09 de Diciembre, 09:11 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

de demora

Gana la banca: paraliza dos años los desahucios, pero sigue cobrando intereses

Cristina Casillas

El decreto ley aprobado por el Gobierno alarga la agonía de esas familias, que una vez que pase el plazo de 24 meses verán como los intereses de demora pueden crecer un 43%

El drama que viven cientos de miles de familias españolas que no pueden pagar su hipoteca porque se encuentran en paro y su repercusión social obligó al Gobierno a tomar medidas para frenar los desahucios.

El ejecutivo que preside Mariano Rajoy acordó suspender los desahucios en casos de extrema necesidad, definiendo los grupos sociales que se podían beneficiar como familias numerosas o unidades familiares con un menor de tres años a cargo y que cumplieran unos requisitos económicos, como que sus ingresos no superaran los 19.000 euros anuales y el pago de la cuota supusiera el 50% de los recursos.

Sin embargo, ha pasado por alto los altos intereses que se acumulan a la deuda. El decreto ley aprobado por el Gobierno alarga la agonía de esas familias, que una vez que pase el plazo de 24 meses verán como los intereses de demora pueden crecer un 43%.

Miguel Ángel Alemany, director general del portal inmobiliario pisos.com, critica este aspecto de las medidas del Gobierno, ya que en su opinión "no tiene mucho sentido detener el lanzamiento de los habitantes de una vivienda, miembros de algún colectivo vulnerable, si a su vez no se paraliza el crecimiento de los intereses de demora durante este periodo. La idea es que durante ese parón, los afectados tengan el tiempo y los medios suficientes para poder recuperarse económicamente y pagar una vez terminado el plazo la deuda hipotecaria pendiente que tienen con el banco. Si la deuda se duplica, difícilmente van a poder salir de la exclusión social".

¿Cuánto se puede llegar a pagar de más?

Según HelpMyCash, los intereses de mora acumulados variarán según la cuota de cada hipotecado y los intereses que marque cada contrato.

Sin embargo, el comparador de productos hipotecarios ha elaborado tres supuestos en los que se ve que la moratoria de dos años puede hacer incrementar la deuda de intereses hasta un 43%.

Caso 1: Cuota de 500 euros aplicando un interés de demora del 7%, tras dos años de pagar, los intereses de demora ascenderán a 902,32 euros. En una cuota de 750 euros y un interés de demora del 10%, la deuda sube a 1.971 euros, mientras que para una cuota de 1.000 euros y un interés de demora del 20% le costará al deudor 5.613,30 euros (*fórmula extraída del Banco de España).

Sin embargo, los bancos pueden acogerse a su derecho, recogido en cualquier contrato, de cobrar en caso de impago toda la deuda pendiente en un solo pago (que suele iniciarse tras 3 meses de avisos por cuotas impagadas). En este caso, los intereses se aplicarían sobre el pendiente total y las cifras se dispararían

Así, para el primer caso, con una cuota de 500 euros (correspondiente a una hipoteca de 150.000 € a 30 años a Euribor + 1%), y 100.000 euros todavía pendientes, los intereses de demora serían de 13.705 euros, con lo que el nuevo pendiente habría aumentado un 13,7% hasta 113.705 euros

Para una cuota de 750 euros (correspondiente a una hipoteca de 175.000 euros a 25 años a Euribor + 1,5%). En el supuesto de que todavía le quedaran 150.000 euros por pagar, los intereses de demora serían de 30.105 euros, con lo que el nuevo pendiente habría aumentado un 20,1% hasta 180.105 euros. Finalmente, para una cuota de 1.000 euros, con una deuda pendiente de 220.000 euros, los intereses aumentarían un 43,4% hasta 95.444 euros, y una deuda total de 315.444 euros.

Pero esto no es todo, ya que además habrá que sumar la comisión de reclamación por posiciones deudoras, que suele rondar los 35 euros cada vez que el banco reclame su deuda; la comisión por devolución de impago de recibo: alrededor de 6 euros y los elevados gastos del abogado del banco, en caso de que decida proceder a una ejecución hipotecaria

¿Alternativas?

Alemany destaca que si además de cumplirse las estipulaciones del Gobierno en esta línea, esta familia cumple el perfil del Código de Buenas Prácticas actual, se podría exigir a la entidad una moderación de los intereses moratorios.

Una posible solución sería ampliar el perfil del beneficiario del Código de Buenas, Prácticas, señalan desde pisos.com, cuya posibilidad ya barajó la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría durante el último Consejo de Ministros, así como aplicar en cada caso particular la solución que se adecue más a las necesidades y las circunstancias económicas de cada perfil (refinanciación de la deuda, dación en pago, alquiler social, etc.).

Otra posibilidad sería aplicar una fórmula mixta que no arriesgue en demasía las cantidades prestadas por las entidades y garantice el pago de la deuda, así como medidas que refuercen los derechos de los consumidores y no comprometa sus bienes e ingresos personales más de lo éticamente imaginable, concluye Alemany.

Sin embargo, teniendo en cuenta los datos, la morosidad se ha disparado estos últimos años cuando la tasa de paro ha superado el 20%, en cambio, cuando el euríbor superaba el 5,5% se mantenía bajo control.

publicidad
publicidad