09 de Diciembre, 10:09 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

CEDE UN 0,22%, HASTA LOS 9.135,7 PUNTOS

La extensión de la guerra comercial propina otro castigo al Ibex-35

Donald Trump afirmó que le gusta la idea de retrasar hasta después de las elecciones presidenciales de noviembre de 2020 la firma del acuerdo comercial con China. Ello llevó a las Bolsas a caer y a los refugios a subir.

Tras los descensos del 2% del lunes a cuenta de la extensión de la guerra comercial (Donald Trump anunció nuevos aranceles al acero argentino y brasileño, y amenazó con aplicarlos contra bienes franceses, como respuesta a la tasa Google decidida por el Gobierno galo hace unos días), así como de los decepcionantes datos macroeconómicos publicados en Estados Unidos, en la jornada de hoy los índices intentaron el rebote. Aunque de manera infructuosa en la mayoría de los casos, porque los números rojos tiñeron a casi todos los indicadores.

El Ibex-35 arrancaba la sesión en verde, tratando de recuperar los 9.200 puntos. Tuvo alguna caída en terreno negativo a media mañana. Pero fue a partir de las dos de la tarde cuando pareció inclinarse definitivamente por los números rojos. Al cierre, el índice cedía un 0,22%, para dar un último cambio en los 9.135,7 puntos. 

El Ftse 100 británico fue el peor indicador de Europa, con una caída del 1,75%. Le siguieron el Cac 40 francés y el PSI-20 de Lisboa, que bajaron alrededor de un punto porcentual. 

Se salvaron de los recortes únicamente el Ftse Mib de Milán, que se anotó un 0,03%, y el Dax alemán, que ganó un 0,19%. 

Wall Street y la guerra comercial

Afectaron a Europa las fuertes caídas con que arrancó la sesión Wall Street. Al cierre de la sesión europea, el Dow Jones perdía un 1,44%, mientras que el S&P 500 y el Nasdaq se dejaban alrededor de un 1,15%. Ello, porque mientras el conflicto arancelario se extiende a otras geografías, el que enfrenta a China y a Estados Unidos no parece tener pronta solución: Washington mantiene sus planes de subir los aranceles al gigante asiático el próximo 15 de diciembre y Donald Trump afirmó que podría esperar otro año, hasta después de las elecciones presidenciales del próximo año, antes de alcanzar un acuerdo con el Gobierno de Pekín. "Me gusta la idea de esperar hasta después de las elecciones para el acuerdo con China", afirmó Donald Trump. Con ello, lógicamente, los inversores pensaron que se reduce la probabilidad de que haya un acuerdo entre las dos superpotencias en las próximas semanas. 

David Lafferty, de Natixis Investment Managers, explica: "¿Realmente habla en serio Donald Trump cuando dice que no tiene problemas en esperar hasta su reelección para negociar un aucerdo comercial? La verdad es que no sabemos la respuesta, no podemos saber si realmente está hablando en serio o no. Vamos a tener que esperar unos días. Creeremos que habla en serio si el día 15 de diciembre se imponen a China las tarifas anunciadas. Pero si entre ahora y el día 15 hay alguna clase de retraso, entonces de lo que habrán tratado estas últimas declaraciones de Trump es de tácticas negociadoras y de cierto postureo. En estos momentos suena más a esto último, a postureo, porque ahora el presidente Trump está pensando más en su reelección que en cualquier otra cosa".  

El último país que Trump ponía en el punto de mira era Alemania: el presidente de Estados Unidos afirmaba que el país europeo debería incrementar su aportación a la OTAN porque, de no hacerlo, se arriesga a sufrir una acción comercial. 

Los inversores se vuelcan con los refugios

Con todo ello, el dinero miedoso fluyó a los refugios. Los inversores temen que el conflicto comercial creciente puede seguir afectando a una economía débil y a los resultados de empresariales.

Así, en primer lugar, los inversores se refugiaron en la deuda: la rentabilidad del bono americano a diez años cayó con fuerza desde el 1,81% hasta el 1,70%; la de su comparable alemán, desde el -0,28% hasta el -0,35%; y la del título español, desde el 0,48% hasta el 0,41%. 

En el mercado de divisas, se apreciaron las tradicionalmente consideradas como refugios: así, el franco suizo ganó un 0,45% contra el euro y el yen japonés, alrededor de un 0,35%. 

Mientras tanto, el tipo de cambio entre el euro y el dólar se mantenía estable en el entorno de 1,108 unidades. 

En el mercado de materias primas, el oro avanzaba un 1,11%, hasta los 1.478 dólares la onza. El crudo, en cambio, sufría su quinta sesión consecutiva de pérdidas: al cierre, el barril de Brent se dejaba un 0,15%, hasta los 60,85 dólares; y el de West Texas, de referencia en Estados Unidos, bajaba un 0,05%, hasta los 55,95 dólares.

ArcelorMittal, el que más sufre; Ence respira

De vuelta en el Ibex-35, ArcelorMittal, con su caída del 3,24%, fue el valor más vulnerable al recrudecimiento de la guerra comercial. A continuación se colocó ACS, que perdió un 3,09%. Mediaset y Mapfre bajaron más de dos puntos porcentuales. Y casi ese 2% perdió Acciona. Bankia, Indra y Telefónica bajaron más de un punto porcentual. Después se situaron Santander (-0,88%) y BBVA (-0,78%). Repsol, por su parte, se dejó un 0,35%.

En verde, Ence fue el más rentable, con su subida del 1,76%. A continuación se colocaron Cellnex (1,18%) y MásMóvil (1,07%). Entre los grandes, despuntó Inditex, que se anotó un 0,83%. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Oryzon fue el más rentable, con una subida del 4,12%. En rojo, Deoleo y Atresmedia fueron los peores, con caídas de más de un 6%. 

publicidad
publicidad