25 de Enero, 04:15 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Si el precio actual del crudo se mantiene

El IEB eleva el crecimiento español en 2015 hasta el 2,7%

Finanzas.com

Madrid, 15 de enero de 2015. El IEB, el centro líder en formación financiera en España, estima que el PIB de España subirá en 2015 un 2,7%, en un escenario en el que el precio medio del petróleo se sitúe en el entorno de los 60 dólares por barril, según el análisis realizado por el Departamento de Investigación del IEB.

Miguel Ángel Bernal, coordinador del departamento de investigación del IEB, explica que el crecimiento de la economía española podría incluso rondar el 3% si no fuera por las tensiones geopolíticas que pueden lastrar el crecimiento de la economía en todo el mundo. Para Bernal, estas previsiones optimistas están basadas "en la fortaleza interna de la demanda interna y en una ligera recuperación de la demanda pública, mientras que continuará la recuperación en la inversión". Con respecto al sector exterior, el IEB pronostica que mantendrá su tendencia positiva, pero con una contribución más moderada como ya ha ocurrido en el segundo semestre de 2014, y siempre supeditada a que se mantengan los precios bajos del petróleo.

Según apunta el informe del IEB, la fortaleza de la demanda interna será significativa a lo largo de 2015, gracias a la caída del euríbor, al descenso en el precio del petróleo y a la reforma del IRPF que entró en vigor el pasado 1 de enero.

Cuentas públicas

El déficit público se situará en el 5,2%, un punto superior al marcado por Bruselas del 4,2%. La deuda pública alcanzará una ratio del 101,5%, según el IEB, por lo que en 2015 superaría el listón del 100% sobre el PIB. "El volumen acumulado es muy alto por lo que lastra fuertemente la capacidad de salir más rápido y fuerte de la crisis actual", explica Miguel Ángel Bernal.

Creación de empleo en 2015

El alto nivel de desempleo se mantiene como el principal escollo para la recuperación definitiva de la economía española. El informe del IEB calcula que la tasa de desempleo, actualmente situada en el 23,7%, caerá hasta aproximarse a un tasa del 21% a finales de 2015, acelerándose la creación de empleo que se inició en el segundo semestre del año pasado.

Los salarios continuarán siendo bajos y se prolongará el crecimiento de los contratos temporales aunque también se producirá una incipiente recuperación en el número de contratos fijos. Con respecto a la caída de los precios, una de las amenazas que atemorizan a la economía de la zona euro, España no alcanzará un escenario de deflación, pero sí se mantendrá un nivel de precios bajos. El centro universitario líder en formación financiera en España calcula que el IPC se sitúe en el 0,5%, con un subyaciente del 0,5%. Ese escenario de crecimiento bajo de los precios podría revertirse en el segundo semestre del año, si se recupera el precio del barril de petróleo.

Lanzamiento de dos QE

El departamento de investigación del IEB cree que el BCE mantendrá en 2015 el nivel de los tipos de interés en el 0,05% y que el organismo comunitario podría poner en marcha dos programas de expansión cuantitativa (QE). El primero, que Mario Draghi anunciará con toda probabilidad en la reunión del día 22, arrancará en marzo o abril y el otro podría desarrollarse en el último trimestre del año, si se confirma el estancamiento de algunas economías importantes como Alemania, Italia y Francia. 

Sobre el mercado de divisas, el IEB pronostica que la caída del euro podría continuar en el primer semestre del año y apuesta por que la moneda comunitaria tenderá a la paridad con el dólar, Para Miguel Ángel Bernal, coordinador del departamento de investigación del IEB, "la caída del euro podría beneficiar las exportaciones de las empresas españolas fuera de la zona euro". 

Financiación de la economía

La capacidad de financiación de la economía continuará siendo positiva y debería tender al alza gracias a factores como la estabilidad macroeconómica, la mejora en las previsiones de las casas de rating, las mayores facilidades para la financiación de las grandes empresas o la entrada de capital inversor en todos los sectores. El IEB apuesta por una caída de la prima de riesgo española, hasta situarse en los 40 puntos básicos. Precisamente, los riesgos en la inversión de renta fija no vendrán de la mano de problemas económicos, sino por el nivel actual de los tipos de interés.

La renta variable se estanca

El departamento de investigación del IEB cree que la Bolsa se mantendrá plana durante 2015, y cerrará el año en el entorno de los 10.000 puntos, por lo que los beneficios en renta variable sólo llegarán vía rentabilidad por dividendos. El IEB pronostica que la volatilidad se instalará en el mercado a lo largo de todo este año, por los diferentes frentes abiertos. A las dudas que provocarán en los inversores la aparición de nuevas alternativas políticas en Europa, se sumarán las nuevas recapitalizaciones que tendrán que llevar a cabo algunos bancos europeos, los problemas en los mercados emergentes, derivados de la caída en petróleo y materias primas, el conflicto abierto en Rusia, la nueva situación de China, que llevará a cabo un proceso de tránsito hacia la potenciación de la demanda interna, y la incertidumbre que provocará el proceso de normalización de la política monetaria de la FED.

publicidad
publicidad