25 de Enero, 18:47 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

¿Tambores de corrección en el mercado chino?

La renta variable del gigante asiático parecía imparable, pero ayer se dejó un 8%. ¿Estamos ante el temido enfriamiento de su crecimiento que pueda frenar el impulso de los mercados?


El mercado chino sufrió la pasada madrugada un desplome del 7,7 por ciento, la mayor caída del índice Shanghai Composite desde la quiebra de Lehman Brothers en 2008. Tal y como ya lo habían dejado caer las autoridades chinas, el regulador dió muestra de sus intenciones de estrechar el control sobre los márgenes de inversión, al limitar a tres grandes brokers la apertura de nuevas cuentas para clientes durante los próximos tres meses. La medida busca limitar los márgenes de préstamo de los brokers a sus clientes para operaciones apalancadas ('margin calls'), en un intento de controlar los préstamos excesivos por este tipo de operaciones. Fue repentino, pero quien avisa no es traidor. Pese al rechazo incial que provocó en el mercado, muy dado a operaciones especulativas y fuertes movimientos de rally, a largo plazo, el consenso de los analistas apunta a que favorecerá un mercado de capital más sostenible.

La renta variable china se coronó el año pasado como la categoría de fondos más rentable. Según los datos manejados por Morningstar, la oleada alcista ha revalorizado a los activos asiáticos un 67,26 por ciento en el último año. En los primeros días de 2015 el rally parecía seguir, pero con este movimiento, vuelven a surgir los temores de una ralentización de su economía. ¿Llega la correción para quedarse? Es la pregunta que se hacen los inversores. 

Desde Fidelity, apuntan a cinco grandes tareas que se plantea el país: mantener un crecimiento constante, fomentar nuevas fuentes de crecimiento, modernizar la agricultura, promover estrategias económicas regionales y mejorar la calidad de vida de la población. Pero la desaceleración del crecimiento del gigante asiático parece preocupar más a los inversores ávidos por rentabilidad que al propio país. Las autoridades chinas ya lo dejan claro: toca acostumbrarse a «la nueva normalidad». Como explica Haiyan Li-Labbe, analista de Carmignac especializada en la región, los datos oficiales apuntan a los nuevos objetivos: un crecimiento más bajo, pero de mejor calidad, con baja inflación, inversiones más sanas y bajas tasas de desempleo. En esencia, liderar la carrera de cifras será secundario frente a una mejora de las condiciones de la clase media.

El equipo de gestión de la francesa Financière de l'Echiquier ve a China como un mercado atractivo para inversores a largo plazo, pero a corto plazo, la incertidumbre respecto a la desaceleración «es tan malacomo parece». Como apuntan, las economías sometidas a reformas «inevitablemente» se ralentizarán en un primer momento, pero una vez que se filtren, «la economía podrá una vez más, y de manera sostenible, acelerar». «Será solo un pago inicial», explica.

¿Es momento de preocuparse?

Maarten-Jan Bakkum, estratega senior de mercados emergentes de ING IM, afirma que sí, que las perspectivas son preocupantes. Prevé que las inversiones, tanto en infraestructura como en el sector inmobiliario se frenen y que las exportaciones sigan con problemas por la dificultad que presenta el panorama global. Su pronóstico para el PIB de China lo deja claro: una bajada al 6 por ciento este año y al 5 por ciento en dos. Aún así, asegura que el impulso de la renta variable sigue fuerte.

También en la línea de la cautela se muestra Christian Roessling, especialista en renta variable de mercados emergentes de Deutsche AWM. La apertura el pasado noviembre de la conexión entre los mercados de Shanghái y Hong Kong ha devuelto datos decepcionantes. «Más allá del primer día, los volúmenes de transacciones han estado significativamente por debajo de las cuotas diarias permitidas». Él ya ve que la corrección esté en marcha. «Era probable, con el fuerte rendimiento de los valores cotizados en renminbi (la divisa local)», afirma. Aún así, destaca que hay más de 600 compañías actualmente en la línea de salida al mercado público así que, aunque el gobierno tome medidas para templar el mercado. A largo plazo sigue positivo con la evolución del mercado chino. 

Dónde hay oportunidad

Arnout Van Rijnm, CIO de Hong Kong para la gestora Robeco, afirmó a Bloomberg que el rally en China probablemente vaya a continuar un poco más, pero lo que los inversores necesitan monitorizar es si el recorte de tipos tendrá el efecto deseado en la economía del país. Y es que gran parte de estas ganancias se están generando con movimientos en los márgenes de deuda. «Hay que preocuparse de si en algún punto esto podría acabar en lágrimas si las autoridades permiten que se les vaya de las manos», apunta.

Aunque la situación actual pende de la confianza del inversor, también son sinceros a la hora de asegurar que esperan movimientos en cuanto a la política monetaria. Todos parecen coincidir en que el mercado da casi por hecho más recortes en los tipos de interés, así como una relajación en la política fiscal y monetaria. 

Así las cosas, los expertos nos recomiendan valorar cada sector antes de entrar en el mercado. Por su parte, Maarten-Jan Bakkum, de ING, ve buenos candidatos en todo el mercado, pero sí recomienda alejarse de las inmobiliarias y activos de infraestructuras, ya que, en su opinión, la corrección se sigue dando en este punto. 

El optimismo por la creciente demanda interna sigue siendo la baza de los analistas. Por ello, Nicholas Yeo, jefe de renta variable china para Aberdeen AM, ve oportunidad en los productos de consumo básico, convencido por un crecimiento estructural de la demanda interna, impulsada por una clase media en expansión. La estabilidad del sector financiero también es uno de los puntos fuertes que destacan expertos como Christian Roessling, de Deutsche AWM, quien ve potencial para un crecimiento significativo en activos de salud, energía alternativa e informática. A su vez, ve una ventaja para hacerse un hueco en valores cíclicos altamente sensibles a la flexibilización monetaria o un mercado inmobiliario en recuperación.

Ante todo, José María Luna, de Profim, recuerda que la manera más segura de entrar en el mercado es a través de fondos de inversión. Y en cuanto a dónde, llama a los inversores a aprovecharse del auge del juego en el Las Vegas chino, Macao. También ve que la población joven tenga un influjo interesante en el consumo y las transacciones a través de móviles. La demanda del e-commerce marcará el crecimiento futuro.

publicidad
publicidad