Vocento 15 años 20 de Noviembre, 14:44 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Análisis

¿Hay una trampa alcista en la bolsa española?

Fernando Mañueco

Ha crecido el número de alcistas en el parqué. Pero los expertos advierten de que los riesgos están creciendo al mismo ritmo que suben las cotizaciones. Los más pesimistas creen que se podría estar formando algo parecido a una trampa alcista.

Las Bolsas españolas se han mostrado muy animosas en las últimas sesiones. Ha crecido el número de alcistas en el parqué. Pero los expertos advierten de que los riesgos están creciendo al mismo ritmo que suben las cotizaciones. De hecho, es sano que haya consolidación de niveles antes de que el mercado pueda seguir subiendo. Los más pesimistas creen que se podría estar formando algo parecido a una trampa alcista. Una subida artificial y excesiva de las cotizaciones que las manos fuertes (las grandes instituciones de inversión) utilizarían para deshacer posiciones y distribuir papel.

De momento, hay división de opiniones en el mercado sobre lo que puede esperarse de la Bolsa a corto y medio plazo. Hay quien cree que el índice Ibex 35 podría irse a buscar la zona de los 9.000 o incluso los 9.200 puntos sin demasiados problemas. Desde este punto de vista, si se produce una corrección, "debería" aprovecharse para tomar posiciones en renta variable.

Por el contrario, los pesimistas creen que no hay motivos que justifiquen precios mucho más altos en el mercado de valores, por lo que habría que aprovechar las últimas subidas para vender y tomar beneficios. Las bolsas se han animado en las últimas semanas. El índice Ibex 35 ha subido en poco más de un mes desde los 8.000 a los 8.500 puntos. Pero nadie olvida que ello se debe, en gran parte, a los estímulos de los bancos centrales, que apoyan políticas de estímulo precisamente porque son muy tibios o incluso preocupantes los fundamentales en las grandes economías. 

Han aumentado los temores a una ralentización económica a nivel mundial después de que el Banco Central Europeo rebajara el pasado jueves sus previsiones para la eurozona. La propia economía española puede contraerse este año el doble de lo que espera el gobierno. El escepticismo, por tanto, es una consecuencia lógica. La prudencia es especialmente necesaria en estos días. Nadie descarta una próxima corrección en la Bolsa. Es recomendable cubrir todo lo posible las posiciones en renta variable, bien mediante futuros y opciones, bien mediante el establecimiento de "stop loss" que salten automáticamente y protejan las ganancias cuando el mercado empiece a corregir.

Los que ven la botella medio vacía recuerdan que los recortes automáticos de gasto en EE UU por 85.000 millones de dólares pueden tener un impacto directo negativo de hasta medio punto en el PIB del país y puede generar mucho desempleo. José Luis Martínez Campuzano, Estratega de Citi en España, considera que las correcciones en las Bolsas y los ajustes son imprescindibles... y muy saludables. Aconseja aumentar el peso de las posiciones de liquidez, reducir la exposición a Bolsa y vender bonos soberanos y "commodities".

Pero la Bolsa sube, por que existe una gran escasez de alternativas rentables de inversión. La rentabilidad de los activos de renta fija se encuentra muy baja, cerca de mínimos, lo que contribuye a derivar recursos hacia la renta variable. Pero esa situación irá cambiando progresivamente.

Por el contrario, los optimistas se apoyan en que la reserva Federal de EE UU y otros grandes bancos centrales se han mostrado dispuestos a mantener sus políticas de estímulo económico. Están decididos a mantener lo que algunos llaman "burbuja de liquidez". Las bolsas de EE UU, concretamente el índice Dow Jones de valores industriales, se encuentra en máximos. Ha recuperado los niveles que alcanzó en 2007. Los inversores confían en una revitalización económica y en la mejoría de los beneficios empresariales, de la mano de las políticas monetarias expansivas de los principales bancos centrales. De momento, el llamado "Libro Beige" de la Reserva Federal (el documento en el que el banco central estadounidense pasa revista a la situación y a las perspectivas de la economía) apunta una mejora gradual de la actividad económica en enero y principios de febrero, señala una aceleración del consumo privado y muestra una amplia recuperación del sector inmobiliario...

Hay otras referencias positivas. Por ejemplo, el gobierno de China ha reiterado sus objetivos de crecimiento para este año a un ritmo del 7,5 por ciento. La segunda mayor economía del Planeta, por tanto, tiene potencial para tirar de las economías occidentales.

Además, si Italia alcanza un pacto razonable de gobernabilidad, bajarán las primas de riesgo de Italia y España. Si eso fuera así, el diferencial entre los bonos españoles y los alemanes equivalentes se acercará pronto a los 300 puntos básicos. De momento, el Tesoro español se financia ya a diez años por debajo del 5 por ciento. Es una buena referencia que las Bolsas no pueden ignorar.

publicidad
publicidad
publicidad