14 de Octubre, 10:40 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Bankinter abre mañana la temporada

Los resultados pondrán a prueba los ascensos del Ibex

Deutsche Bank y la banca americana inyecta prudencia en el mercado

El Ibex no podía haber empezado el año con mejor pie. Después del 20 por ciento que se marcó durante el ejercicio anterior, nuestro selectivo registra un ascenso del 4,5 por ciento durante estas primeras semanas de 2014. El descenso de la prima de riesgo y el optimismo inyectado por los datos macro han empujado su cotización hasta tocar los 10.500 puntos.

La euforia se siente, pero a partir de mañana nuestro mercado empezará a hacer frente a un examen de dos meses que evaluará la fortaleza de los ascensos vistos en nuestra bolsa. «Lo que se va a valorar en esta temporada de resultados que comienza es si de verdad existe una mejoría de beneficios que sustente las subidas que hemos visto estos días en la bolsa», afirma José Lizán, gestor de Auriga. Una vez más, los inversores buscan síntomas de fortaleza en una recuperación que no termina de ser convincente.

Y la cuestión es que los analistas se muestran especialmente divididos con las cifras que puedan presentar las compañías españolas. Por un lado, los expertos de Mirabaud creen que «la mejora macro sigue sin trasladarse a las estimaciones de beneficio. Y mientras que los inversores están esperando que en algún momento se produzca una mejora de las estimaciones, la triste realidad es que lo que se está produciendo es una sensible revisión a la baja de las mismas, y no sólo sobre los resultados de 2013, sino también sobre los de 2014». Es una de las visiones más pesimistas, pero lo cierto es que no se espera que haya una fuerte repercusión de esta temporada de resultados en bolsa. «Desde nuestro punto de vista, el impacto va a ser bastante reducido. Las cuentas de las compañías van a estar en un tercer plano. En este momento, los mercados están más pendientes de los movimientos de los bancos centrales y, en segundo lugar, de los datos macro», explica Daniel Pingarrón, de IG.

Por lo general, se espera que la mayoría de las compañías del Ibex cierre 2013 con mejoras en su beneficio, pero el crecimiento será muy dispar. Según el consenso, la mayoría de los valores verá ascensos de un solo dígito, mientras que sólo ocho experimentarán un incremento de sus ganancias superior al 20 por ciento y nueve confirmarán una merma de su ganancias.

El riesgo de Brasil

¿Qué es lo que se va a tener en cuenta este año? José Lizán cree que habrá que prestar especial atención a las compañías más expuestas al negocio latinoamericano. Lo que en otros años contribuyó a limpiar la mala marcha del negocio doméstico, esta vez puede nublar la leve recuperación de la parte española de las cuentas. «En las grandes compañías del Ibex estamos empezando a ver un cierto agotamiento de los beneficios en Latinoamérica, especialmente en los más relacionados con Brasil. Además, puede haber sorpresas negativas con el riesgo divisa», explican desde Auriga. La reducción de los estímulos de la Reserva Federal estadounidense está perjudicando a las monedas de países emergentes y el cambio podría reducir las ganancias de las empresas españolas asentadas en Latinoamérica.

Sin embargo, es Brasil la región que más dudas presenta, con la fuerte desaceleración que ha experimentado este año. Según los últimos datos publicados, su PIB pasó de crecer un 7 por ciento en 2011 a un 0,9 por ciento en 2012. Entre los «blue-chips», Santander, Abertis (que compró el negocio brasileño de OHL), Telefónica y Endesa son los valores que tienen más exposición a este país. De hecho, el peso de este mercado en Santander es mayor que el de España. Éste es uno de los motivos por el que la mayoría de los expertos consultados prefiere tener en cartera a BBVA. El negocio mexicano de la entidad presidida por Francisco González está mejor visto. No hay que olvidar que esta economía está muy ligada a Estados Unidos, donde no hay dudas sobre la recuperación que se está desarrollando.

Por otro lado, también hay quien valora positivamente la exposición de las compañías españolas a otros mercados, como los asiáticos. De hecho, las exportaciones siguieron siendo uno de los principales motores del dato de PIB adelantado por el ministro de Guindos.

Atención a las expectativas para 2014 

Pero uno de los aspectos más esperanzadores para esta temporada de resultados es el de las expectativas para 2014. Diego Jiménez-Albarracín, responsable de renta variable del Centro de Inversiones de Deutsche Bank, afirma que «a lo largo del año vamos a ver un 're-rating' de las compañías españolas. Los precios de las acciones han subido y los múltiplos se han expandido, pero esa mejora aún no se ha trasladado a las estimaciones de beneficio». David Navarro, de Inversis, lo explica en una frase: «Lo importante no van a ser las cifras del trimestre en sí, sino de dónde vienes y, especialmente, hacia dónde vas». Y en este sentido, Lizán recuerda que JP Morgan ha mejorado sus estimaciones sobre las compañías españolas. 

