Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Mercados

La receta de Pictet para sacarle todo el jugo a 2013

El banco privado suizo apuesta por la inversión en oro, deuda corporativa y emergente, para obtener la mayor rentabilidad en un entorno caracterizado por la austeridad, el débil crecimiento, la escasa inflación y los bajos tipos de interés

El año 2013 no será peor que el ejercicio que está a punto de terminar pero tampoco mejor, según las perspectivas de Pictet AM. El banco privado suizo augura una recuperación en forma de "L" que aún llevará entre tres y cinco años, en los que la economía estará dominada por la austeridad, el débil crecimiento, la escasa inflación y bajos tipos de interés. En este entorno, ni tan siquiera Draghi podrá sacarse un as de la manga para animar a los mercados pues, según un reciente documento de Pictet AM, "la sorpresa de las políticas monetarias no convencionales está ya descontada en las valoraciones de las acciones, la deuda soberana y el crédito".

En este escenario donde predomina la baja rentabilidad y en el que los mercados están influidos por las decisiones políticas, la institución ve "poco potencial de subida para las acciones" en los mercados occidentales, así como en la deuda soberana, que "está en situación de pérdida potencial". Por el contrario, Pictet ve atractivo en los mercados de Rusia o China, donde "las acciones siguen estando baratas en el contexto actual".

En general, la estrategia de Pictet para 2013 pasa por "sobreponderar deuda empresarial y oro e infrapodenrar acciones de Europa y materias primas, con posiciones neutrales en acciones defensivas y deuda global".

Concretamente, apuestan con especial efusividad por la deuda de alto rendimiento de países emergentes, con rentabilidades interesantes y buenos fundamentos, en los que además del interés del título, el inversor puede beneficiarse de una potencial subida de la moneda local respecto al euro, que "cotiza a niveles insosteniblemente altos".

En cuanto al oro, el metal precioso tiene dos factores alcistas, según explicó Luca Paolini, estratega jefe de Pictet AM, en una reciente visita a Madrid: Las políticas de expansión monetaria -que hacen que los inversores (y los bancos centrales) recurran a activos físicos para evitar la pérdida de valor del dinero-, así como los riesgos que siguen pesando sobre la economía mundial.

En el caso de España, Paolini cree que aún no ha pasado lo peor, que llegará el ejercicio que viene, antes de comenzar a remontar. En el caso de la bolsa española y de los mercados de los demás países europeos en crisis, el estratega recomienda apostar por los "grandes campeones nacionales" como es el caso de Inditex en España o Luxotica en Italia, con gran exposición al extranjero.

En cuanto a la situación de los bancos españoles, Paolini consideró que su cotización podría continuar deteriorándose, pues no han agotado su carrera a la baja, y advirtió de que los dividendos no están garantizados. También recomendó estar fuera de las eléctricas debido a su exposición a los cambios regulatorios.

En cuanto a los "temas" de inversión a lo largo de 2013, Paolini apostó por las marcas (no sólo de lujo), las compañías relacionadas con el tratamiento de aguas (en previsión de obras públicas para mejorar las infraestructuras en China, Estados Unidos...); así como los medicamentos genéricos (interesan a los gobiernos occidentales, a los usuarios con menos renta disponible y a los países emergentes).

Cinco escenarios para el inversor

Aunque Pictet se decanta por el escenario dibujado anteriormente, enumera brevemente otras cuatro posibilidades, en las que los activos beneficiados serían distintos. En total, cinco son los posibles escenarios para el inversor:

1.- En caso de permanencia de la austeridad, con bajo crecimiento, continuación de las políticas monetarias expansionistas y represión financiera, puede destacar el buen comportamiento de la deuda empresarial y emergente. En el lado contrario destacaría el efectivo como el activo menos beneficiado.

2.- En caso de restructuración de deuda soberana, el oro puede salir beneficiado, pero las acciones se comportarían mal.

3.-Si se produce una espiral deflacionista, el efectivo es el activo por excelencia, en contraposición con el mal comportamiento que vivirían las acciones.

4.- En caso de crecimiento por encima de lo previsto, las acciones pueden ser el mejor activo y la deuda soberana el peor.

5.-Finalmente, en caso de inflación, las materias primas y bonos ligados a inflación serían los activos ganadores.

publicidad
publicidad
publicidad