15 de Octubre, 03:38 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

CIERRA EN LOS 9.192,5 PUNTOS

El Ibex-35 baja un 0,38% y se despide de los 9.200 puntos

La semana arranca en negativo en las Bolsas europeas y sin mucha convicción en Estados Unidos, después de los regulares datos macroeconómicos que se publicaban a uno y a otro lado del Atlántico.

El Ibex-35 arrancaba la sesión en positivo atacando el nivel de los 9.280 puntos, pero a las diez de la mañana entraba en rojo y así terminó, con pérdidas. Al cierre de la sesión cedía un 0,38%, para colocarse en los 9.192,5 puntos. No fue capaz de salvar los 9.200 puntos.  

En el selectivo español, brilló MásMóvil, que fue el valor más rentable del día con una subida del 3,22%, en su primera sesión como componente del indicador a cambio de Técnicas Reunidas. Este último, en su primer día en el Mercado Continuo, retrocedió un 2,90%.

De vuelta en el Ibex-35, tras MásMóvil se colocaron Siemens Gamesa, Aena y Ferrovial, los tres con ganancias de más de un 1%. En su conjunto, apenas trece valores de los 35 del selectivo terminaron en verde. Y, entre ellos, sólo uno de los grandes: Inditex, que se anotó un escueto 0,08%. 

En rojo, Ence fue el peor, con un recorte del 3,13%. Después se situó IAG, que perdió un 2,13%. Entre los peores, Amadeus y Bankia, que se dejaron alrededor de un 1,75%, mientras que ArcelorMittal retrocedió un 1,68%, y Enagás y Red Eléctrica bajaron alrededor de un 1,5%. 

En todos los índices europeos dominaron los números rojos. El peor de todos fue el PSI-20 de Lisboa, que retrocedió un 0,81%. El Dax alemán, por su parte, retrocedió un 0,53%. El Cac 40, mientras, bajó un 0,12%. Se salvó, únicamente, el Ftse 100 británico, que se anotó un 0,12%. 

El sentimiento en el Viejo Continente quizás estaba contaminado por la tercera revisión a la baja de los beneficios que hacía Daimler en lo que llevamos de año. Además, en Alemania se publicaba un mal Ifo, que mide la confianza empresarial en el país: aunque la evaluación de la situación actual se colocaba por encima de lo esperado, al subir de los 100,6 puntos hasta los 100,8, frente a los 100,3 esperados, en lo que al capítulo de expectativas se refiere, caía desde los 95,3 hasta los 94,2 puntos, cuando se había previsto que se situara en los 94,6 puntos. 

Poca convicción en Wall Street; el dinero se va a los refugios

En Wall Street, indecisión: al cierre de la sesión europea, el Dow Jones avanzaba alrededor de un 0,20%, pero el S&P 500 y el Nasdaq se encontraban prácticamente planos. 

Tampoco había buenas noticias económicas en Estados Unidos: el índice de actividad manufacturera de la Fed de Dallas cayó desde los -5,3 puntos hasta los -12,1 puntos, cuando se esperaba que se situara en los -2 puntos. Y también en negativo se revelaba el índice de actividad de la Fed de Chicago. De acuerdo con la interpretación que el mercado hace de estos datos, la guerra comercial entre Estados Unidos y China está pesando sobre la expansión económica americana. Ahora los mercados están a la expectativa de las conclusiones del próximo G-20, que se celebra a finales de esta semana, y en el marco del que Donald Trump y Xi Jinping mantendrán conversaciones sobre la cuestión tarifaria. 

Si los inversores no tomaban riesgo en Bolsa, lo que sí hacían era comprar bonos de nuevo. Con ello, el interés del título estadounidense a diez años pasaba del 2,05% hasta el 2,02%. El rendimiento de su comparable alemán pasaba del -0,33% hasta el -0,31%. A la baja también la rentabilidad del bono español, que cayó del 0,42% hasta el 0,40%.

Además, los inversores seguían comprando oro: el precio de la onza subía por quinta sesión consecutiva, para rebasar la cota de los 1.400 dólares por primera vez desde el año 2013. Los analistas comentan que el precio de la onza, por razones técnicas, podría seguir subiendo: los inversores minoristas aún no han subido a esta ola alcista y los 1.400 dólares marcan un nivel psicológico a partir del que empezar a comprar. 

En cambio, el petróleo se movía a la baja: el barril de Brent, de referencia en Europa, cedía un 1,20%, hasta los 64,43 dólares. El barril de West Texas se dejaba cerca de un 0,6%, hasta los 57,10 dólares. Hoy se ha conocido que Irán está incrementando su capacidad de refino un 40% para usar el petróleo que no puede vender. Y en lo que al conflicto con Estados Unidos que ahora teme la geopolítica y los mercados, el presidente Donald Trump ha amenazado a Irán con nuevas sanciones, aunque no queda mucho ya con lo que castigar a la República Islámica: la mayor parte de su economía, más de un 80%, ya sufre sanciones americanas por las que se encuentra en una recesión. 

En el mercado de divisas, el euro ganaba posiciones frente al billete verde. La moneda comunitaria avanzaba un 0,26%, hasta rozar la cota de 1,14, nivel que no toca desde el mes de marzo.

publicidad
publicidad