Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

CHINA BOLSA

China consulta a inversores mecanismo interruptor de bolsas ante fluctuación

Agencia EFE

Las bolsas chinas de Shanghái y Shenzhen han iniciado un período de dos semanas de consulta a la opinión pública, hasta el 21 de septiembre, para ver qué recepción tendría entre los inversores un posible mecanismo de interrupción temporal de su cotización en caso de grandes fluctuaciones.

Según se explica hoy en el borrador de una nueva normativa publicada en el portal oficial de la Bolsa de Shanghái, este sistema sería posible gracias al índice bursátil CSI 300, que refleja a la vez el rendimiento de 300 valores clave en los parqués de Shanghái y Shenzhen.

Según la propuesta, cuando este índice (y no el general de Shanghái, el principal indicador de los parqués chinos, ni el componencial de Shenzhen, referente de este otro mercado cantonés) fluctúe con ganancias o pérdidas superiores al 5 por ciento, el mecanismo propuesto suspendería la cotización durante 30 minutos.

En el caso de que eso ocurra en la última media hora de cotización, o de que la fluctuación llegue a ser de un 7 por ciento o más, la suspensión temporal se aplicaría para todo el resto de la jornada, según el borrador.

Este sistema se aplicaría también a los relacionados con el CSI 300 en la Bolsa de Futuros Financieros de China, ubicada en Shanghái.

Esta especie de cortocircuitos bursátiles permitirían así a Pekín contener hasta cierto punto las ventas masivas de acciones si el pánico vuelve a cundir entre los accionistas chinos, 90 millones de los cuales son inversores individuales, a menudo sin conocimientos financieros, que han volcado sus ahorros en la renta variable.

Después de que esto sucediera durante varias semanas en julio y agosto, lo que llegó incluso a lastrar a los demás parqués mundiales, a pesar de que la inversión extranjera en los parqués chinos está muy limitada, Pekín está estudiando también cómo reducir el alto grado de apalancamiento de sus parqués.

Antes de que las bolsas chinas vivieran sus primeras cuatro semanas de desplomes consecutivos en julio, una larga racha alcista que parecía imparable a los inversores hizo que muchos, sobre todo desde finales de 2014, se endeudaran para aumentar sus inversiones en bolsa, al igual que sus corredoras para darles financiación.

Entretanto, el Ministerio de Finanzas está recortando desde esta semana las tasas que los inversores pagan por los dividendos recibidos de las firmas en cotización, para fomentar las inversiones a largo plazo y contribuir a reducir los movimientos especulativos.

"Los reguladores harán cualquier cosa para recuperar la confianza de los inversores", asegura el gestor de fondos Wu Kan, de la aseguradora Dragon Life, al diario independiente South China Morning Post.

La Comisión Reguladora del Mercado de Valores de China (CRMV) está ya en su séptima ronda de investigaciones contra posibles "manipuladores del mercado" desde julio, y asegura haber resuelto ya el problema de la financiación informal de muchos inversores individuales, que se cree que influyó mucho en las recientes caídas.

Se calcula que el mercado informal les proveyó en total de unos dos billones de yuanes en préstamos marginales para la compra de acciones (280.600 millones de euros, 314.100 millones de dólares).

Según la CRMV, el crédito marginal legal también se ha reducido a la mitad, y ronda ahora el billón de yuanes (140.300 millones de euros, 157.050 millones de dólares), aunque llegó a alcanzar en junio los 2,3 billones de yuanes (más de 300.000 millones de euros, más de 320.000 millones de dólares).

"Los esfuerzos para desapalancar el mercado son una espada de doble filo", aseguró al diario el gestor de fondos Dong Jun, quien explicó: "Reducen las compras irracionales, pero también cierran la llegada de nuevos fondos".

.

publicidad
publicidad