16 de Diciembre, 13:32 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

análisis técnico

Ibex 35: ¿Hacia dónde vamos?

Finanzas.com

La bolsa española encara la recta final del año llena de dudas. China, la Reserva Federal, lo que pueda suceder en Grecia, las elecciones catalanas. Entre tanto, el Ibex se afana por no perder la cota psicológica de los 10.000 puntos, algo que de momento no consigue. Eugeni Siscar, de BNP Paribas Personal Investors y  Javier Urones, analista de XTB, analizan las perspectivas del Ibex. 

Eugeni Siscar, analista de BNP Paribas Personal Investors. "No consideramos un Ibex por debajo de los 9.200 puntos"

Llegó la corrección. Y fue en agosto. Volvieron las caídas y la volatilidad en periodo estival. Por un lado, las dudas e incertidumbres de una economía china ralentizándose más de lo esperado (o posible «hardlanding») y unas economías emergentes sufriendo las caídas de las materias primas. Por otro lado, se sumaba también las incertidumbres desde Grecia tras la inesperada dimisión del primer ministro griego, Alexis Tsipras, y la convocatoria de elecciones anticipadas para el próximo 20 de septiembre. Y por último, la más que probable subida de tipos de interés en Estados Unidos. Todo ello hacía tambalear las bolsas mundiales con caídas que no se recordaban desde 2012.

El pasado 24 de agosto, conocido ya como «lunes negro», las caídas en el caso del Ibex 35 durante la sesión llegaban a superar el 7 por ciento tras la apertura de los índices americanos (el Dow Jones llegaba a retroceder hasta un 6,7 por ciento). Así, y en este contexto, el Ibex corregía el 38,2 por ciento de toda la subida iniciada en los 5.950 puntos. Los 9.600 volvieron a servir de fuerte muralla para el Ibex, capaz de aguantar en cierres diarios.

El posterior rebote hasta niveles de 10.300 puntos lo consideramos poco fiable y vulnerables en el corto plazo. En este contexto, dada la formación de tipo regular, una vuelta a la zona 9.200-9.400 puntos sería lo más normal. No obstante, no sería descabellado ir incrementando paulatinamente las posiciones en renta variable en el rango comprendido entre 9.700-9.900 puntos, siendo conscientes de una posible caída adicional hasta el rango anteriormente citado.

En este sentido, estaríamos en una pauta de consolidación tipo A-B-C, donde el último tramo C sería el que nos podría llevar a buscar la zona anteriormente comentada. Esta zona debería ser la zona clave de rebote, pues la ruptura en formato semanal de estos niveles, dejaría una estructura del precio muy debilitada. En tal caso, los siguientes niveles a tener en cuenta serían los 8.700 puntos, si bien es cierto que de visitarlos, la tendencia alcista principal quedaría totalmente fragmentada.

Por el lado macro, no consideramos el escenario de un Ibex por debajo de niveles de 9.200 puntos. Lo anterior se ve respaldado por el mayor dinamismo tanto de la economía en la eurozona como en España. Con todo, es cierto que el Ibex no estaría exento de cualquier tensión internacional.
En este contexto, los datos macro respaldarían la formación anteriormente comentada
. Bajo un escenario de un PIB creciendo a ritmos del 2,6 por ciento para 2015 y 2,7 por ciento en 2017, si los niveles de 9.200-9.400 son capaces de responder, podrían llevar al Ibex en un primer impulso hasta el 10.600 para posteriormente ir a buscar los 11800, máximos del año.

Javier Urones, analista de XTB. "Nuestro objetivo para el Ibex se sitúa en la cota de los 10.800 puntos"

El año 2015 está siendo, por el momento, un ejercicio complicado para los inversores del mercado nacional. La imagen, y sobre todo, el retorno que ofrece nuestro índice Ibex 35 a día de hoy dista mucho de las previsiones que se manejaban hace solo seis meses. 

El tercer rescate griego, las turbulencias tanto de la bolsa china como del mercado de materias primas y la indecisión de la Reserva Federal para comenzar la subida de tipos de interés están sirviendo de lastre para un índice que no acaba de despegar. Entre las principales plazas bursátiles de la eurozona, tan solo el Ibex 35 se encuentra, en este momento, por debajo de los niveles a los que comenzó el año.

Pese a esta situación tan negativa desde el punto de vista bursátil, lo cierto es que la economía real no para de ofrecernos buenos datos mes tras mes. La variable del empleo, pese a estar lejos de los niveles deseados, comienza a mostrar mejoría y las cifras tanto de consumo como de crecimiento comienzan a ofrecer números realmente esperanzadores. Por todo ello la pregunta es clara, ¿Por qué no sube el Ibex 35?

Los inversores de medio y largo plazo, principal base sobre las que se sustentan las subidas en bolsa, buscan, ante todo, estabilidad para sus inversiones, algo que a día de hoy el Ibex 35 no ofrece. Con unas elecciones generales a la vuelta de la esquina y tras el empate técnico que muestran las encuestas, son muchos los que están esperando su resolución para decidirse a invertir. Países como Italia, con crecimientos del PIB del 0,7 por ciento frente al 3,1 por ciento de España publicado recientemente, tienen a su índice subiendo un 12 por ciento en lo que va de año y han logrado adelantarnos en la carrera por reducir el interés exigido a la deuda soberana. Pensamos pues, que las elecciones generales supone un factor de indecisión para los inversores.

De los factores aquí comentados, muchos de ellos tienen vistas de encontrar una resolución positiva en los próximos meses. Es por ello que observamos en este momento una desviación entre lo que para nosotros supone el precio teórico del Ibex 35 y su cotización actual. Nuestro objetivo para el índice se sitúa en la cota de los 10.800 puntos, prácticamente un 10 por ciento por encima de los niveles actuales. Esta cifra, superada con creces en ciertos momentos del año, se antoja para nosotros como un excelente objetivo de cara a fin de año. La influencia a corto plazo de la bolsa

China esperamos desaparezca durante las próximas semanas y deje paso a la incógnita que supone el plazo de subida de tipos en EE.UU. El mercado americano, pese a estas últimas caídas, creemos que ya está lo suficientemente fortalecido como para no tomarse mal esta noticia. Son muchos los catalizadores que esperan a ser activados y parte de ellos pueden ayudar al Ibex 35 a recuperar el terreno perdido durante los últimos meses.

publicidad
publicidad