24 de Marzo, 14:34 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Zona de Trading

¿Sabes cómo utilizar las medias móviles para hacer trading?

Cualquier inversor que utilice el análisis técnico sabe de la importancia que tiene el uso de las medias móviles, especialmente desde que existen programas de ordenador y se pueden incorporar fácilmente a la operativa. Es cierto que casi nadie toma decisiones basándose solo en este indicador pero la mayoría de los inversores siguen estos indicadores por aquello de que son populares y todo el mundo los vigila. Con todo, hay que saber que la media no anticipa nada, es un indicador seguidor, no líder. Su uso es para seguir la pista de la tendencia, detectar el cambio una vez que este ya se ha producido. Esta es la gran diferencia de este tipo de indicadores respecto a las formaciones chartistas tradicionales.

En análisis técnico las más empleadas son las medias móviles, que toman como referencia un periodo concreto. Por ejemplo, una media de diez sesiones se calcula sumando el precio de los diez últimos cierres y dividiéndolo por diez. Al día siguiente de hacer este cálculo se elimina el cierre del décimo día y se cambia por el de la última sesión. Y así sucesivamente. Las medias se usan como señales de entrada o salida. Es decir, se produce una señal de compra si los precios del activo cruzan al alza la media y habrá una señal de venta cuando los precios la cruzan a la baja.

Una de las grandes ventajas de usar medias móviles es que se mueven en la dirección de la tendencia, lo que permite que avancen los beneficios y se frenen las pérdidas. Pero esta gran ventaja supone también una debilidad potencial, porque como bien recuerda Óscar Germade, analista de Cortal Consors, "las medias funcionan bien en tendencia, sin embargo bastante mal en situaciones de lateralidad". Por tanto, es el trader el que debe reconocer en qué tipo de entorno se encuentra el activo, y adaptar/cambiar el sistema al mismo, "una labor que no es sencilla", observa este experto.

Además de saber cuándo hay que emplearlas, el principal problema práctico que plantean las medias móviles es elegir el periodo con el que trabajar. Por ejemplo, si se utiliza una media de muy corto plazo (entre cuatro y diez días) tiene la ventaja de que el precio es seguido muy de cerca por la media, lo que generará muchos cruces. Pero gran parte de estos cruces serán también señales falsas que costarán dinero al "trader".

Según explica el analista Josep Codina en el "Manual de Análisis Técnico" (Inversor Ediciones) la solución pasa por encontrar un periodo de compromiso en el que la media siga los precios bastante de cerca, es decir, sea lo suficientemente sensible, y a la vez no esté demasiado afectada por el ruido aleatorio de los precios. Codina apunta que suele utilizar las medias de referencia, pero no directamente para operar; y también las usa porque son las que con más frecuencia emplea la gente y pueden indicar los niveles de precios a vigilar. Así, reconoce este experto, "suelo tener puestas la media exponencial de 10,20 periodos en gráfico de 5 minutos y la media móvil simple de 200 y 500 sesiones en el mismo plazo temporal".

El cruce de medias

Una técnica que tiene más sentido es la de trabajar con dos medias simultáneamente. "Generalmente es más beneficioso usar dos medias móviles", apunta John Murphy en su obra "Análisis Tecnico de los Mercados", un clásico de la materia . Lo que este autor describe es el llamado "método del doble cruce", que quiere decir que se produce una señal de compra cuando la media más corta cruza por encima de la media más larga. Por ejemplo, dos combinaciones muy corrientes son las medias de 5 y 20 días y la de 10 y 50 días. En la primera combinación se produce una señal de compra cuando la media de 5 sesiones cruza por encima de la de 20, y esa señal es de venta cuando la media de 5 días desciende por debajo de la de 20. Y en la segunda, la señal de compra es cuando la media de 10 días cruza la de 50, y la venta si la cruza a la baja. Esta técnica "retrasa un poco más el mercado pero produce menos señales falsas", añade Murphy. 

Incluso esta técnica se puede refinar aún más añadiendo tres medias, una corta, una intermedia y una larga. Pero no conviene olvidar que el gran enemigo del método de cruce de medias es la lateralidad del mercado. Sin tendencia, los efectos de esta técnica pueden ser devastadores. "Los rangos laterales son demasiado dañinos para este tipo de indicador técnico, además hay que recordar que el mercado pasa en lateral mas de 70% del tiempo. La tendencia es mas excepcional y justo en tendencia es cuando funciona bien las medias", recuerda desde Enbolsa.net José Luis García. Este experto reconoce que no opera "en base a señales de las medias, ni en sus rupturas, ni en sus cortes". Eso si, las emplean como zonas de control operativas y como zonas de soporte y resistencia dinámicas. 

Sobre el cruce de medias, Codina explica que se suelen emplear dos medias de distintos periodos, una larga de más de 20 sesiones y una corta de menos de quince días. Pero estos periodos son meramente indicativos y pueden utilizarse cualquiera con tal de que exista una separación suficiente entre ambas medias. Las señales que produce este método del doble cruce están un poco retrasadas, pero sin embargo, reducen enormemente las señales falsas. 

Sobre el cruce de medias, Óscar Germade apunta que si bien consigue reducir las señales falsas, "en ocasiones esta es una ventaja y en otras todo lo contrario, ya que entras y sales en momentos en los que no deberías hacerlo, es decir, tarde". Otra forma de adaptar las medias es en base a la volatilidad histórica del activo en cuestión, indica el experto de Cortal Consors. De esta manera, activos con volatilidades históricas bajas, en teoría se adaptan mejor a medias más cortas en tiempo y al revés.

El triple cruce de la muerte

Un caso particular y muy seguido por los inversores es el llamado "triple cruce la muerte", como los explica Cárpatos en "Leones contra gacelas". Tiene lugar tanto al alza como a la baja y vale para cualquier marco temporal. Y sucede cuando coinciden en un mismo punto (o están muy próximas) la meda de 4 sesiones, la de 18 y la de 40. Si esto ocurre y se rompe el soporte o resistencia más próximo, lo más probable es esperar fuertes movimientos en el mercado, mucho más si el cruce es a la baja. La lógica es que, después de un lateral fuerte, pasa algo en el mercado qeu obliga a todos los inversores a entrar en el mercado a la misma vez y en la misma dirección. 

publicidad
publicidad