13 de Diciembre, 06:06 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

cierre mensual

El Ibex termina febrero con una subida del 1,96% pese a la crisis de Ucrania

J.Jiménez

La bolsa española ha terminado el mes de febrero con una subida del 1,96% y conservando el nivel de los 10.000 puntos, una cota psicológica que no tenía cuando terminó enero

La bolsa española ha terminado el mes de febrero con una subida del 1,96% y conservando el nivel de los 10.000 puntos, una cota psicológica que no tenía cuando terminó enero. En concreto, el Ibex pierde hoy un 0,49% pero el lunes saldrá desde los 10.114 puntos. Estos veintiocho días han sido intensos y el selectivo ha llegado a asomarse incluso a los 10.242 puntos. Pero finalmente ha quedado atrapado en el lateral y mirando de reojo hacia Ucrania, un país donde la situación política se complica cada vez más.

Los 10.000 puntos siguen siendo una barrera infranqueable para el selectivo, por mucho que la deuda mejore y el Tesoro cumpla con creces (y con suficiencia) en sus colocaciones. La prima de riesgo ya no es un pariente incómodo y hoy se mueve por los 188 puntos, una cifra que da risa en comparación con los más de 600 puntos alcanzados hace unos veranos. Es más, el bono a cinco años ha caído por primera vez del 2%, algo que no sucedía en veinte años.

Pero está claro que hará falta más gasolina para mover los motores del Ibex y separarlo de los 10.000 puntos. El problema es que Ucrania se está partiendo en dos y camina peligrosamente hacia la guerra civil. En realidad, este no es problema sino el enfrentamiento entre Rusia y Estados Unidos. Eso si que acongoja a los inversores y pone los pelos de punta en las mesas de operaciones.

En Estados Unidos, el S&P 500 anda intentando liquidar sus máximos históricos. Ayer los rebasó pero hace falta que hoy los conserve. Los datos de PIB que hemos conocido hoy son mediocres, pero en los pequeños detalles se pude ver que la economía estadounidense aún carbura. Por eso, nadie espera que la FED se líe la manta a la cabeza y frene la retirada de estímulos, por mucho que Janet Yellen tratase ayer de convencer a los inversores asegurando que no hay nada escrito de antemano, y que el 'tapering' podría frenarse en cualquier momento si el frenazo de la economía fuese significativo.

Al cierre de Europa, Wall Street no hacía sangre pensando en estos detalles y tampoco se asustaba en exceso por lo que está pasando en Ucrania, un país que acaba de decretar el corralito financiero. Está por ver qué sucede ahora, pero las crónicas hablan entrada de militares rusos en Crimea. Los políticos mundiales -léase Rusia y EEUU- tendrán que hilar muy fino para reconducir la situación.

Dentro del Ibex, los 10.000 puntos finalmente han aguantado, algo que no estaba claro. Por Ucrania y por los datos de inflación de la zona euro, que han salido en el 0,8%. La cifra no es mala, pero precisamente por eso, los inversores han entendido que el BCE no haría nada para mover el crédito y animar la actividad, poniendo de paso coto al riesgo de deflación. Y el mercado se la tomado de bastante mala gana. No obstante, el giro alcista de Nueva York al cierre de Europa ha permitido que el Ibex haya podido cerrar lejos de los mínimos del día.

El mayor castigo ha sido hoy para FCC, que cotiza sus malos resultados con un desplome del 8,48%.También sufre IAG, con recorte del 4%, mientras que Sacyr retrocede un 3,92%. Además, Bankia acaba con una caída del 3,73% después de que el Estado haya colocado el 7,5% del capital de BFA-Bankia a un precio de 1,55 euros, lo que ha supuesto aplicar un descuento del 4%. En el grupo de los más bajistas también se meten Acciona y ACS, con caídas del 2%. 

publicidad
publicidad