22 de Marzo, 19:54 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

CRISIS FINANCIERA

El Gobierno avala 30.000 millones de euros en créditos fiscales de la banca

Noticias EFE

El Gobierno ha aprobado hoy el real decreto ley que permite a la banca española contabilizar como capital principal dentro de sus balances 30.000 millones de euros en créditos fiscales (DTA, por sus siglas en inglés). Estos DTA generan un crédito fiscal a las entidades porque son gastos que han tenido un impacto en los bancos y que no se han podido deducir, de ahí que el Gobierno haya reconocido este derecho que, además, supone trasponer la normativa europea Basilea III, que entra en vigor en enero de 2014.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha explicado que estos 30.000 millones representan aproximadamente el 60 % del total de DTA que acumula la banca en España, unos 50.000 millones.

Por otro lado, Guindos, ha anunciado que el Banco de España tendrá que aprobar anualmente un programa de supervisión para realizar "al menos" una vez al año test de estrés a la banca española para probar su solvencia.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Guindos ha adelantado esta novedad para reforzar la supervisión de la banca dentro de un anteproyecto que prevé aprobar a finales de marzo. Además, el Gobierno ha aprobado limitar los bonus de los directivos a un máximo del 100% de la retribución fija.

¿Qué son los DTA y por qué la medida va a beneficiar a los bancos?

Los DTA son gastos con impacto en las cuentas de los bancos pero sin deducir en el pago de impuestos. Generan un derecho a futuro contra la Hacienda Pública.

El analista de XTB Miguel Antonio Marcos ha explicado que los DTA ascendían a 71.000 millones de euros a mediados del presente año procedentes principalmente de las pérdidas que las entidades sufrieron en 2012 y de las provisiones que los sucesivos Reales Decretos aprobados por el Gobierno han impuesto.

El experto ha señalado que el objetivo de la reforma es liberar capital del balance de las entidades financieras españolas, "mejorando su posición de cara a los requerimientos de capital y facilitando, en última instancia, el acceso de las mismas a los mercados de capitales".

"Esta medida debería mejorar la situación de las entidades españolas de cara al test de estrés que se avecina el próximo año", ha apuntado Marcos, que ha añadido que la disminución de las provisiones, "en parte ocasionadas por una reacción tardía y excesiva del Gobierno al desplome del sector inmobiliario", dejaría a las entidades españolas con una mayor calidad crediticia "que les debería hacer más solventes y aumentar su liquidez y, por ende, su capacidad de reacción y su nota ante los diferentes 'exámenes' de los reguladores".

El pasado martes, el ministro de Economía, Luis de Guindos, negó que esta normativa suponga "ningún regalo" desde el punto de vista fiscal a la banca, puesto que estos activos ya forman parte de su capital. "No tendrá impacto ni en deuda ni en déficit público", ha subrayado.

El FMI recordaba en su cuarto informe sobre la reforma del sector financiero acordada a cambio del rescate bancario que la reforma de los DTA imitaría a la que se emprendió en Italia recientemente. En este caso, señala que para cumplir con las normas de competencia de la Unión Europea, la reforma debería ser permanente y aplicarse tanto a instituciones financieras como no financieras.

También apuntaba que la conversión de los DTA "podría ser útil" para los bancos, que verían reforzada la calidad de su capital, pero advertía de que no debe ser considerada un "golpe de suerte" para las entidades, sino que debe ir acompañada de una serie de medidas, entre las que proponía no pagar dividendos en efectivo por un periodo determinado de tiempo, por ejemplo, tres años.

publicidad
publicidad