18 de Enero, 16:33 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

cierre de la sesión

Estación de penitencia: El miedo a la fuga de capitales descompone al Ibex

J.Jiménez

Semana Santa...y negra. El Ibex pierde hoy un 1,13% y recala en los 7.900 puntos. El selectivo encadena cinco sesiones de pérdidas en las que se deja un 6%. Hay mucho miedo a una posible fuga de capitales en la periferia europea.

El Ibex 35 ha cerrado hoy con una caída del 1,13% y mañana saldrá desde los 7.900 puntos. Con ésta, encadena cinco jornadas consecutivas de números rojos en los que se deja el 6% de su valor, y sigue sin levantar cabeza. Está en mínimos anuales. El temor a que los problemas de Chipre desencadenen una fuga de capitales en la periferia europea ha enervado a los operadores, que han castigado con fuerza a los bancos. La prima de riesgo se va a los 380 puntos (máximos de febrero) y el bono a diez años vuelve a recuperar el 5%. Como colofón a este día negro, el euro se hunde hasta 1,2787 dólares.

Semana de Pasión para España...y para su mercado de valores. El incendio que ha provocado la minúscula isla de Chipre sigue soltando fieras llamaradas sin previo aviso, agravadas sustancialmente por los problemas propios y los ajenos. Todo lo negativo se ha concentrado en una mañana que pintaba bien, y que de hecho ha empezado con subidas del 0,5%. Un espejismo, una quimera, porque en apenas cinco minutos han comenzado a llover los hachazos bajistas.

Lo de Chipre ya es lo suficientemente grave 'per se'. Por eso, 'ayudas' como la del presidente del Eurogrupo Dijsselbloem son como apagar un fuego con manguerazos de gasolina. Para templar gaitas, los funcionarios de Bruselas han filtrado a primera hora un documento interno en el que la UE no considera que el rescate de Chipre sea un modelo para el resto de los países. Más o menos lo que dijo el holandés. Su efecto ha sido efímero. Los dueños del dinero (más de 100.000 euros) ya saben cómo pinta el futuro.

Ha luchado mucho Rajoy (y por extensión Guindos) para lograr la recapitalización directa de los bancos, y a la postre la unión bancaria. Pero Dijsselbloem se ha encargado de encerrar las ilusiones en un baúl. Ayer dejó meridianamente claro que a la hora de la verdad, quienes van a pagar son los accionistas, los titulares de deuda, los dueños de preferentes y los propios ahorradores. Esto es así y es lo que ha hundido a los bancos.

Por eso, el dinero se moverá allá donde se encuentra más a gusto. O más seguro. Blanco y en botella. "El miedo a la salida de capitales está golpeando muy duro a los mercados de la periferia y tensionando su deuda, algo que es deseable siempre desde el norte de Europa, ya que mantiene la presión para seguir con las reformas", apuntan los analistas de Serenity Markets. Además, Italia también ha metido miedo. Pasan los días y no hay Gobierno. Lo malo es que tampoco se le espera a corto plazo. 

Por si fuera poco, a España también le ha pesado la revisión al alza del déficit de 2012 hasta el 7%, noticia que surge tras aplicar a la contabilidad pública las nuevas normas de Eurostat. Según ha explicado la secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás, este nuevo criterio metodológico tiene en cuenta las solicitudes de devolución por parte de los contribuyentes sin esperar al acto administrativo que reconocía el derecho a dicha devolución, como se hacía hasta ahora.

Maquillaje de última hora

Con estos ingredientes, las bolsas han cocinado una sesión espesa e indigesta, volátil dónde las haya y plagada de bandazos. A falta de poco más de dos horas para el cierre, el Ibex encaja sin rechistar un castigo del 2%. Pero entonces se han conocido los detalles sobre los controles de capitales en Chipre. En concreto, los chipriotas no podrán sacar en efectivo más de 3.000 euros. Pero en principio, la vigilancia será solo durante siete días, lo que ha relajado a los operadores. Es lo que ha permitido al Ibex alejarse de mínimos y maquillar algo la jornada.

Dentro del selectivo, el valor más castigado ha sido Mediaset, que se deja un 4,7%. Además, Bankinter y Caixabank retroceden en torno al 3,8%, mientras que DIA e Indra pierden otro 3%. En la banca, Popular pierde un 2% y Sabadell baja el 1,7%. Y menos que a última hora, las caídas de Santander se han quedado en el 1% y la de BBVA en el 0,4%. 

Igualmente, ha sido hoy noticia Vueling, que termina con una subida del 8,96% tras conocerse que IAG ha elevado la oferta inicial de 7 euros hasta los 9,25 euros. Y en el terreno de lo inexplicable se enmarca lo de Bankia, que sube hoy un 30% cuando en algunos momentos del día llegó a ganar cerca del 50%. 

publicidad
publicidad