¿Qué valores se podrían beneficiar en bolsa de mejores perspectivas? Jiménez-Albarracín se atreve a hablar de las compañías eléctricas. Han sufrido mucho con la inseguridad jurídica causada por los constantes cambios de opinión del Gobierno en términos de regulación, pero, a medio plazo, y cuando se aporten nuevas soluciones al déficit de tarifa, deberían ser de las primeras en beneficiarse de una mejoría de estimaciones. Sus favoritas son Gas Natural, Iberdrola, Red Eléctrica y Enagás. Ahora, otros expertos aconsejan mucha cautela con ellas. 

La construcción es otro de los sectores que gusta al experto de Deutsche Bank. «Valores como ACS y OHL podrían beneficiarse este año, tanto de la mejor marcha de España, como de los mercados internacionales en los que está presente», considera. Pingarrón también habla de Sacyr, que podría presentar un incremento de su beneficio por acción superior al 100 por cien. Ahora, la incertidumbre con las obras del Canal de Panamá no anima a entrar en el valor en este momento. Será muy interesante ver la valoración que la compañía hace de esta parte del negocio durante su presentación de resultados prevista para el 24 de febrero, pero, sobre todo, de la resolución del conflicto. En el último informe de resultados, el Canal de Panamá suponía un 25 por ciento de su cifra de negocio internacional. Por ello, cautela con el valor. No hay que olvidar que José Ramón Iturriaga, el gestor responsable del fondo más rentable de 2013, ha deshecho todas sus posiciones en la constructora con el episodio panameño. 

Por otro lado, uno de los clásicos del Ibex, Telefónica, cuenta con el apoyo de los analistas. La mayoría de los de consenso de Reuters aconseja comprar. No obstante, su precio objetivo, al igual que los de muchas compañías españolas, se encuentra muy ajustado respecto a su cotización con las subidas de los últimos días. De ahí, que muchos expertos esperen una mejora de esta estimación en los próximos meses. 

En el sector de las comunicaciones, uno de los más rentables del año, Lizán cree que los mercados serán especialmente sensibles a los resultados de compañías como Atresmedia o Mediaset, dos de las grandes historias de éxito en 2013. Tendrán que demostrar con cifras reales las estimaciones de ingresos por publicidad que la bolsa está descontando en su cotización

Banca, gran protagonista 

Pero si hay un sector que copará buena parte de la atención de los mercados, ese será la banca. Es uno de los que más pesa en nuestro mercado y en esta temporada se espera que lancen unas cifras de beneficio más elevadas, debido a las menores provisiones que han tenido que hacer en 2013 (2012 fue el año clave a este respecto). Gracias a ello, Popular y Bankia volverán a beneficios y otros como Caixabank, Bankinter y Sabadell verán fuertes crecimientos de sus ganancias. Este último, podría doblar sus resultados. Y es que la base de 2012 fue muy baja. 

Por ello, este espectacular crecimiento está descontado y será importante analizar la cifra sin extraordinarios. Jiménez-Albarracín cree que «van a ser aún flojos por negocio doméstico, debido especialmente a que una de sus principales fuentes de ingresos, el crédito, no termina de fluir». También está preocupado por la morosidad. Este analista cree que las fuertes subidas de la banca doméstica en bolsa se han debido al cierre de operaciones en corto y se muestra especialmente precavido con estos valores. En lo poco que llevamos de 2014 Popular ha ganado cerca de un 25 por ciento y su valoración ya es demasiado elevada, consideran algunos analistas. Société Générale rebajó su consejo de compra, hasta neutral. Y, por lo general, el sector no cuenta con el apoyo del consenso. 

De hecho, conviene no olvidar la experiencia vivida por el sector en el extranjero. Las cifras publicadas por las entidades norteamericanas no han sido objetivamente malas. Sin embargo, la fuerte caída en el negocio de hipotecas, para los más centrados en la banca minorista, y en las divisiones de "trading" y materias primas en los de inversión, han inyectado ciertas dudas entre los inversores. En Europa, las cifras que presentó anteayer Deutsche Bank hicieron que su cotización se desplomara cerca de un cinco por ciento en una sola sesión. Por ello, conviene tener cuidado con el sector.

publicidad
publicidad