18 de Septiembre, 17:58 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Cierre del Ibex

Draghi consigue dejar plano al Ibex en un agosto convulso por la tensión geopolítica

Juan Cruz Peña

El mínimo avance en la sesión de hoy (+0,06%) hace ganar al Ibex un 0,2% en el mes. El parqué madrileño termina en los 10.728 puntos cuando partía agosto desde los 10.707 puntos. El Ibex ha ganado un 2,1% en esta última semana de mes

El Ibex ha finalizado el mes de agosto en los 10.728 puntos, algo por encima de los 10.707 puntos con los que empezó este mes de verano. Así, el Ibex gana un pequeño 0,2% en agosto y cambia la tendencia negativa de julio, aunque la ganancia de este mes ha sido muy débil.

En esta última semana de agosto el Ibex ha avanzado un 2,1%, por lo que ha sido fundamental en que el Ibex haya cerrado agosto en verde. Las palabras de Draghi a favor de introducir nuevas medias de estímulo si continúa el letargo de la inflación en Jackson Hole justo hace una semana han sido el argumento de los inversores para avanzar posiciones, sobre todo el lunes y el martes pasado. Ayer y hoy, de nuevo se ha cruzado el peor enemigo de la bolsa en este mes: las tensiones geopolíticas. El conflicto de Ucrania ha vivido horas críticas con acusaciones a Rusia de meter su ejercito dentro del este ucraniano, lo que sirvió ayer para que los operadores hicieran caja antes de que la cosa se pusiera más fea allí. Esta no ha sido la primera vez que los mercados han tornado a la baja por esta razón. La crisis de Ucrania ha sido el motivo por el que el Ibex no se ha revalorizado con más brío, a lo que se ha sumado los problemas en Irak o en Gaza, todos ellos factores negativos para las bolsas.

Los operadores también han sido sensibles hoy al conflicto de Ucrania, ya que de producirse nuevas sanciones a Rusia las bolsas caerían. Sin embargo,  el Ibex ha logrado terminar en verde en la última jornada de la semana, con un mínimo 0,06% de avance. Esta mañana se ha conocido la inflación de la zona euro, que ha caído una décima y se ha situado en el 0,3%, algo que ya esperaba el consenso de analistas pero que se ha interpretado de manera negativa ya que desincentiva la posibilidad de actuar por parte del Banco Central Europeo en la próxima reunión ordinaria de septiembre, la semana que viene.

Desde Estados Unidos se ha vivido volatilidad y confusión. Después de que Wall Street arrancara con muchas dudas, la incertidumbre no ha parado de crecer tras conocerse el PMI de Chicago y la confianza del consumidor que realiza la Universidad de Michigan para el mes de agosto. Ambos indicadores han sido mejores de lo esperado, concretamente el PMI de Chicago ha sido mucho mejor de lo que se pensaba. Esto tampoco ha sido bien recibido por lo inversores de Wall Street, que interpretaban en ese momento fortaleza de la economía americana, lo que podría llevar al tan temido adelantamiento de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal. Este último giro a la baja de la Bolsa de Nueva York, tras hacerse públicos los datos anteriores, ha desinflado momentáneamente a la renta variable europea que o bien ha perdido fuelle, o se ha ido a rojo, o ha profundizado en sus caídas, como en el caso del Ibex. A pesar de todo ello, en el último instante Wall Street ha rebotado, lo que ha traído cierta remontada a los selectivos del Viejo Continente al cierre. 

De esta forma, el Dax alemán ha escalado un 0,08%, el Cac 40 francés se ha revalorizado un 0,34%, el FTSE 100 inglés ha ganado un 0,20% y el FTSE Mib italiano ha ascendido un 0,54%.

Dentro del Ibex, Abengoa ha sobresalido por encima de los demás. La compañía ha ganado un 3,65% y ha liderado el selectivo. También CaixaBank ha cerrado con subidas importantes y se ha anotado un 2,39%. En el lado de las pérdidas, Acciona y FCC han sido las compañías que más han caído con un 1,85% y un 1,15% de retroceso.

Los pesos pesados del Ibex han terminado con tendencia mixta. Así, el Santander y Repsol han ascendido un pequeño 0,08% e Iberdrola se ha anotado un 0,18%. Por el contrario, Inditex ha caído un 0,28%, BBVA se ha dejado un 0,18% y Telefónica ha perdido un 0,17%.

En el mercado de deuda, el interés exigido por el bono español caía hasta el 2,23% antes de que cerrara la bolsa en Europa. A esa misma hora, la prima de riesgo bajaba hasta los 134 puntos básicos.

En el mercado de divisas, el euro caía con respecto al dólar cerca del cierre de los mercados de renta variable en el Viejo Continente. La moneda comunitaria se devaluaba hasta los 1,316 billetes verdes.

publicidad
publicidad