Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Informe Ahorro Financiero

Así invierten los alemanes

Los rasgos sociológicos de los ciudadanos de este país, analíticos y previsores, se confirman al estudiar la composición de sus carteras de inversión

Un sociólogo definiría a los alemanes como un pueblo frío, analítico, serio, calculador, previsor... Unos rasgos que tienen una clara réplica en la composición de sus carteras de inversión, con un gran peso de depósitos bancarios y de productos de previsión social.

Es la economía más rica de Europa, con un PIB de 2,6 billones de euros, y una clara referencia en los mercados financieros a este lado del Atlántico. Lo que hace su Banco Central y las directrices que marca su canciller Angela Merkel marcan tendencia en el Viejo Continente. En el ámbito particular, sin embargo, el perfil de los hogares alemanes dista bastante de la figura ideal de inversor que apuesta primordialmente por los activos de riesgo. Como les ocurre a los españoles, el pequeño inversor alemán, haciendo gala de los paradigmas sociológicos, es básicamente conservador y previsor.

Según el último informe de Inverco sobre Ahorro financiero de las familias europeas, los pequeños inversores alemanes responden a un perfil financiero de riesgo bajo. No en vano, un 40,9 por ciento de sus ahorros está invertido en depósitos y un 35,7 por ciento en fondos de pensiones y seguros. En el primer apartado (el de las imposiciones a plazo fijo), los españoles tienen todavía una mayor inclinación (según datos de Inverco, un 46 por ciento del ahorro financiero de las familias españolas está en depósitos).

Sin embargo, los alemanes ganan por goleada a la hora de planificar de forma privada su jubilación. Mientras en España apenas se destina un 14 por ciento del ahorro financiero a la inversión en planes de pensiones y depósitos, en Alemania, la cifra se duplica con creces.

En inversión colectiva y renta fija, las preferencias de alemanes y españoles están bastante alineadas. Los primeros destinan un 13,1 por ciento de su ahorro financiero a la bolsa y a los fondos de inversión. En España, el porcentaje es levemente inferior (del 11,8 por ciento).

Inversión inmobiliaria

En el capítulo que hay una clara brecha entre inversores particulares españoles y alemanes es en el campo inmobiliario. Mientras en España, las familias siguen destinando casi el 80 por ciento de su ahorro a la inversión inmobiliaria (lo que compone el ahorro no financiero), en Alemania el porcentaje se reduce al 40 por ciento. En este país, existe una cultura mucho más arraigada del alquiler. En concreto, Alemania, Suiza y Francia son los tres países con menores porcentajes de población con vivienda en propiedad, en parte porque son los que tienen mayores tasas de ahorro bruto familiar, según afirman desde Inverco (Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Planes de Pensiones). De media, el 70,7 por ciento de las familias europeas posee su vivienda en propiedad. 

Los más y los menos agresivos de Europa

Los inversores particulares más agresivos de Europa son los belgas y los suecos. Según datos de Inverco, las familias suecas destinan un 29,9 por ciento de su ahorro financiero a la inversión en bolsa y fondos de inversión, el porcentaje más alto del Viejo Continente. En Bélgica, la cifra se eleva al 29,8 por ciento.

Los más conservadores, sin embargo, son los inversores finlandeses que destinan un 55,8 por ciento de su ahorro financiero a depósitos bancarios (les siguen a poca distancia los españoles).

publicidad
publicidad
publicidad