09 de Diciembre, 10:19 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

especialmente compran deuda de bancos

Los amos de los bonos hacen su agosto mientras el rescate acecha a España

J.Jiménez

PIMCO y BlackRock, las dos gestoras de bonos más importantes del mundo, se cargan de deuda corporativa de España e Italia tras el anuncio de Draghi. Hay margen para la especulación mientras los mercados acosan a España.

A río revuelto, ganancia de pescadores. La sabiduría popular española es tan universal que la entienden al dedillo los amos de la renta fija mundial, PIMCO y BlackRock. De hecho, los anuncios hechos públicos en septiembre por el presidente el BCE, Mario Draghi, en el sentido de que el organismo estaba listo para intervenir, han espoleado las inversiones de estos dos gigantes en bonos de los países europeos con más problemas. Hay negocio para la especulación.

Según los datos recopilados por Bloomberg, durante la tres últimas semanas uno de los fondos cotizados de PIMCO (el Total Return ETF) con casi 3.000 millones de dólares bajo gestión, ha incrementado en ocho puntos porcentuales sus tenencias de bonos corporativos en emisores como de Italia o España; es el caso de los bancos Intesa San Paolo o Santander. Para no ser menos, BlackRock también ha hecho lo propio con bonos del banco cántabro y la firma Alliance & Leicester ha tomado más posiciones en deuda de BBVA.

Solo como ejemplo, el fondo de PIMCO ha triplicado hasta el 28 de septiembre sus tenencias de bonos del Santander, que ahora suponen algo más del 1% de toda su cartera. El cerebro de esta gestora es el especulador Bill Gross, famoso entre otras cosas por los 1.700 millones de dólares que amasó en 2008 tomando posiciones en bonos de las hipotecarias estadounidense Freddie Mac y Fannie Mae, golpeadas posteriormente por la crisis de las hipotecas basura.

Los datos de Bloomberg también muestran que BlackRock, la otra gran gestora, se ha cargado de bonos de Santander en septiembre para su fondo Total Return, aunque también ha 'picoteado' con la deuda de Lloyds y HSBC. En Alliance & Leicester han preferido apostar por los bonos de BBVA y lo han completado con incursiones en el papel de BNP Paribas.

En todos los casos, no se trata de nada personal. Solo negocio. Desde que Draghi anunciara a principios de septiembre que pondrá toda la carne en el asador para apoyar la deuda española en caso de solicitar asistencia, la deuda de los bancos italianos y españoles ha experimentado un rally alcista del 2,7% y el 3,9% respectivamente. El razonamiento es tan simple y devastador que casi da miedo. Si el va a haber demanda segura del BCE para la deuda de España o Italia, llegado el caso, ¿Por qué no para sus compañías? ¿Qué puede salir mal?

"Hay muchos bancos europeos que tienen sólidos balances, siempre y cuando asumamos que no habrá una ruptura de la zona euro", explica Ashish Sash, gestor de la firma Alliance & Bernstein en Nueva York. El mismo financiero sostiene que el propio Draghi "ha hecho un buen trabajo" al ahuyentar la aversión al riesgo. Por si fuera poco, los resultados de Oliver Wyman en su auditoría a la banca española han salido algo mejores de lo previsto. Otra razón más para intentar hacer negocio con la deuda corporativa de la banca española.

Los gestores de estos gigantes no pasan por alto que el banquero italiano formado en las filas de Goldman Sachs ha mostrado una mayor voluntad que su antecesor, Jean Claude Trichet, a la hora de manejar el balance del BCE. De hecho, saben que se ha expandido en 745.000 millones de euros desde que el italiano está a los mandos. Y la lectura subliminal de estos movimientos de capital sugiere que las preocupaciones sobre una eventual ruptura del euro son algo más lejanas con Draghi pilotando los designios del emisor europeo. "Muchos se preguntaron entonces ¿Dónde puedo conseguir buenos ingresos y ganancias de capital?" asegura a Bloomberg otro gestor estadounidense.

Quizás no sea casualidad que mientras las vacas sagradas del periodismo anglosajón, lideradas por 'The New York Times', se dedican a lanzar cuchillos voladores sobre la apurada situación de España (en el diario de la Gran Manzana dicen que los recortes traerán más miseria), las gestoras-mastodonte con poder para dar la vuelta al mercado como un calcetín se estén empleando en hacer su agosto.

publicidad
publicidad