Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Ideas de inversión

Descuentos del 28% frente a EEUU: ¿Es el momento de apostar por Europa?

Isabel Sánchez Burgos

Desde un punto de vista económico, sigue sin ser el destino más recomendable. Pero si atendemos a lo que nos puede ofrecer desde el lado más bursátil, Europa es una región que no debería pasar desapercibida para los inversores este 2013.

Desde un punto de vista económico, sigue sin ser el destino más recomendable. Pero si atendemos a lo que nos puede ofrecer desde el lado más bursátil, Europa es una región que no debería pasar desapercibida para los inversores este 2013. Eso es, al menos, lo que opinan una buena parte de los gestores, quienes prevén que este año, el Viejo Continente continúe aportando rentabilidad a las carteras de renta variable. ¿Es momento de replantearse una cartera más europea? Tal vez, pero teniendo en cuenta que la volatilidad nos va a seguir acompañando durante una larga temporada.

Rory Bateman, jefe de acciones europeas de Schroders, asegura que «las audaces decisiones del BCE» deberían seguir reduciendo la prima de riesgo de las acciones europeas, «a medida que disminuye el riesgo de una ruptura de la zona del euro». Este riesgo ha caído de forma sustancial y, según los gestores, no sólo por una intervención más enérgica (aunque tardía) de los líderes políticos. «Los desequilibrios económicos que precipitaron la crisis también se están corrigiendo. Italia y España están registrando saldos comerciales positivos con la zona euro, y Grecia registra superávit del presupuesto primario (antes de pagar los intereses pendiente de la deuda)», apunta Dan Morris, del equipo de estrategia global de JP Morgan AM.

Europa es una región diversa, que ofrece a los inversores acceso a compañías únicas, y que, según los gestores, están cotizando con descuento en su valoración, en comparación con sus homólogas del resto del mundo. Así, según Schroders, la diferencia entre la rentabilidad de las acciones europeas y las estadounidenses se encontraría actualmente en un nivel históricamente alto: un 28 por ciento. «Esto quizás sugiera que puede no ser mal momento para pensar en situarse en fondos de acciones europeas», comenta Bateman. «Esperamos que las acciones europeas cierren en niveles más altos en 2013, así que seguimos buscando oportunidades durante el actual periodo de incertidumbre», añade Uwe Zoellner, jefe de renta variable pan-europea de Franklin Templeton. Ben Funnel, estratega jefe de renta variable de GLG, por ejemplo, está fijando su atención en el sector financiero. «Los bancos europeos cotizan con un descuento del 20 por ciento con respecto a sus valores contables, y ahora nos parecen bastante seguros», dice.

Hay que tener en cuenta que muchas empresas europeas se están beneficiando directamente del comercio internacional (principalmente, del procedente de las boyantes economías emergentes), lo cual se refleja en la elevada correlación que existe entre la rentabilidad del sector privado europeo y el crecimiento mundial. Un buen número de esas empresas son líderes en sus negocios, y, además, continúan cotizando a precios históricamente bajos (pese al buen comportamiento bursátil de 2012). Incluso en la Europa periférica (lo que incluye a España), hay buenas oportunidades de compañías no ligadas al ciclo económico doméstico.

Los expertos entienden que, poco a poco, ese descuento que hoy tiene Europa se irá disipando, a medida también que los inversores vayan perdiendo el miedo a la renta variable. «Últimamente, las acciones europeas parecen estar interesando más a los inversores», señala Yves Maillot, jefe de acciones europeas de Natixis AM, quien reconoce que aún hay aún muchos institucionales con una exposición muy baja en el Viejo Continente. En cualquier caso, unas valoraciones bajas no serán suficientes para que los inversores se posicionen en Europa. «Necesitamos ver más reformas estructurales, especialmente en lo que se refiere a la competitividad, y también ver más movimientos hacia la consecución de una unión fiscal», argumenta Maillot.

Un viaje con baches

Tampoco podemos esperar, como advierte Zoellner, que la recuperación de la renta variable europea y de la zona euro se produzca en línea recta. «Creemos que los inversores deberán estar preparados para un viaje lleno de baches, por lo menos en la primera parte del año», añade el experto de Franklin Templeton. En este sentido, y en su opinión, la rentabilidad por dividendo podría ser un «amortiguador» para aquellos que aún están preocupados por la volatilidad.

En cualquier caso, y dando por hecho que las valoraciones de las acciones europeas ofrecen hoy un punto de entrada atractivo, habrá que fijarse un horizonte de medio y largo plazo. «Independientemente de que este mercado bajista ya maduro se agote el próximo año o el siguiente, estamos convencidos de que los inversores que sea capaces y estén dispuestos a adoptar un enfoque de renta variable europea a 5 o más años serán recompensados con una rentabilidad más que aceptable en esta castigada, aunque aún muy atractiva, clase de activo», asegura John Bennett, director de renta variable europea de Henderson.

El año pasado, muchos de los fondos de renta variable europea ofrecieron ya una rentabilidad más que interesante. Los mejores llegaron a superar el 30 por ciento, destacando, sobre todo, aquellos especializados en compañías de pequeña y mediana capitalización. Con datos de los últimos 12 meses, el protagonista es el DB Platinum IV Eurp Top STARS, que invierte sobre todo en compañías de gran tamaño, con un sesgo «value», aunque actualmente su cartera está bastante compensada desde un punto de vista de capitalización; un 28,78 por ciento del patrimonio está invertido en empresas medianas. Destacan sus posiciones en Alemania (Daimler, Deutsche Lufthansa o Software AG), Italia (Azimut, Generali, Enel Green Power, UniCredit o Intesa Sanpaolo) y Holanda (ING o Reed Elsevier).

Fondos más centrados en pequeños negocios y que también lo han hecho muy bien son, por ejemplo, el Parvest Equity Europe Small Cap o el AXA Rosenberg Pan-European Small Cap Alpha Fund, ambos con más de un 36 por ciento de revalorización. En sus carteras podemos encontrar compañías como la alemana Bilfinder, experta en construcción civil e industrial, la holandesa Nutreco (especializada en alimentación animal), el grupo químico alemán Lanxess, o la inmobiliaria sueca Castellum.

publicidad
publicidad
publicidad