Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

fuerte volatilidad

El Ibex llega a perder los 6.000 puntos tras el mal dato de paro en EE.UU.

José Jiménez

Jornada de locos en la bolsa de Madrid, con constantes bandazos y cambios de rumbo. Se acaba de conocer que Estados Unidos creó en mayo un total de 69.000 empleos, una cifra muy inferior a los 150.000 empleos que esperaba el mercado. La reacción ha sido automática y el Ibex ha caído con fuerza hasta dejarse un 1%, cuando antes subía ligeramente. Es un dato muy inquietante, la peor lectura desde hace un año. 

Tras esta noticia, los 6.000 puntos del Ibex están en peligro, sobre todo después de la apertura claramente bajista de Wall Street.

Antes, el último estirón alcista se produjo tras conocerse que Alemania apoya la propuesta de la Comisión Europea de conceder un año más a España para ajustar su objetivo de déficit. 

En concreto, el Gobierno alemán ha asegurado este viernes que ha brindado su apoyo a la propuesta de la Comisión Europea de ampliar el plazo para que España recorte su déficit presupuestario en reconocimiento a los esfuerzos y el compromiso claro del Ejecutivo español de alcanzar el objetivo del 3% de déficit en 2013. "España presentó un programa de estabilidad en el que ha dejado clara su intención de alcanzar el umbral del 3% en 2013", apuntó el portavoz del ministro de Finanzas, Johannes Blankenheim, al ser cuestionado sobre la propuesta de Bruselas. Además, se ha sabido que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha telefoneado expresamente esta mañana a Angela Merkel. 

Según explica José Luís Cárpatos en Serenity Markets, "muchos empiezan a ver que está apretando las tuercas tanto que es posible que Alemania adquiera una postura más flexible y esto podría ayudar a los mercados". Así las cosas, el Ibex ha pasado de perder el 0,3% a moverse con ganancias del 0,7%. Y la prima de riesgo, que ha batido registros imposibles en los 546 puntos básicos, se ha relajado hasta los 540 puntos. 

En Europa no hay tanta suerte y los operadores siguen esperando con bastante expectación los datos de empleo en Estados Unidos, que al postre decidirán la jornada. Así, el Cac francés de deja un 1,5%, mientras que el Euro Stoxx 50 pierde el 1,5% y el Dax alemán resta un 2,5%. 

Dentro del Ibex, los que dan la cara son los grandes valores. Así, BBVA se dispara un 2,5%, mientras que Telefónica y Santander suben alrededor del 1,5%. También brillan Sacyr y Caixabank, junto a Grifols, Indra o BME, entre otros. 

Una sesión de montaña rusa: Así fue la mañana

Antes de que todo esto pasara, la mañana ha sido de locos. En cuestión de minutos, poco después de las diez, las bolsas han bajado con fuerza, tras llevarse un buen susto con el PMI de manufacturas de Reino Unido. La cuestión es que se desplomado hasta muy por debajo de la línea de contracción, y ha dado una gran sorpresa negativa. Para Cárpatos, el dato "deja claro que el caos de la zona euro alcanza a todo el mundo, incluso a los que siguen dando a la impresora, y gozando del apoyo de las agencias de rating". 

Por otro lado, la prima de riesgo española ha saltado hasta los 546 puntos básicos, nuevo récord de la zona euroAntes, la bolsa española comenzó la sesión con avances moderadas algo inferiores al 1%, lo que dejaba al Ibex sobre los 6.100 puntos. No ha habido muchos agobios para el selectivo en el arranque en una sesión de primer día de mes que normalmente suele ser alcista, aunque luego se ha desatado la vorágine de volatilidad.

Hay muchos frentes abiertos, demasiados, como para que los mercados encuentren una jornada de paz. Y hoy no va a ser distinto. Primero hay que mirar en casa porque España sigue en el ojo del huracán. Lo último es el frente abierto en Estados Unidos, donde el 'Wall Street Journal' ha publicado que la visita de la vicepresidenta del Gobierno Sáenz de Santamaríatenía como objetivo negociar un rescate, extremo que ya ha sido desmentido.

Además, el gobernador del BCE, Mario Draghi, ha dejado claro que no tiene mucha sintonía con el ministro Guindos, por lo que no se pueden esperar gestos de buena voluntad. Si hubo ayer buenas palabras de Merkel, partidaria de apoyar a la aliada España. El respaldo alemán es fundamental para gestionar con éxito esta crisis. 

El gobierno no quiere dejarse ningún cabo suelto y ha acelerado las dos auditorias independientes. Hace falta saber cuanto antes el dinero que se necesita. Comentan los analistas de Link Securities que ahora mismo la mayor parte del sector es solvente. Pero el problema puede llegar si no se hacen las cosas correctamente, coordinando las decisiones con las autoridades europeas.

No obstante, el principal catalizador de la jornada son los datos del PMI chino, que han salido francamente malos. El más fiable -el que de manera privada hace HSBC- muestra 48 puntos, es decir, contracción. El oficial -manipulado por el gobierno- ha caído hasta 50,4 puntos, es decir, a un paso de la contracción, que es cuando este índice baja del nivel de 50. Así las cosas, los inversores esperan que el Gobierno chino tome medidas para impulsar la recuperación económica.

Y no ha que olvidar, como apunta Cárpatos en su video crónica de apertura del mercado, que los inversores seguirán muy pendientes de los sondeos en Grecia. A este respecto, dos encuestas que han salido hoy dan ventaja a Nueva Democracia -el partido pro ajustes- y otra a la izquierda radical de SYRIZA. Parece que los inversores se lo han tomado con mucha calma.

La principal referencia hoy, la que de verdad terminará por dictar sentencia, serán los datos de creación de empleo en Estados Unidos. El consenso de analistas espera una creación de 150.000 puestos de trabajo; pero cuidado porque el informe ADP, que suele ser el adelanto oficioso de este dato, ya salió bastante flojo.

publicidad
publicidad
publicidad