objetivo de esta operación es financiar a pymes de regiones con PIB per cápita inferior a la media española para ayudarles al mantenimiento o creación de empleo.) Más recientemente con la financiación privada (En España, este año 2015, Ambar Capital y Expansión, sociedad de Capital Riesgo fundada en 2007, ha lanzado el primer Fondo de Capital riesgo aprobado por la CNMV, llamado Vivergi Social Impact Fund F.C.R, uno de los fondos más grandes a nivel mundial invirtiendo en emprendedores sociales y cuya misión es la de acelerar el éxito de empresas sociales que están resolviendo retos sociales y medioambientales con un modelo empresarial). 

Aunque las subvenciones (filantropía) no son técnicamente inversión de impacto, pueden y deben desempeñar un papel importante para la financiación de las empresas sociales, especialmente en su fase de incubación y el desarrollo temprano. El apoyo público sigue siendo también muy importante para el desarrollo del mercado de la empresa social. Como ejemplo de la evolución de la financiación de la inversión de impacto, mostramos a continuación varios casos: 

1) La Bolsa de Valores Sociales (SSX)

El SSX se lanzó en la Cumbre de Inversión Social del G8 en junio de 2013, está diseñada para ser la sede mundial líder para encontrar públicamente valores negociables en empresas de impacto social. El SSX permite a los inversores de impacto encontrar empresas cuyos valores quieren compartir y en los cuales puede ser que deseen invertir y está diseñado para mejorar el acceso al capital (específicamente el capital "impacto" de inversores comprometidos) para las organizaciones que son empresas con fines de lucro del impacto social, muy probablemente, en sectores que generan alto valor social intrínseco como la salud; vivienda protegida y asequible; la educación; ocio; transporte sostenible; de tecnologías limpias y energías renovables; residuos, agua y reciclaje; el consumo verde y ético; y bonos que se emiten por organizaciones benéficas u otras empresas sociales y organizaciones no lucrativas. El SSX está en el Reino Unido, pero está diseñado para incluir a las empresas y organizaciones de todo el mundo, proporcionando el oxígeno del capital para aliviar los problemas sociales y ambientales en el país, dentro del UE, en el mundo occidental y en las naciones en desarrollo. El SSX busca conectar a las empresas socialmente enfocadas con los inversores buscando generar un cambio positivo social o ambiental, así como el retorno financiero de su inversión. Esto se hace proporcionando inversores con información para identificar y comparar las organizaciones que aportar valor a la sociedad y el medio ambiente, especialmente a través de la publicación obligatoria de un informe de impacto normalizado. El SSX tiene un proceso de admisión transparente, independiente y riguroso para asegurar que las sociedades cotizadas se adhieren a un conjunto claro de valores, normas que buscan proporcionar pruebas de impacto. 

2) Threadneedle Fondo de Bonos de Impacto Social

Hasta la fecha, la inversión de impacto se ha asociado con falta de liquidez. El reto para los gestores de activos ha sido desarrollar un creíble precio diario para un producto de inversión, que puede atraer a una amplia base de inversores. El Threadneedle Fondo de Bonos de Impacto Social, el primero de su tipo, se puso en marcha en diciembre 2013 para enfrentar estos desafíos. El Fondo es una asociación entre Threadneedle, el gestor de activos del Reino Unido, y el Big Issue Invest, un líder e innovador en el respaldo empresas sociales en el Reino Unido. El Fondo ofrece una cartera diversificada con vínculo social, que se dirige a la búsqueda de beneficios sociales y resultados, así como una rentabilidad ajustada al riesgo, como en el mercado, en línea con las carteras de bonos corporativos tradicionales del Reino Unido. El equipo de inversión, ha desarrollado una Metodología de Evaluación Social única que para todos los bonos invertibles con un enfoque en el grado en el que entregar resultados positivos a través de ocho campos del desarrollo social, incluyendo: salud, servicios comunitarios, transporte y comunicaciones, servicios públicos y el medio ambiente, la educación, empleo y la formación, la inclusión financiera y la vivienda social. Además, un Comité Consultivo Social producirá un informe anual sobre los resultados sociales de la cartera de inversión. 

El crecimiento de la Inversión de impacto en los últimos años, ha sido apoyado por la llegada de nuevos inversores institucionales en el mercado. Esto podría indicar, por una parte, que la conciencia de inversión de impacto como una estrategia específica SRI ha logrado un progreso significativo, y que por otro lado, algunas de las barreras de entrada, tales como la falta de oportunidades de inversión, instrumentos o la percepción del riesgo, han comenzado a ceder. Abajo podemos ver en varios gráficos el desglose de Activos bajo gestión (AUM) de Inversión de Impacto por área geográfica, sector e instrumento de financiación según un informe de Global Impact Investing Network GIIN y JM Morgan de 2014.

Para asegurar aún más el crecimiento, los responsables políticos, gestores de activos, intermediarios, distribuidores, tienen que aunar esfuerzos por incrementar la transparencia y la elaboración de normas de medición del impacto (Actualmente en Europa existe una asociación que tiene su propio sistema de medición de impacto social de las inversiones de impacto que es EVPA, la European Venture Philanthropy Association, cuya Conferencia Anual es este año en Madrid el 1 y 2 de Diciembre de 2015). No podemos predecir qué cuota de mercado alcanzará la inversión de impacto en el mercado los activos, dados los muchos desafíos existentes, pero parece claro que la inversión de impacto seguirá creciendo tanto en Europa como en el mundo los próximo años. 

Luis Hernández Guijarro. Asesor de Inversiones en ETICA PATRIMONIOS EAFI. Asesor Financiero Europeo (EFA), Analista Financiero Europeo (CEFA), Analista Financiero Europeo ESG. Miembro de la European Financial Planning Association (EFPA) y del Instituto Español de Analistas Financieros (IEAF).

publicidad
publicidad