23 de Marzo, 06:07 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

volverá a caer

El "cierre de cortos" obra el milagro pero el euro sigue igual de "tieso"

El domingo, a primera hora de la noche y nada más confirmarse en los sondeos y con los primeros recuentos oficiales la victoria de Alexis Tsipras en las elecciones griegas, algunos brokers emitieron notas en las opinaban sobre las perspectivas del euro. Algunos, como BNY Mellon, llegaron a vaticinar una caída rápida, en 24 horas, hasta los 1,10 dólares, argumentando las duras negociaciones que le quedan por delante al nuevo primer ministro heleno.

Pero menos de veinticuatro horas después, el euro subía más de medio punto porcentual y acechaba el nivel de los 1,13 dólares. Esta mañana está en 1,1244 dólares.Y no es que la divisa europea haya cambiado de aspecto como por arte de magia. En realidad, todo sigue igual de negro (o peor) porque Mario Draghi está a punto de comenzar a imprimir billetes. Lo que sucede (como tantas veces en bolsa) es que el mercado lo tenía ya todo muy descontado; y en cuanto se confirmó la victoria de Syriza los "traders" se apresuraron a realizar beneficios. "Compra con el rumor y vende con la noticia", apuntan desde una mesa de operaciones con sede en Madrid.

La victoria de Tsipras cogió a muchos operadores en el lado bajista, ahí estaban posicionados, dispuestos a cerrar los cortos en cuanto todo se confirmara. "Cuando una moneda reacciona positivamente a una noticia aparentemente tan mala, por lo general es una señal de que el posicionamiento se encuentra en un extremo", argumenta Simon Smith, jefe de divisas de FX Pro. "En cuanto a los indicadores técnicos, está bastante sobrevendido y estamos viendo una corrección, pero eso no quiere decir que algo haya cambiado", advierte este analista.

Algunos argumentan que si el euro sube es porque han disminuido las probabilidades de un "Grexit", una salida de Grecia de la zona euro. Pero Niels Christensen, de Nordea, cree que es "demasiado pronto par hablar de esto" y prefiere pensar que ha habido una "cierta toma de beneficios".

Lo que si es cierto es que este mini rebote del euro se ha producido con menor liquidez, por cierre de cortos, con flujos de capital modestos y desde una posición de fuerte sobreventa, según operadores consultados por Bloomberg. Además, para la próximas sesiones hay que esperar una liquidez todavía menor (y más volatilidad) por culpa de la tormenta que ya ha comenzado a azotar Nueva York esta madrugada.

"Ya se empezaba a intuir que los cortos estaban llegando a su fin", apunta Gabriela Orille, analistas de Andbank. En su opinión, lo que se ha producido aquí, desde el punto de vista técnico, es un puro rebote por la sobreventa acumulada. Ahora, esta experta y a muy corto plazo ve posible que el euro/dólar ataque las 1,15 unidades. "Con volatilidad, son un par de sesiones", apunta.

Y tampoco hay que olvidar que el plan de compra de bonos soberanos desvelado por Draghi está ahí; además, Tsipras y la "troika" van a empezar a negociar ya mismo, y como recuerda Smith, sea cuál sea el resultado (bien porque Bruselas no de su brazo a torcer, bien porque el primer ministro griego arañe concesiones y otros gobiernos se pongan a la cola) será negativo para el euro.

Marshal Glitter, de Iron FX, explica que el sesgo sigue bajista, y por consiguiente su expectativa sería la de "un movimiento claro y decisivo por debajo de la zona de soporte hasta los 1.1025 dólares. Una vez concluido el actual movimiento de rebote, Orille también ve el nivel de los 1,10 dólares el nivel en el que debería apoyarse el euro/dólar.

publicidad
publicidad