21 de Enero, 05:48 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

cierre semestral

El Ibex llega a la mitad del año con una caída del 5% y las alarmas encendidas

José Jiménez

El Ibex 35 ha cerrado la primera mitad del año con una caída del 4,96% y las alarmas encendidas. Está en los 7.762 puntos, a apenas 200 del precipicio.

El Ibex 35 ha cerrado la primera mitad del año con una caída del 4,96% y las alarmas encendidas porque solo en el mes de junio se deja un 7%. Está en los 7.762 puntos, a menos de 200 del precipicio. Y sin muchos catalizadores en el corto plazo. Han sido seis meses de tensión al rebufo de los bancos centrales mundiales, en especial la Reserva Federal, empeñada en cortar la barra libre de liquidez justo cuando Japón ha puesto al mundo financiero patas arriba con una las políticas monetarias más agresivas que se recuerdan. Seis meses turbulentos que auguran muchas curvas.

Desde enero, el selectivo español vive confinado en el gran rango lateral de 1.000 puntos que se extienden entre los 7.600 y los 8.600. La baraja no se ha roto por ninguno de los lados, pero no está muy claro lo que sucederá a partir de septiembre si se confirman los temores (y los avisos) y Bernanke decide aflojar el ritmo de inyecciones monetarias en la economía estadounidense.

En Europa, Mario Draghi ha recortado los tipos hasta el 0,5% pero el mercado le ha pedido mucho más, en particular con medidas no convencionales, ese arsenal del que presume a veces el banquero italiano pero del que casi nunca ofrece pistas muy concretas. El Viejo Continente anda gripado y necesita un golpe de timón en toda regla para al menos olvidar las débiles previsiones de crecimiento que atenazan al mercado.

También ha sido el medio año de los sucesivos máximos históricos vistos en Nueva York. El mercado se puso una venda en los ojos durante los cinco primeros meses y no vio más que el vaso medio lleno. Pero como confirmó el flojo dato de PIB estadounidense visto ayer, la cosa no está para tirar cohetes en la primera economía del mundo. Desde luego, no justifica tener unas bolsas pegadas a sus cotas más altas de la historia.

En Asia, el 'Abenomics' ha dado una vuelta de tuerca a lo que hasta entonces se entendía por política monetaria agresiva. Japón se ha decidido a inyectar el dinero que haga falta (y más) para desterrar de su vocabulario la palabra deflación, incluso a costa de hundir al yen más de lo "políticamente correcto" y azuzar un poco más la siempre inquietante guerra de divisas. Y en China, las previsiones de crecimiento han salido más débiles, lo que nunca es una noticia agradable para las bolsas. Se temen los analistas que el crédito se puede estrangular en el gigante asiático. Y la falta de liquidez podría poner a las empresas chinas patas arriba. Y quien sabe si al mundo entero. 

En España, el Ibex alcanzó sus cotas máximas a finales de febrero, pero no pudo ir más allá de los 8.700 puntos. Se ha mirado mucho el mercado de renta fija, en particular, el bono a diez años, que no ha podido alejarse de forma definitiva del 5%, con lo que la prima de riesgo tampoco ha perdido de vista los 300 puntos básicos. Pero es un triunfo muy importante. El año pasado a estas alturas, iba camino de los 700 puntos y todo el mundo pensaba que España estaba al borde del rescate. Hoy, es una posibilidad muy lejana.

Los seis primeros meses del año dejan al Ibex con caídas en torno al 5%, un porcentaje similar al que se deja el Ftse MIB italiano. Mucho mejor le ha ido al Dax alemán y su ganancia del 5%, pero con todo, a años luz del 31% que gana el Nikkei japonés.

La sesión de hoy ha sido bastante movida. Los selectivos han chocado ya contra las resistencias y se han visto ventas fuertes en algunos momentos, a lo que se han sumado los malos datos publicados en Estados Unidos, salvo por la confianza del consumidor según la Universidad de Michigan. Este último indicador ha salido muy bueno y no deja de dar esperanzas de que el consumo de la economía estadounidense se recupere con fuerza y tire del PIB. Por el contrario, aleja la posibilidad de que Bernanke decida aplazar la retirada de estímulos. Ejemplos como este, de dobles lecturas en los datos macro- han sido la tónica en este semestre. Y lo seguirán siendo.

Dentro del Ibex, el peor hoy es Abengoa, con un desplome del 6%. Tampoco es un buen día para Mapfre y Bankinter, que se dejan el 3%. Y sufren igualmente Arcelormittal, Indra, Acciona y Caixabank, que retroceden un 2%. Por arriba, FCC suma el 1,8% y Grifols el 1%. En el mercado de renta fija, la prima de riesgo finaliza en los 303 puntos básicos. En el Forex, el euro marca un cambio contra el dólar de 1,3005 unidades. En el mercado de materias primas, el oro ha tocado los 1.200 dólares por onza, niveles tan bajos nunca vistos en tres años. 

publicidad
publicidad