09 de Diciembre, 08:41 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Cierre del Ibex

El petróleo, Grecia y los malos datos macro tumban al Ibex

J.Jiménez

El Ibex ha terminado la sesión con una caída del 1,22% y saldrá mañana desde los 9.871 puntos. El festivo de Reyes se preveía tranquilo pero ha devenido en una jornada de locos con fuertes vaivenes. A falta de media hora, el selectivo subía un 0,5% y parecía que se iba a librar de las pérdidas, pero no ha podido ser. La volatilidad ha sido hoy la tónica dominante, junto con los precios del petróleo, que bajan al filo de los 48 dólares en Estados Unidos. Y cómo no, tampoco ha faltado Grecia, ni los planes de QE del BCE, ni los datos macro, muy flojos. Una sesión de alto voltaje en la que los Reyes Magos le han traído al Ibex carbón del bueno. Para empezar, una prima de riesgo en 120 puntos, cuando hace unos días estaba en 100 puntos. 

Difícil explicar lo que ha pasado hoy en el parqué. Esto suele suceder cuando las bolsas se montan en la montaña rusa y no oscilan de un lado a otro sin previo aviso. Durante casi todo el día, los ojos de los inversores han estado puestos en los precios del petróleo, a la baja sin descanso. El Brent ha llegado perder más de un 3% pero al cierre de Europa recortaba las caídas al 1,5% y aguantaba los 52 dólares. En el caso del Texas, estaba a punto de perder los 48 dólares.

Con este lastre permanente, lo cierto es que los inversores han intentado la machada y falta de media hora para el cierre el Ibex subía. Entonces han aparecido informaciones sobre un atentado en Estambul, junto con la noticia de que el IFO alemán recomienda a Grecia salir del euro de forma temporal. Y a ellos se ha unido un nuevo empujón a la baja del crudo. En definitiva, el Ibex ha encajado un castigo del 1% en poco menos de una hora. Literalmente, no ha visto por dónde le venían los porrazos.

Antes, los datos del PMI de Servicios de la zona euro ya han desatado la desazón y la inquietud en las mesas de operaciones. Europa crece, si, pero cada vez menos y esto se está agotando, han venido a decir los datos. En el cuarto trimestre, el PMI ha registrado el crecimiento más lento en un año. A este ritmo, las proyecciones hablan de un crecimiento del PIB de la zona euro del 0,1%. Y el dato de inflación que saldrá mañana, quizás no alcance ni a ese porcentaje y sea negativo.

Con este panorama, los inversores se han encontrado con la filtración de los supuestos planes del BCE para instrumentar la compra de bonos soberanos, el 'QE'. Lo más llamativo es que Draghi baraja tres opciones, compra de activos solo triple 'A'; que el BCE compre directamente bonos gubernamentales en una cantidad proporcional a las tenencias de determinado Estado en el banco central; y que cada banco central compre la deuda de su propio país. Ya veremos lo que hace el BCE (o más exactamente, qué deja Alemania que haga Draghi). Pero el caso es que las bolsas se han ido a por el rebote con la excusa (muy insustancial) de estas filtraciones.

Dentro del Ibex, el mejor valor ha sido Abengoa, que se desmarca de todo y sube un 11% tras anunciar una 'joint venture' de proyectos renovables con el fondo EIG. Por abajo, los peores son FCC e IAG, que se dejan un 3%. Pero cuidado por con caídas superiores al 2,5% están Bankinter, Popular y Sabadell, señal de que ha sido otro día complicado para los bancos. 

publicidad
publicidad