25 de Enero, 18:04 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

mercados

Dividendos al 10%, ¿por cuáles apostar?

Patricia Pérez Zaragoza

A la bolsa española le gustan los extremos. Mientras algunos de sus valores estrella (como Telefónica o, más recientemente, Banco Popular) se han sumado a la moda de no repartir dividendos, otros ofrecen rentabilidades por este concepto superiores al 10%. Obtener suculentas plusvalías con este tipo de retribuciones todavía es posible. No en vano, las cotizadas del Ibex repartieron hasta junio de este año los dividendos más altos del último trienio. Según los datos de Bolsas y Mercados Españoles (BME) fueron 16.081,66 millones de euros, un 20,1% más que hace un año. 

Cuatro valores, en particular, ofrecen en la actualidad dividendos superiores al 10%, según datos de Infobolsa: FCC presenta un dividendo del 12,89%, BME, del 11,79, ACS, del 11,48 y Santander, del 10,45%. Algunos inversores pueden verse tentados de invertir en ellos dejándose llevar por tan elevadas cifras. Pero, con los tiempos que corren, puede ser un tremendo error no mirar más allá de estos números y no valorar otra serie de aspectos, como la sostenibilidad del pago, la visibilidad de resultados... o incluso el factor sorpresa. Teniendo en cuenta este consejo, no todos los elevados dividendos deben seducir para invertir en una empresa. De los más elevados del Ibex, veamos cuáles convencen y cuáles no. 

FCC: Es la empresa con el dividendo más alto de todo el Ibex-35, del 12,89%, según datos de Infobolsa. Esto supera en tres veces la rentabilidad de los mejores depósitos a plazo (en torno al 4%). Sin embargo, su fiabilidad es baja. Javier Galán, gestor del fondo Cartera Selección Dividendo de Renta 4, no cuenta con esta acción en su cartera porque considera que se trata de una compañía con mucho apalancamiento. «Con su nivel de deuda, no parece lógico que pueda mantener un dividendo del 10%», apunta. Su visión coincide con la de NMás 1, que también aconseja vender los títulos de esta constructora. En esta agencia de valores fijan el precio objetivo de FCC en 8,71 euros (el pasado 10 de octubre cerró en 9,89 euros). Jesús de Blas, analista de Crédit Agricole-Mercagentes, explica que en la actualidad, muchos valores del Ibex, como es el caso de FCC, presentan rentabilidades tan altas por sus abultadas caídas en la cotización. La constructora, en particular, ha perdido más de un 50% de su valor en Bolsa en lo que va de año. En realidad, la rentabilidad por dividendo de una acción es un ratio bursátil que se calcula mediante el dividendo que se espera obtener dividido entre el precio del valor. Esto explica que cuanto más caiga la acción, más alta sea la rentabilidad por dividendo. 
BME: El dividendo del 11,79% de BME sí que es creíble. Natalia Aguirre, directora de análisis de Renta 4, opina que sí que podría ser sostenible, ya que se trata de una empresa con balance saneado. «Es un valor que destaca, tradicionalmente, por su buena gestión», comenta. A Jesús de Blas también le gusta, con lo que no le parecería mal tener esta compañía en cartera. Con todo, Javier Galán apunta que su perspectiva de beneficios también puede verse dañada, por la caída de los volúmenes de negociación y por la imposición de nuevas normas fiscales, como la tasa sobre las transacciones financieras y la mayor tributación sobre las plusvalías obtenidas a corto plazo. Teniendo estos aspectos en mente, no hay que descartar que BME recorte también su dividendo. Con todo, en la actualidad, el holding de Bolsas español no tiene deuda. Todo lo que gana, lo dedica al reparto de dividendos. Aunque lo recortara un poco, seguiría siendo atractivo. 
ACS: Su dividendo se sitúa en el 11,48%. Pero los analistas no se lo creen. A Alberto Morillo, de Consulnor, le parece insostenible, por lo que no tendría esta compañía en cartera. Jesús de Blas considera que los beneficios de ACS se reducirán de forma importante, con lo que es muy probable que recorte su dividendo. Javier Galán afirma, por su parte, que se trata de una empresa con problemas estructurales y con un balance muy estresado. «Su pay out (porcentaje del beneficio que será destinado al pago de dividendos) supera al 100%, según Bloomberg. Cuando una empresa tiene un pay out superior al 100%, eso quiere decir que dedica más de lo que gana a pagar sus dividendos. En estos casos, todo apunta a que deberá bajarlo, para que pueda pagarlo sólo con su caja», explica. Galán considera que ACS no puede actualmente ser tan generosa con su dividendo como anticipa la cifra del 11,48%. De hecho, la compañía acaba de anunciar hace unos días que no pagará el dividendo a cuenta que tradicionalmente abona en el mes de febrero a consecuencia de las pérdidas registradas por el ajuste de su participación en Iberdrola. Sí espera abonar el dividendo complementario del mes de julio. 

Santander: El banco sí que gusta a algunos expertos, por su política de dividendos y, en general, por su gestión. Respecto al dividendo, su presidente, Emilio Botín, afirmó en la pasada Junta General que la solidez de los resultados del grupo permitirá que la retribución total se mantenga en 0,60 euros por acción por tercer año consecutivo. Javier Galán se lo cree, por lo que sí que mantiene a este valor en su cartera de compañías con rentabilidad por dividendo sostenible. A Jesús de Blas, sin embargo, no le gusta el hecho de que Santander dé el dividendo mediante el sistema de «script dividend» (que contempla una parte del pago mediante acciones) porque, en su opinión, al emitir nuevas acciones, eso diluye el valor de las antiguas.

publicidad
publicidad