Vocento 15 años 22 de Noviembre, 21:24 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Ideas de inversión

Tres sencillos trucos para posicionarse y hacer 'trading' con divisas

José Jiménez

La exitosa 'trader' Raghee Horner explica en el libro 'Trading en el Forex' tres sencillos trucos para tener en cuenta antes de tomar un posición en el Forex. Estas son la claves.

El mercado de divisas es el preferido por muchos operadores para dar rienda suelta a sus habilidades inversoras. Es el más líquido del mundo y está abierto las 24 horas al día, además de no presentar ningún 'gap' o hueco entre los precios del lunes por la mañana y los del viernes por la tarde. Cada día se intercambian entre 1,5 y 2 billones de dólares, lo que de hecho convierte al también conocido como Forex en el mayor mercado del mundo.

Precisamente por su tamaño, este mercado es muy difícil de manipular. Las divisas por definición están protegidas contra los escándalos contables o empresariales. Además, suele reaccionar muy favorablemente a cada noticia o acontecimiento económico o geopolítico. Siempre está abierto para descontar cualquier evento. Empieza la carrera en Sydney y sigue por Hong Kong, Tokio, Singapur, Frankfurt, Londres y Nueva York. Así, las noticias tienen tiempo para digerirse e interpretarse en cada una de estas plazas. De ahí que la manipulación sea tan difícil.

A pesar de que la operativa no es sencilla, siempre es posible contar con algunas técnicas sencillas que mejoran el resultado. Es lo que hace la experta operadora Raghee Horner, considerada una figura en el mundo el Forex y que acaba de publicar un libro "Trading en el Forex" (Valor Editions), donde resume su experiencia de éxitos durante más de quince años. Y cómo no, expone alguno de los trucos que aprendió de sus propios errores o de los operadores más veteranos. Estos son sus tres consejos para posicionarse en el mercado.

1.- Fijar bien el nivel de entrada

Comenta Horner que en sus primeros pasos trató de recabar información sobre los sistemas a corto plazo concebidos para entrar en las tendencias fuertes. Es decir, el 'trader' sólo entraría en las tendencias bien establecidas. La sorpresa fue que esta técnica no funcionaba en absoluto. Como nadie puede pasarse las 24 horas del día vigilando las pantallas para decidir cuándo abrir una posición, la experta sugiere que le mejor es calcular una media.

En efecto. Si por ejemplo deja pasar una operación de compra (larga), "haga la media de los cuatro mínimos más recientes y utilice ese nivel como su nuevo precio de entrada". Por el contrario, si deja pasar una señal de venta, "haga la media de los cuatro últimos máximos" y ese será su nivel de salida. Esta técnica no siempre le permitirá entrar en el mercado, pero sí le dará una segunda oportunidad.

2.- No colocar órdenes en números redondos

Los bancos, a menudo, "limpian" el mercado. O dicho de otra forma. Usted es el objetivo de un juego en el que los bancos van en su contra. De hecho, los bancos pueden ver cómo se amontonan las órdenes en algunos niveles de precio. Y aquí entra en juego la psicología, porque los bancos saben que los operadores individuales suelen colocar sus órdenes en cifras redondas. Por ejemplo, 1,2200 o 0,7100. Y por tanto, saben dónde está la masa y cómo y cuándo limpiarla. Por esta razón, Horner sugiere colocar las órdenes en niveles poco convencionales. "Debemos posicionarnos antes o después de la masa pero no con ella", explica. De hecho, si coloca sus órdenes en cifra psicológicas o números redondos, se estará "poniendo a tiro".

3.- Órdenes condicionadas

En cuanto entre en posición, abra inmediatamente dos órdenes muy específicas. En primer lugar, un 'stop' de protección y la otra una orden de valor limitado para su objetivo de beneficio. Pero ha de hacerse con órdenes condicionadas de tipo UAA; es decir, que una anula la otra. Así, se colocan dos órdenes, y en cuanto se realice una, la otra queda sin efecto. Por ejemplo, si se alcanza su 'stop' de protección, la orden de objetivo de beneficio se anulará automáticamente. Lo que no es recomendable en ningún caso es usar 'stops' mentales.

publicidad
publicidad
publicidad