19 de Noviembre, 14:33 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Guía de la inversión

Descubra valor en la tormenta perfecta del petróleo

El crash que está viviendo el precio del crudo se está llevando por delante las cotizaciones de empresas relacionadas con esta materia prima. Sin embargo, en medio de la debacle pueden surgir oportunidades.

El precio del petróleo lleva más de seis meses cuesta abajo y sin frenos. Desde los casi 114 dólares que marcara el barril de Brent en junio; ha pasado a rondar los 50, y tampoco encuentra freno ahí. Algunas grandes firmas como Goldman Sachs o Merryl Linch han emitido informes recientemente que sitúan el suelo del crudo alrededor de 40 euros por barril. 

Este fuerte descenso no sólo afecta al valor de la materia prima, que ha perdido en seis meses cerca del 60 por ciento de su valoración. Toda la renta variable relacionada con el oro negro se está viendo salpicada y las cotizaciones siguen la misma senda descendente que la del crudo. Sólo hay que ver índices como el MSCI Energy, que engloba a las grandes petroleras del mundo y que ha bajado un 50 por ciento en estos seis últimos meses. 

Con este panorama, y precios de entrada mucho más baratos que hace menos de un año, los analistas no lo acaban de ver claro. Bien es cierto que con las grandes compañías petroleras, la mayoría de firmas que recoge Bloomberg optan por la compra o el mantenimiento de la acción si ya se tiene en cartera. No obstante, algunos expertos se muestran muy reacios a entrar en todo lo que tenga que ver con el sector petrolero. Así,  Daniel Pingarrón, estratega de IG, señala que «2015 no va a ser un año para las petroleras, ni aunque el petróleo deje de caer es una buena opción en este sector ya que los márgenes para estas compañías van a estar muy a la baja y esto les resta atractivo». En esta misma línea se muestra Rodrigo García, analista de XTB:«Creemos que las cotizaciones de las empresas del sector no han tocado fondo. La razón es que los resultados de estas compañías todavía no se han visto salpicados de que el crudo cotice tan bajo en los mercados internacionales. Sabemos que las compañías trabajan con el precio de meses anteriores en el mercado de petróleo. Si el crudo sigue bajista (o si se mantuviese en niveles parecidos), en el medio plazo, los resultados de las empresas en los próximos trimestres van a desfavorecidos». 

Tampoco desde el punto de vista técnico se aprecia signo alguno para el optimismo. «La situación del sector petrolero es muy malo», asevera José Luis García, director de Enbolsa.net. «Lo que estamos observando es un flujo de salida de capitales en todo lo que tiene que ver con el supersector del petróleo y el gas, tanto en Europa como en Estados Unidos». En un informe de la propia Enbolsa.net desaconsejan totalmente la entrada en cualquier empresa del ramo y apuntan a la baja todos los indicadores del mismo.

Oportunidades que se plantean

A diferencia de los anteriores, el director de estrategia de materias primas de Saxo Bank, Ole Hansen, sostiene que el aspecto de la caída del petróleo que se está produciendo actualmente es similar al que se produjo en el año 2008. Por esta razón, Hansen cree que «estamos muy cerca de ver el suelo a corto plazo en el precio del petróleo», y esto implica que «podría estar próximo el momento de comprar en las compañías energéticas». Hansen mira al pasado y dice que la caída en el petróleo vino acompañada de un fuerte rebote y que a corto plazo el petróleo podría subir un 25 por ciento. Con este razonamiento hace varias apuestas para invertir: «Comprar un ETF del sector energético, pero teniendo en cuenta que sólo replica al sector que propone es comprar las acciones que más cayeron en 2008. Por último, este analista se decanta por una cartera que lleve diez acciones (China Oilfield Services, Ensco, Helmerich & Payne, Transocean, Seadrill, CARBO Ceramics, Saipem, Petrofac,WorleyParsons, Halliburton). Pingarrón, de IG, mantiene que el sector del petróleo no es una buena opción a corto plazo, por lo que la manera de sacar rendimiento a la caída se aprovechen de ello. Con este razonamiento, el estratega propone ramos como el de las aerolíneas, el automovilístico, el del consumo o los industriales. Para José Luis García, de Enbolsa. net, «la manera de sacar partido en renta variable con la energía es desplazarnos de todo lo que tenga que ver con petróleo hacia las utilities (electricidad, agua) de Estados Unidos, que sí muestran un mejor aspecto y recorrido». Esta visión es compartida por Rodrigo García, de XTB, que también observa potencial en las utilites: «Ha sido, sin duda, la gran referencia de la Bolsa española en el 2014 y seguimos apostando porque sea el sector estrella para el ejercicio de 2015. Por tanto, si queremos estar posicionados en energía, consideramos que este tipo de compañías, a día de hoy, son mucho más interesantes que las petroleras. Dentro de la Bolsa Española destacamos a Iberdrola, Enagás y Red Electrica. Estos valores se llevan comportando desde hace varios ejercicios mucho mejor que el mercado en todos sus escenarios. Las características comunes de estas empresas es que son de un sector altamente consolidado, beneficio por acción bastante estable, fuertes barreras de entrada y raramente decepcionan en los resultados. Cuando los mercados están nerviosos, el capital fluye hasta esos valores porque los inversores entienden que, por las razones anteriormente explicadas, van a tener beneficios recurrentes, (aunque menores que en empresas fuertemente cíclicas)».

Este mismo analista ofrece alternativas para sacar partido al descenso del petróleo como la venta en corto de empresas petroleras, la venta en corto de petróleo, la venta en corto de petroleras frente a largos de utilities, estar cortos de petróleo frente a largos en petroleras, venta en corto de petroleras frente a largos de algún importante índice de referencia, como S&P 500, Dax o Eurostoxx50, entre otros. Eso sí, García advierte de que «estas últimas opciones de inversión sólo parecen adecuadas para inversores con más experiencia y conocimientos de este mercado».

publicidad
publicidad