25 de Enero, 19:32 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

CEDE UN 0,30% Y CIERRA EN LOS 9.243 PUNTOS

El Ibex-35 gira al rojo en el último tramo y frustra la reconquista de los 9.300

Las Bolsas europeas entraron en pérdidas en cuanto fueron conscientes de la debilidad de Wall Street

El Ibex-35 estuvo todo el día en positivo e incluso sobre los 9.300 puntos durante gran parte de la jornada. Pero a partir de las tres y media de la tarde, coincidiendo con la apertura de la Bolsa de Nueva York, giró al rojo. Al cierre, el índice daba un último cambio en los 9.243 puntos, lo que supone un recorte del 0,30%. 

En el indicador doméstico, únicamente seis valores cerraron en positivo. Meliá fue el más rentable, con una subida del 1,47%. A continuación se colocó ArcelorMittal, que se anotó un 1,43%. Enagás, por su parte, avanzó un 0,76%. Acerinox, Bankinter y Ence completaron la lista de compañías con ganancias. 

Además de éstos, sólo otros dos valores se salvaron de los recortes, al cerrar en tablas: Inditex y Viscofán.

En rojo, Grifols e Indra fueron los peores, con pérdidas de un 1,50% cada uno. Mediaset se colocó después, con un recorte del 1,40%. Merlin Properties se situó a continuación, con una bajada del 1%. 

Entre los grandes valores, Telefónica fue el más bajista, con un descenso del 0,85%. Santander, por su parte, recortó un 0,44%. 

Fuera del Ibex-35, destacó Coemac, con una subida de más de un 20%. En rojo, el peor fue Deoleo, que bajó un 7,32%. 

En Europa se salvan el Cac 40 y el PSI-20

El selectivo español no fue una excepción. El grueso de los indicadores del Viejo Continente también cerraron con pérdidas. Las más abultadas fueron las del Ftse 100 británico (-0,70%), como consecuencia de la nueva sesión de apreciación de la libra esterlina. El Dax alemán, mientras, se dejó un 0,65%. El Ftse Mib de Milán, por su parte, retrocedió un 0,28%.

Lograron esquivar las pérdidas el Cac 40 francés (0,03%), en una jornada de huelga en el país, y el PSI-20 de Lisboa (0,09%). 

Y es que Wall Street, tras unos primeros cambios en positivo, al cierre de las plazas del Viejo Continente, también se movía en negativo. Al término de la sesión europea, el Dow Jones se dejaba un 0,16%, mientras que el S&P 500 y el Nasdaq bajaban alrededor de un 0,10%. 

Pese a la debilidad de los mercados de renta variable, no parece haberse rebajado el optimismo respecto a la posibilidad de que China y Estados Unidos puedan alcanzar un acuerdo que aborte la nueva subida de aranceles que se espera para el 15 de diciembre o que EE.UU. no incremente las tarifas ese día y ello facilite el arreglo comercial entre las dos superpotencias. Los negociadores chinos siguen en cercano contacto con los estadounidenses, según el portavoz del ministro chino de Comercio, Gao Feng. Estas declaraciones se suman a las del presidente Donald Trump, que afirmó ayer que las conversaciones con China están yendo muy bien. Pero quizás la comunidad inversora desea tener más certezas ahora que la fecha clave más cercana se aproxima peligrosamente. 

Deuda, divisas y materias primas

Y, de hecho, pese a las caídas bursátiles, los intereses de los bonos continuaron subiendo: el rendimiento de los títulos americanos a diez años avanzó desde el 1,78% hasta el 1,80%; mientras que el interés de los títulos alemanes pasó del -0,32% al -0,30%; y el de sus comparables españoles se incrementó desde el 0,43% hasta el 0,48%.

Ello en una sesión de datos económicos americanos mixtos: por un lado, el paro semanal fue mejor de lo esperado, dado que aumentó en 203.000 personas, su nivel más bajo en siete meses, frente a las 215.000 que esperaba el mercado. Mientras, los pedidos de fábrica subieron un 0,3%, según lo previsto. Pero las órdenes de bienes duraderos crecieron un 0,5%, por debajo del 0,6% estimado por los analistas. 

En el mercado de divisas, el euro ganó posiciones frente al billete verde. La moneda comunitaria, al cierre de la sesión, se apreciaba un 0,23% frente al billete verde, para recuperar la cota de 1,11 unidades, algo que no sucedía desde principios del mes de noviembre. 

En el mercado de materias primas, subidas: el barril de Brent, de referencia en Europa, se anotaba un 0,75%, hasta los 63,47 dólares; el de West Texas, de referencia en Estados Unidos, avanzaba un 0,36%, hasta los 58,64 dólares. En ambos casos, pese a los ascensos que se conservaban, se habían adelgazado las ganancias. Ello, después de que trascendiera que los países de la OPEP decidieron formalizar un recorte de la producción adicional al vigente, pero que ya se venía aplicando, en la reunión que mantienen estos días en Viena. Este ajuste implica, en la práctica, que a principios del año que viene el mercado de crudo volverá a una situación de sobreoferta. 

publicidad
publicidad