21 de Noviembre, 03:02 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

CANT-CAJA CANTABRIA

Caja Cantabria aprueba convertirse en fundación bancaria

Noticias EFE

La asamblea de Caja Cantabria, entidad integrada en Liberbank junto a Cajastur y Caja Extremadura, ha aprobado hoy la constitución de la fundación bancaria Caja Cantabria, que gestionará la obra social, y la conformación del primer patronato de ese nuevo organismo.

Estos cambios de estructura se producen de acuerdo con lo estipulado en la nueva Ley de Cajas y Fundaciones Bancarias, que establece que las antiguas cajas que ejercen ahora su actividad financiera a través de un banco o controlan más del 10 por ciento de una entidad deben transformarse en fundaciones.

El presidente de Caja Cantabria, Eduardo Zuñiga, ha ofrecido hoy una rueda de prensa tras esta asamblea que ha aprobado la transformación en una fundación bancaria con un voto en contra y una abstención de 39 asistentes de 50 previstos.

La fundación bancaria se pone en marcha aportando como dotación fundacional el edificio de Casyc de Tantín, en Santander, que tiene una valoración contable de unos 300.000 euros -aunque la tasación de mercado ronda los 5 millones-.

El resto de instalaciones y dotaciones de la Obra Social de la Caja, como el Palacio de Santillana del Mar, la residencia de Cazoña, los clubes sociales o el centro de educación ambiental de Polientes, conformarán el patrimonio de la nueva entidad.

La obra social de la Caja maneja un presupuesto anual de 3,7 millones de euros, y la fundación se nutrirá fundamentalmente de los ingresos por los dividendos de las acciones de Liberbank que aún no se han recibido, de modo que mientras tanto se recurre a los remanentes -unos 6 millones-.

Una vez que se ha aprobado transformar Caja Cantabria en una fundación bancaria deberán cumplimentarse todos los trámites, como la inscripción en el registro de fundaciones, antes de celebrar el primer patronato, que no tiene una fecha definida pero que se espera en próximos meses, antes del final del año.

Con la creación de la fundación bancaria desaparecerán el consejo de administración de la Caja -presidido por Zúñiga- y la asamblea, de forma que será el nuevo patronato el que gestione la obra social.

Y es que Caja Cantabria no tiene actividad financiera propia, ya que la desarrolla a través de Liberbank.

Zúñiga ha recalcado que hoy "se ha dado un nuevo paso" en la historia de la entidad cántabra, pero ha precisado que, aunque se abre una nueva etapa, sólo se refiere a la forma jurídica pues en otros aspectos "se seguirá funcionando de la misma forma".

En la asamblea también se ha dado el visto bueno a los estatutos de la fundación y a la propuesta de patronos que, a su vez, había aprobado por unanimidad el consejo de administración de la Caja.

Este patronato lo componen trece miembros -de hasta quince que permite la ley- que, según ha destacado Zúñiga, no van a percibir sueldos ni dietas, de modo que solamente se les compensarán los gastos que tengan que hacer por motivo de su nuevo cargo.

En este órgano participan cuatro grupos que designan sus representantes: las entidades representativas de intereses colectivos, las de larga tradición, personas independientes de reconocido prestigio profesional y personas con conocimientos y experiencia en materia financiera.

Las entidades representativas de intereses colectivos que están en el patronato de la nueva fundación bancaria son la Universidad de Cantabria, que ha propuesto a la exvicerrectora de Difusión del Conocimiento y doctora en Derecho María Consuelo Arranz; el Hospital de Valdecilla, que ha designado a su subdirector médico, el anestesista Juan Carlos Díaz de Terán, el CERMI, con el director general de Aspace Cantabria, Antonio Ruiz Bedia, y el Colegio de Abogados, representado por su decano, Jesús Pelllón.

En el patronato sólo hay una entidad de larga tradición, que es la Obra Benéfica San Martín, y que es la única que aún no ha sugerido representante, aunque se espera que lo haga en breve.

Este órgano se completa con personas de reconocido prestigio profesional y con otras con conocimientos y experiencia en materia financiera.

Por el primer grupo, estarán presentes el exdirector del Museo de Bellas Artes Fernando de Santander Zamanillo, la presidenta y fundadora de la Fundación Síndrome de Down, María Victoria Troncoso, el arquitecto y experto en patrimonio José María Pérez 'Peridis', y el director territorial de la ONCE, Gustavo Seco.

Entre las personas con conocimientos y experiencia en materia financiera se ha designado a Zúñiga, al economista y exdelegado especial de Economía y Hacienda de Cantabria Roberto Gaspar Laredo, a la exinterventora general del Gobierno cántabro Gema Uriarte y al empresario Alfonso Bravo.

El patronato, que se renovará por mitades cada dos años, tendrá que nombrar un presidente, un director general, que no será miembro de ese órgano, y un secretario.

Tanto el director como el secretario tendrán voz pero no voto en las reuniones, que serán al menos cuatro al año.